Aproveche la energía del perro en el año nuevo chino

Aproveche la energía del perro en el año nuevo chino

Es un tiempo para reinventarse, cerrar ciclos, pagar deudas y desechar lo que no nos sirve.

China

El perro de agua será el encargado de regir el nuevo año, que comienza hoy en China.

Foto:

Aly Song / Reuters

14 de febrero 2018 , 10:36 p.m.

Mientras que en Occidente tenemos los doce signos zodiacales, en China el horóscopo está conformado por doce animales, y cada uno reina durante un año.
Y, a diferencia del nuestro, el año nuevo chino está por empezar, y será el perro de tierra el animal que lo rija.

Los festejos y preparativos se iniciaron el 4 de febrero, marcando el comienzo del Festival de Primavera, que tendrá su mayor celebración punto este jueves con la llegada del nuevo año del calendario lunar chino, y se extenderán hasta el 2 de marzo.

Según el calendario Hsia, para los chinos, este año está representado por dos caracteres: tierra (yang) sentada sobre perro (tierra). Estos dos elementos representan armonía y menos conflictos.

El signo perro es pacifista, humanista, conciliador, cariñoso, fiel, incondicional, obediente, leal y muy realista. La energía del perro se caracteriza por dar la vida por aquello que se ama. Así que este año nos espera un signo mucho más amigable que el gallo –que reinó el año pasado, un signo al que le gusta mostrarse, sacar las espuelas y pelear con todos para mostrar quién manda–, pero, de igual manera, el perro ‘muerde’.

Y las posibilidades de que lo haga podrían surgir en interacción con su principal contradictor: el signo dragón (personas nacidas en los años 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012), pues al perro no le gusta ese aire de grandeza que tiene este.

Por eso se les sugiere a los dragones que este año manejen un bajo perfil, agachar la cabeza y tener mucha precaución en todo lo que hagan.

La presencia del perro, como regidor de este año, implica cambios de adentro hacia afuera, es decir, en nuestro interior, por lo que es un tiempo para reinventarse, hacer limpiezas kármicas, cerrar ciclos, terminar relaciones abusivas, pagar deudas y desechar todo aquello que no nos sirve, tanto en lo físico como en lo mental y espiritual.

La energía del perro viene a enseñarnos que no todo depende de los demás, que mirarnos y aprender de nosotros mismos es importante para avanzar e interrelacionarnos con los otros. Este año es importante tener coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace.

Son doce meses para retornar a la familia, tomar decisiones que tengan un bien común, encontrar el real sentido de la vida y lograr un balance.

Estar alerta

Este es un año para estar mucho más alertas, para desarrollar el tercer ojo, la intuición, y ser como un perro guardián: observar constantemente a nuestro alrededor para poder responder a las sorpresas inesperadas.

El trabajo en equipo será fundamental; aquel que quiera llegar solo a la cima no lo logrará; en cambio, los grupos triunfarán, incluso en causas perdidas y aquellas relacionadas con el cuidado del planeta. Este año, la Tierra reclamará el descuido y maltrato soportado en años y años de mal uso.

El año chino que comienza también será hiperrealista, ya que el perro es tierra. Así que no espere cosas sin haberlas luchado y no tenga la expectativa de que alguien vendrá para salvarlo, el cambio viene de adentro, de usted mismo. Hay que conectarse con la tierra, con su yo interior; si lo logra, pasará un año sin dificultades.
Los chinos dicen que es un año para reinventarse, autogenerar cosas, hacer lo que sabemos hacer... es realmente un intercambio energético. Al perro le gusta la gente que cumple con sus deberes, es un signo de lucha, es real.

Según el horóscopo chino, muchos elegirán apegarse a sus ideas y principios y tomarán posturas firmes y muy comprometidas. Esto podría desencadenar confrontaciones, y no solo en el plano personal, también en el político: choques internacionales en los que cada parte querrá defender su propio y único punto de vista.

Conservar la posición obstinada y conservadora contra el progreso no será bueno, pero el exceso de tierra hará que salgan muchas posiciones de este tipo.

Para quienes gustan de la astrología china, los nacidos en años conejo se consideran buenos amigos del perro, así como el tigre, el caballo y el propio perro.

Para aprovechar toda esta energía que trae el perro de agua, durante estos días del Festival de Primavera los chinos suelen repartir sobres rojos con símbolos de augurios de buena suerte, felicidad y salud, especialmente los más viejos –que son los más sabios– a los más jóvenes, para desearse fortuna, abundancia y prosperidad.

¿Por qué celebrar?

Hoy estamos muy influenciados por la cultura oriental con todo lo que esto implica: economía, política y avances tecnológicos; también, sus tradiciones y modo de vida. Por ejemplo, la acupuntura y diversas formas de terapias saludables como el taichí, el chi-kung y el feng shui ya son comunes entre nosotros.

Para los orientales somos energía, y, como tal, todos estamos conectados de alguna forma, sin importar en qué lado del planeta vivamos, porque todo está interrelacionado. Así que al celebrar el inicio del año nuevo chino, nos conectamos con esta vibración de comienzo de un nuevo ciclo.

Para los chinos representa agradecer lo bueno y positivo que traen las lluvias, los cultivos, el alimento, que al final se traduce en prosperidad y unión entre familias.

CARMEN LUCÍA MURCIA  
PARA EL TIEMPO
* Experta en ‘feng shui’ y astrología china

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.