Ariana Grande, de ícono juvenil a símbolo de la paz

Ariana Grande, de ícono juvenil a símbolo de la paz

La cantante estadounidense se convirtió en la imagen de la resistencia contra el terrorismo. Perfil.

Trayectoria de Ariana Grande

La carrera de Ariana Grande, a pesar de su corta edad, es toda una cosecha de logros y premios.

Foto:

Dave Hogan / Reuters

11 de junio 2017 , 03:01 a.m.

El estado anímico de la superestrella del pop Ariana Grande experimentó un giro de 180 grados en los últimos días. De declararse “rota” y suspender su gira ‘Dangerous Woman’ por el atentado a la salida de su concierto en Mánchester, el 22 de mayo, pasó a encabezar un multitudinario espectáculo en esa misma ciudad inglesa, el domingo pasado, para desafiar a la barbarie del terrorismo. Ni los ataques del sábado anterior en Londres, que dejaron otros siete muertos (en Mánchester fueron 22), pudieron detenerla.

“No nos iremos, no viviremos con miedo. No permitiremos que esto nos divida. No dejaremos que el odio triunfe”, afirmó en un comunicado antes del megaconcierto del 4 de junio, en el que compartió escenario con Justin Bieber, Katy Perry y la banda Coldplay, entre muchos otros.

Ahora su nombre inunda los motores de búsqueda en internet, es ‘trending topic’ en las redes sociales y ocupa la portada de los principales medios. Pero ¿quién es Ariana Grande? La fama de esta artista, nacida el 26 de junio de 1993 en Boca Ratón, Florida, Estados Unidos, pero con una mezcla de ascendencias que incluye la italiana y la británica, viene de lejos.

Con 24 años –casi–, ya se ha labrado una carrera llena de éxitos y su trayectoria musical sigue apuntando a lo más alto. Ya se lo había dicho la mismísima Gloria Estefan cuando Grande tenía apenas 8 años: “Estás destinada a esto”. Esas fueron las palabras de la diva cubana después de escuchar por casualidad a una niña que, de viaje con sus padres en un crucero, prefirió cantar en el karaoke a jugar en el club infantil.

La historia fue revelada por la joven cantante hace unos años. En la revista para adolescentes ‘Tiger Beats’ contó que Estefan le dijo: “Cariño, quiero que sepas que tienes mucho más talento del que yo tenía a tu edad”, y admitió que su amor por la interpretación musical fue en aumento desde entonces. Esas cualidades que la estrella latina vio en ella le sirvieron a la pequeña para actuar en musicales como ‘Annie’, su primer papel; ‘El mago de Oz’ y ‘La bella y la bestia’.

El divorcio de sus padres, cuando Ariana tenía 11 años, y el hecho de padecer hipoglucemia propiciaron una etapa depresiva que, sin embargo, no empañó su despliegue artístico.

Grande formó parte de las orquestas Florida Sunshine Pops, South Florida's Philharmonic y Symphonic Orchestra; debutó en televisión cantando el himno de los Estados Unidos para el equipo de ‘hockey’ Florida Panthers y se presentó varias veces en el club de jazz Birdland, de Nueva York.

A los 12 años ya se planteaba iniciar una carrera musical, pese a estar concentrada en las tablas. Y a los 14, según contó la revista ‘Billboard’, viajó a Los Ángeles para conocer a sus representantes y tuvo todavía más claro hacia dónde dirigir su estilo: “Quiero hacer un álbum de ‘rhythm and blues’ (R&B)”, les dijo. A lo que ellos respondieron que esa era una meta muy elevada: “¿Quién va a comprar un álbum de R&B de una niña de 14?”.

Ahora, con tres discos a sus espaldas, el R&B es un rasgo de su música, mezclado con el pop y con trazas de ‘hip-hop’ y música electrónica. Sin embargo, en aquel momento tuvo que esperar y continuar un tiempo en el teatro musical.

Todavía con 14 años, consiguió el papel de Charlotte en el musical 13, que le valió el premio de la National Youth Theatre Association a la mejor actriz de reparto.

En el 2009 le llegó el salto a la fama, con su papel en la serie ‘Victorius’ (Nickelodeon). Allí interpretó a Cat Valentine con tal éxito que tras una primera temporada, con una audiencia de casi seis millones, Grande se había convertido ya en ídolo adolescente.

Fue en esta etapa cuando empezó a dar sus primeros pasos profesionales en el mundo de la música, recibiendo clases del maestro Eric Vetro y subiendo a YouTube versiones de canciones de artistas como Mariah Carey, Whitney Houston y Adele. El impacto de su canal le permitió firmar un contrato con Republic Records, sello discográfico con el que lanzó su primer sencillo, ‘Put Your Hearts Up’, cuyo estilo no terminaba de convencer a la propia cantante, quien seguía teniendo claras sus inclinaciones musicales.

En paralelo, ‘Victorius’ siguió durante dos temporadas más y en el 2012 la cadena lanzó un ‘spin-off’, ‘Sam & Cat’, en el que la joven artista interpretó el mismo personaje. Justo en marzo de ese año, su primer álbum de estudio, ‘Yours Truly’, debutó en la posición más alta del Billboard 200.

Dos años después, publicó su segundo álbum, ‘My Everything’, y repitió la hazaña. Grande se convirtió así en la primera artista femenina en alcanzar la primera posición del ‘Billboard’ 200 con dos álbumes consecutivos. Su último trabajo, ‘Dangerous Woman’, salió a la venta en mayo del año pasado y, de nuevo, fue directo a la cúspide del prestigioso listado.

Así, la carrera de Ariana Grande, a pesar de su corta edad, es toda una cosecha de logros y premios, aunque aún tiene pendiente la consagración de todo músico estadounidense: un premio Grammy.

El símbolo de las orejas

El pasado lunes 22 de mayo, la intérprete estadounidense dio un concierto de su gira ‘Dangerous Woman’ en el Manchester Arena, en el Reino Unido. A las 10:35 p. m., poco después de la última canción, un terrorista suicida detonó una bomba casera cuando los asistentes abandonaban el recinto.

El atentado les costó la vida a 22 personas y dejó 59 heridos. Al conocer lo sucedido, la artista escribió en Twitter: “Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento muchísimo. Sin palabras”.

Ariana Grande.
Ariana Grande

En el hecho, ocurrido en el estadio Manchester Arena en Inglaterra.

Poco después, anunció que suspendía su gira. Y su pareja, el músico de ‘hip-hop’ Mac Miller, llegó a plantearse paralizar también la suya para acompañarla. Pero el activismo de Ariana Grande fue más grande que su impacto por lo sucedido, y hace una semana volvió al ruedo. Entre los 50.000 asistentes al concierto One Love Manchester y los millones que lo vieron por televisión y en internet quedaron grabadas sus interpretaciones de ‘Don’t Look Back in Anger’ (en compañía de Coldplay), el éxito de Oasis convertido en himno de la resistencia, y del clásico ‘Over the Rainbow’, de ‘El mago de Oz’, con el que cerró el emotivo espectáculo.

Mientras tanto, la imagen de un lazo con orejas de conejo ha empezado a popularizarse en las redes sociales gracias a los fans de la cantante. Esta es una prenda que ella suele lucir, incluso en la portada de ‘Dangerous Woman’, y que llevaba el día de la tragedia.

Como lo hizo la silueta de la torre Eiffel tras los atentados del 2015 en París, las orejitas de conejo de Ariana Grande van camino de convertirse en un nuevo ícono de la solidaridad con las víctimas del terrorismo.

Una activista comprometida

Con 106 millones de seguidores en Instagram, solo superada por Selena Gómez, Ariana Grande es una de las estrellas más populares de internet. En Twitter tiene 46 millones de seguidores; y en Facebook, 32 millones.

Al igual que Gómez y artistas como Miley Cyrus y Demi Lovato, empezó su carrera como estrella infantil. Y, como ellas, rompió después con esa imagen en pos de un estilo rebelde. Explosivas colaboraciones, como la que hizo con Jessie J y Nicki Minaj en ‘Bang Bang’, o su videoclip de ‘Dangerous Woman’, canción que da nombre a su último disco, reflejan la naturaleza feminista de la cantante, que lucha por poder mostrar su físico sin tener que ser juzgada. Cuando a raíz de este último video uno de sus fans la llamó “zorra” en Facebook, ella le respondió: “¿Cuándo dejará la gente de ofenderse al ver la piel de una mujer, o a una de ellas mostrando su sexualidad? Los hombres se quitan las camisetas, expresan su sexualidad en el escenario, en todo sitio que quieran, todo el tiempo. ¡La doble moral es tan aburrida y agotadora!”.

Y en la última Navidad volvió a hacer declaraciones al respecto, en Twitter: “No soy un trozo de carne que un hombre puede conseguir y usarlo para su placer”.

Pero el feminismo no es su única causa. Participa en eventos de la comunidad LGBTI y es firme defensora de los animales (es vegana). En el 2015, en sus conciertos en el Madison Square Garden, en Nueva York, animó a sus fans a adoptar mascotas y llevó 15 cachorros –cuyos gastos pagó a albergues de animales–, para que los asistentes pudieran llevarse alguno. Apoyó la candidatura de Hillary Clinton y tras la victoria de Trump expresó en un tuit: “Estoy llorando. No me lo puedo creer. Esto es terrorífico”. La filantropía también es una constante en su vida. A los 10 años ayudó a fundar el grupo Kids Who Care, que recaudó fondos para causas benéficas. Y en 2009, con la organización Broadway to Africa, ella y su hermano Frankie enseñaron música y danza a niños de Gugulethu, en Sudáfrica.

NORA CIFUENTES
Efe Reportajes
* Con información de AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA