Bienvenido el año nuevo, adiós al 2016

Bienvenido el año nuevo, adiós al 2016

Pasar de un año a otro permite poner un fin y un principio a deseos y metas. Expertas dan consejos.

fg

Para iniciar bien el 2017 y convocar las bendiciones que queremos recibir, es necesario cerrar con gratitud el año que se acaba.

Foto:

123rf

31 de diciembre 2016 , 04:33 p.m.

Calzones amarillos puestos al revés, lentejas cocinadas en la mesa, 12 uvas para 12 deseos, correr con una maleta... Muchos deben estar organizando lo que necesitan para llevar a cabo estas tradiciones a la medianoche de hoy.

Todas representan la ilusión de que el nuevo año traiga cosas buenas a nuestra vida y dejar atrás lo que no resultó tan bien en el año que termina.

Válido. Pero, más allá, el cambio de año nos permite hacer un corte en nuestras vidas, reflexionar sobre lo que hemos vivido, lo que queremos mejorar, cambiar o lograr, y nos da la oportunidad de empezar de nuevo.

(Le puede interesar : los populares agüeros de los colombianos para recibir el año)

Es un momento para hacer cortes de cuentas y volver a empezar. Pero para que resulte bien y no se quede todo en la fiesta y las buenas intenciones, hay que hacer el ejercicio a conciencia: parar un rato, hacer valoraciones, escribir y comprometerse con lo que queremos y pensamos.

Claro está que las ayudas extras sirven, y por eso invitamos a tres personas para que nos dieran algunos consejos para aprovechar toda la energía de la medianoche con su alegría y vitalidad, y también unos rituales que nos permitan concentrarnos en esos buenos deseos para hacerlos realidad. Para ellas, el año nuevo es la oportunidad de cerrar un ciclo y emprender uno nuevo.

Un día para consentirse

Las limpiezas son perfectas para hacer cierres de ciclos, como terminar un año. Lo ideal es tener la casa limpia desde antes y no hacer aseo hoy. No es saludable pasar el 31 arreglando la casa y estar cansados por la noche para recibir el nuevo año.

Si considera que el año fue bueno, barra hacia adentro de tu casa, con una escoba nueva; si no fue muy bueno, barra hacia afuera con la escoba que ha usado durante el año y luego bótela. Algunas culturas aconsejan barrer con una escoba hecha de hojas de laurel.

Hoy un día para ‘querernos’: ir a la peluquería, cortarse el pelo, arreglarse las uñas, ir a un spa, estrenar algo.
Si desea hacerse algún baño, este debe ser para atraer, por lo que se aconseja que sea con algo dulce, del cuello hacia abajo. Báñese como todos los días, y luego se aplica el baño que guste, sin enjuagarlo. Por ejemplo, disolver en agua una cucharadita de miel, pétalos de rosa y una manzana roja partida en tres pedazos. Otra alternativa es el baño de hierbabuena, canela y clavo de olor. También se puede hacer con esencia de sándalo, especial para atraer buenas relaciones de pareja, de trabajo o familiares; todo depende de la intención que se ponga.

Agradecer antes que pedir
rtyhfgh

rituales para empezar el ano

Foto:

Antes de pedir, se debe agradecer. No importa lo malas que hayan sido las experiencias vividas en el año, siempre habrá algo positivo, algo de aprendizaje en ellas. Por eso, antes de sentarse a escribir sus deseos o metas, primero agradezca por el año que termina. Mientras más agradezca, más recibirá.

Vale aclarar que hay una gran diferencia entre un deseo y una meta. El deseo suele ser algo que se queda en el aire, que no se concreta; las metas se planean. Así que hay que convertir los deseos en metas o proyectos concretos y trabajar en ellos para que se hagan realidad.

Lo que importa de un ritual es la intención y atención que le ponga mientras lo hace, por más sencillo que parezca. El resultado dependerá de usted.

La mejor manera para hacer realidad nuestros deseos es escribirlos. Uno de los rituales para hacer este día es dedicar tiempo a solas, concentrarse, pensar, meditar y escribir nuestras metas: qué queremos hacer realidad el próximo año, ya sea a nivel de salud, familia, trabajo, reconocimiento, prosperidad material, pareja, relaciones de trabajo, familia, hijos, viajes...

Para escribir su deseo, se aconseja empezar así: “YO... quiero y merezco...” (escriba lo más detalladamente posible su meta).

Los deseos se escriben con un esfero nuevo, en papeles de colores, y se guardan en sobres rojos, ya que este color es el de mayor vibración energética y está relacionado con el reconocimiento, la prosperidad y alegría.

Lo ideal es tener estos sobres con uno a las 12 de la noche. Les puede meter pepitas de mostaza, arroz o lentejas como símbolo de prosperidad

Vestirse de rojo o de dorado
rtyhfgh

rituales para empezar el ano

Foto:

A la hora de elegir sus galas para una noche tan especial, tenga en cuenta que lo ideal es tener algo dorado, como símbolo de la prosperidad; y algo de color rojo, como símbolo de alegría, amor y reconocimiento.

Los zapatos son importantes, ya que representan el camino por seguir, razón por la cual se aconseja usar unos dorados. Los señores se pueden hacer unas plantillas de papel de este color y colocarlas entre los zapatos, así entrarán al próximo año pisando oro.

No se aconseja usar color negro, a pesar de que para nosotros es símbolo de elegancia. Este no refleja los demás colores, así que no atrae, y lo que necesitamos es atraer lo que queremos. El blanco, el dorado y el rojo son colores mucho más significativos para recibir el próximo año.

El tener algo de dinero en los bolsillos o en la cartera, en sobres o billeteras rojas, es símbolo de prosperidad económica para el próximo año.

El frasco para tener abundancia

Durante el día puede ocupar su tiempo creando el frasco de la abundancia: un recipiente de vidrio lleno de granos. Se aconseja usar nueve distintos, como lentejas, arroz, semillas de mostaza, maíz, fríjol, arveja, café en pepa, entre otros. Vaya haciendo capas con cada uno y agradeciendo todo lo que ha vivido durante el año que se va. También piense en lo que quiera recibir durante el próximo año. Deje el frasco en la mesa; después lo puede guardar en la despensa de la cocina.

Antes del 31 de diciembre del nuevo año (2017), lleve los granos a un parque o jardín y devuélvaselos a la tierra. Es un frasco diferente por cada año.

Un mandala para tener un año iluminado

La creadora y directora de Mandala Taller, Patricia López Caballero, autora de los libros Un año iluminado, Tú eres un mandala de amor y Mandalas para la abundancia y la prosperidad, entre otros, nos propone este ejercicio para cerrar el año.

Todo nuevo comienzo implica un cierre, así que para iniciar bien el 2017 y convocar las bendiciones que queremos recibir, es necesario cerrar con gratitud el 2016 y enfocarnos en nuestra capacidad de iluminar el camino hacia el bienestar”, dice.

Tómese un tiempo para usted, para pensar y vivir este ritual a conciencia.

Materiales

1 velón pequeño de color violeta.
1 Hoja grande de árbol seca.
1 velón mediano blanco.
Margaritas multicolores.
Azúcar blanca.
Semillas de mostaza o arroz crudo.
Maíz amarillo.
Para cerrar el 2016
1. Centre su atención en el presente: inhale profundo, pronunciando su nombre y exhale repitiendo: “¡Estoy aquí y ahora, presente para mí!”.
2. Tome en sus manos la hoja seca (que representa el 2016), escriba sobre ella aquello que deja atrás en el año que termina, mientras repite: “Lo siento, gracias, te amo...”. No se aferre a ningún recuerdo.
3. Coloque la hoja debajo de la vela violeta, enciéndala repitiendo: “Enciendo la luz violeta, que me libera del dolor del pasado y lo transmuta en amor”.
4. Queme la hoja y deje que la vela se consuma.

Mandala para el 2017

1. Sobre un papel, trace un circulo de 40 centímetros de diámetro. Dentro de él, dibuje otros tres círculos concéntricos:

1. Dentro del círculo central, cree con el maíz un corazón, reflexionando sobre lo que es valioso para usted; abra su corazón y su mente para recibir la prosperidad de la vida.

2. Rellene los espacios libres que quedan del círculo central con el azúcar, rodeando simbólicamente su corazón con su dulzura y su amor; permanezca receptivo a las bendiciones del nuevo año y repita:
“Soy la luz, el amor y la prosperidad que desde mi corazón me guía”.

3. Coloque encima del corazón el velón blanco.

4. En el círculo del medio, trace, con las semillas de mostaza o el arroz, líneas en forma de rayos, mientras proyecta las acciones que realizará en el 2017, y repita: “Soy responsable de la creación amorosa de mi vida, permito que la luz me guíe”.

5. Cubra el círculo externo con las flores, invocando los encuentros, las sincronías, las oportunidades y las vivencias que anhela para el nuevo ciclo.

Cierre del ritual

1. Prenda la vela diciendo:
“Enciendo la luz blanca de las posibilidades infinitas, y con ella creo un año iluminado, todos los recursos están en mi. ¡Hecho está!”.
Permanezca unos minutos visualizando su nuevo año.
Cuando sienta que ha terminado, recoja con amor y gratitud y ofréndelo en un jardín.
Opcional: deje el mandala por un periodo de 12 días y encienda la vela un rato cada día, repitiendo el anterior decreto.

El frutero de la prosperidad

Claudia E. Roldán, asesora de feng shui desde hace 19 años, sabe que todo nuevo comienzo hay que celebrarlo, y para el del nuevo año recomienda este gran frutero:

Engalanar nuestro hogar para darle la bienvenida al nuevo año es algo que no debemos pasar por alto, pues con ello estamos invitando a la armonía, la abundancia, la salud, la prosperidad, la felicidad y el dinero a que lleguen y permanezcan con nosotros.

Para llamar a esas buenas energías, adornemos la mesa del comedor y la cocina con un frutero donde no falten: nueve naranjas, que representan longevidad y larga vida. Un lozano gajo de bananos amarillos, que representan abundancia y prosperidad. Ocho granadillas: este número es el símbolo del infinito, y la fruta contiene muchas semillas que simbolizan la culminación de todas las metas propuestas; si no consigue granadillas, las puede reemplazar por ciruelas, kiwis, fresas, duraznos o uchuvas. Tres piñas, en representación de las tres suertes: la suerte material, la suerte celestial y la suerte humana. Tres cabezas de ajo pintadas de dorado, para tener siempre dinero para contar. Un bonito florero con flores amarillas, para llamar la buena salud y la armonía familiar.
Las frutas se pueden consumir a partir del segundo día del nuevo año.

‘Riquezas’ en la mesa
rtyhfgh

rituales para empezar el ano

Foto:

Además de las ricas viandas que se preparen para celebrar el nuevo año y agasajar a los invitados, hay cosas claves para tener en la mesa.

* Espigas. Si conserva las de año pasado, quémelas, esto indica pasar a un nuevo momento con deseos o sueños nuevos. Ponga las espigas nuevas entre un recipiente con arroz, pensando en lo que quiere lograr o conseguir.

* Mantel. Escoja uno que sea o tenga rojo y algo de dorado para atraer la prosperidad.

* Velas. La luz es símbolo de iluminación, alegría y reconocimiento. Una roja simboliza el amor incondicional; una verde, crecimiento; una vela dorada o amarilla, prosperidad, y una blanca, la pureza. El ideal es tener tres velas en la mesa, prenderlas por lo menos una hora antes de la medianoche y una hora después.

* Dulce. Este atrae cosas positivas; pueden ser monedas de chocolate, pues estas significan prosperidad.

* Frutos secos y semillas. Todo tipo de semillas son símbolos de proyectos para el futuro. La canela y los clavos de olor simbolizan cambios positivos.

* Burbujas. Las bebidas con burbujas, desde el agua con gas hasta la champaña, son símbolo de querer una mejor comunicación.

ESTILO DE VIDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA