Franz Ferdinand no puede escapar del ritmo

Franz Ferdinand no puede escapar del ritmo

En su último álbum, la banda escocesa suena más electrónico, sin abandonar el post-punk. Entrevista.

Franz Ferdinand

Formada en Glasgow, Escocia, en 2001, Franz Ferdinand cobró renombre con el sencillo ‘Take Me Out’ (2004), incluido en su primer álbum, que logró vender cinco millones de copias.

Foto:

Cortesía Sony Music

14 de abril 2018 , 10:50 p.m.

¿Qué hace reconocible a una banda, a través de sus cambios y evoluciones? ¿Son las sensaciones que evocan? ¿Las temáticas de las que escriben? ¿Los sonidos a los que llegan? Para Bob Hardy, bajista de Franz Ferdinand, son dos elementos los que distinguen una canción de la banda de rock escocesa.

“La voz de Alex y el ritmo que tenemos: la forma en que el bajo y la batería suenan y cobran forma, por ejemplo. Y creo que no podemos escapar a eso, incluso si intentáramos esconderlo”, explica.

Así, a pesar de los cambios que sufrió la agrupación recientemente (Nick McCarthy, guitarrista y fundador de la agrupación, dejó Franz Ferdinand por motivos familiares), sus elementos fundacionales se mantuvieron constantes para presentar 'Always Ascending', el pasado 9 de febrero, su quinto álbum de estudio.

“Cuando empezamos a componer el álbum, discutimos sobre las cosas de las que queríamos cantar. Queríamos que hubiera emoción humana y se sintiera vivo. Por eso empujamos los límites de cómo podíamos sonar. Las letras son futuristas e innovadoras, pero el sonido es lo más humano y natural posible”, cuenta Hardy del proceso del álbum.

Las letras son futuristas e innovadoras, pero el sonido es lo más humano y natural posible.

Ese proceso comenzó hace dos años. “Empezamos a escribir a principios del 2016. Nos fuimos para nuestro estudio en el campo de Escocia. Fue un proceso intenso y fuerte, discutiendo cómo queríamos que fuera nuestra música, qué queríamos lograr con el álbum. Propusimos muchas ideas y también rechazamos muchas. Después estuvimos practicando y mejorando”, revela el bajista de la banda.

“Luego grabamos en Londres en marzo del 2017, nos encerramos tres semanas a grabar. Escribimos bastante, lo preparamos mucho y lo grabamos rápido. Hubo mucha energía en todo el proceso, que fue de gran octanaje”, añade.

“Me gusta trabajar así, intensamente. Está bien demorarnos haciendo cambios y ajustes cuando estamos haciendo las canciones, pero cuando entramos al estudio tiene que ser rápido. Así nos sentimos más cómodos”, explica Hardy.

El bajo y la batería son las columnas del sonido de nuestras canciones.

Durante la creación del álbum, el rol de Hardy como bajista, como el ritmo que dictaba el rumbo de la banda, fue fundamental.

“Como bajista tengo una gran responsabilidad. Soy la columna vertebral del 'groove' de la banda, entonces siento que tengo que conocer cada canción al derecho y al revés, en todos sus aspectos, antes de grabar. Necesito estar en mi zona, muy concentrado, para que toda la canción salga bien. El bajo y la batería son las columnas del sonido de nuestras canciones”, argumenta.

Por otro lado, uno de los mejores recuerdos que le dejaron las sesiones en el estudio Hardy fue trabajar con el productor francés Phillipe Zdar para hacer el sencillo 'Always Ascending'.

Video oficial de Always Ascending, de Franz FerdinandVideo oficial de Always Ascending, de Franz Ferdinand
Franz Ferdinand

'Always Ascending' es su quinto álbum de estudio.

“Fue increíble. Trae una gran energía y una muy buena onda al estudio. Es muy listo e inteligente, tiene muy buen gusto y un oído increíble, y logró sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Trabajar con él ha sido de las mejores experiencias que he tenido con productores”, dice.

Pero el nuevo álbum solo empezó a gestarse tras una pausa que todos los integrantes del grupo necesitaban. Como lo cuenta Hardy, “después de grabar y hacer la gira del último disco, nos tomamos un tiempo para alejarnos de los ojos del público, y trabajar en encontrar de nuevo la esencia de la banda, y la diversión de estar en ella”.

Así, Hardy reafirmó los cimientos de su pasión por la música, por su instrumento y por la banda. “Me gusta tocar el bajo, estar en el escenario y tocar para una audiencia.

Me emociona mucho. Cuando paro de hacerlo por un tiempo lo extraño. Y el proceso de ir al estudio también es muy divertido: ensayar y componer y grabar nuevas canciones es algo que me encanta. Disfruto mucho de la música”, declara.

Finalmente, anhela volver a Latinoamérica. “Cada gira allá, tan lejos, ha sido increíble. Nunca pensamos al empezar la banda que íbamos a llegar hasta allá, y comprobamos que son de los mejores públicos del mundo. Siempre nos va muy bien allá, es muy emocionante”, sentencia Hardy.

SANTIAGO CEMBRANO
Para EL TIEMPO
En Twitter: @scembrano

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.