Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Polémica en Medellín por venta de álbum de láminas sobre Pablo Escobar

Por: |

El álbum de Pablo Escobar que se vende en Medellín

El álbum de Pablo Escobar que se vende en Medellín.

En barrios populares comercializan 'monas' del capo. En Argentina, el narco trae otra polémica.

En algunos barrios populares de Medellín, los niños tienen un nuevo juego: completar un álbum de monas sobre Pablo Escobar.

Aunque muchos de ellos ni habían nacido cuando el narcotraficante ponía bombas o asesinaba periodistas y políticos, se reúnen en torno de las tiendas de sus barrios para comprar las láminas o 'caramelos' (como se llaman en Medellín) del que consideran el personaje de moda. Está tan de moda, que uno de los hijos del capo, Sebastián Marroquín, lanzó una marca de ropa en Argentina con imágenes de su padre. (Lea acá la historia del hijo de Escobar publicada en el diario 'El Universal', de México).

En los barrios populares de Medellín, 'Pablo Escobar, el patrón del mal' es un diminuto libro de 16 páginas, comenzó a circular hace unos 20 días tras el éxito de la serie de televisión del mismo nombre, en barrios como Santo Domingo Savio, Popular 1 y 2 y algunas zonas de Aranjuez, en el nororiente de la ciudad.

Su aparición ya tiene en alerta a varios profesores, quienes aseguran que, además del álbum, los juegos más recientes de los niños tienen que ver con los personajes de la serie que está basada en hechos reales, pero tiene dosis de ficción.

El álbum mismo refleja esa línea difusa entre realidad y ficción: en su portada aparece una imagen real del capo, pero en la contraportada y el interior del libro, son de los actores de la serie de televisión. (Vea especial multimedia sobre vida de Pablo Escobar).

Se trata de una impresión sencilla, artesanal si se quiere, que se vende por 2.000 pesos y cuyos sobres de láminas coleccionables cuestan 300 pesos.

Como todo álbum tiene un plan de premios que van desde un mp3, un iPod, un balón de micro, de basquet, un dominó, hasta un parlante USB. En su interior se ve no solo la letra de la canción con la que se inicia la serie de televisión, sino también un texto con la historia de Escobar, que es un pastiche de textos tomados de Internet.

Aunque no es claro quiénes están detrás de esta publicación, aparece impreso por una empresa de Bogotá llamada Producciones CosmoVision, Publicaciones didácticas. Sin embargo, su dirección no existe.

Para Max Yuri Gil, director de la Corporación Región de Medellín, expresiones como estas son "la punta del iceberg y un síntoma que pone en evidencia que en esta sociedad lo 'traqueto' sigue teniendo un valor muy fuerte".

Gil asegura que no se trata solo de un problema para los niños de barrios populares, sino que se hace necesario un acompañamiento de los padres a todos los pequeños que ven la serie.

"En los barrios populares, el problema es que ven en Escobar a un líder que encarna lo que los jóvenes de su esquinas quisieran ser, pero no es solo allí, el tránsito entre lo admitido y lo no admitido es muy sutil y el nivel de aceptación de estos temas es una cosa que atraviesa la sociedad", dice.

Jorge Bonilla, experto en comunicación política de la Universidad Eafit, asegura que este es un tema que vale la pena analizar desde el punto de vista antropológico.

"Desde esa dimensión, la figura de Escobar entró a la categoría de mito y no se ha ido de la ciudad ni ha muerto en términos de lo que significó como un sujeto que fue en contra de las reglas establecidas del momento", explica y aclara que no se trata de hacer una apología a la violencia sino de entender esas expresiones más allá de las dimensiones morales y éticas.

"Es similar a lo que ocurre en distintos sectores del país con presencia de guerrilleros o paramilitares, donde se ven corridos prohibidos u otros gestos populares que los convierten en íconos", explicó y recordó casos como el de Carlos Castaño quien "era visto por varios sectores medios de la sociedad como un mal menor, como un héroe negativo pero necesario".

Catalina Oquendo B.
Cultura y Entretenimiento
@cataoquendo

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.