Olivier Rousteing, el nuevo niño prodigio del diseño

Olivier Rousteing, el nuevo niño prodigio del diseño

A sus 31 años, es un referente mundial. Rey de Instagram y amigo de famosos, como Rihanna.

fg

Rousteing (izq.) ha irrumpido fuera de pasarelas: es amigo de estrellas como Justin Bieber (der.).

Foto:

Justine Lane / EFE

04 de febrero 2017 , 11:39 p.m.

Nacido hace tan solo 31 años, Olivier Rousteing es el director artístico de la ‘maison’ Balmain, una firma que vistió a Audrey Hepburn, Ava Gardner y Brigitte Bardot, y ya se ha convertido en un referente mundial por sus diseños.

Con más de un millón y medio de seguidores en la red Instagram es todo un referente en París y además es un conocido “negociador” que encandila a las ‘top models’ y les pacifica el ego, convirtiéndolas en auténticas amigas con quienes compartir su gran pasión.

De hecho las ha hecho cambiar de ‘look’ y ellas sin rechistar. Por ejemplo, con la morena Kendall Jenner pactó que durante la pasarela parisina del 2016 abriera y cerrara el desfile con una melena rubia platino, y a la rubia Gigi Hadid, la convirtió en una bellísima morena.

Pero también se tornaron diferentes en sus imágenes en esa pasarela la actriz Rosie Huntington-Whiteley, quien se subió con una peluca en color castaño junto a la modelo Lily Donaldson, que también lució una cabellera morena, a las que se sumaron Karlie Kloss y Alessandra Ambrosio, que se convirtieron en mujeres, de rompe y rasga, pero con el pelo rubio platino. Así, el andrógino Rousteing logró que, antes de que terminara ese desfile, todo el mundo estuviera hablando de Balmain, precisamente cuando la marca vivía uno de sus momentos más agitados a nivel empresarial.

Lo que es evidente es que Rousteing, hombre atípico pero ultramoderno, ha irrumpido en el mundo de la moda y el glamur para quedarse, además es amigo de muchos famosos de fuera de las pasarelas, como Justin Bieber, las Kardashian, Beyoncé o Lewis Hamilton, entre otros. Pero confiesa que la persona que más le ha enseñado en su profesión no es ningún modisto, sino la cantante Rihanna, porque entiende que le enseñó que la moda no era su estudio o sus desfiles, sino mucho más, por ejemplo –decía una entrevista– “la capacidad de la artista de gestionar su propia carrera y su imagen”.

(Le puede interesar: Tierra, naturaleza y sostenibilidad, tendencias 2017)

Con ideas muy claras

Nacido en Burdeos el 13 de septiembre de 1985, Rousteing fue adoptado a la edad de un año. “Cuando eres adoptado y no sabes de dónde eres, no tienes límites porque no los conoces, pero sí que sabes hacia dónde quieres ir”, le dijo hace años a la revista ‘Telva’.

En varias entrevistas ha declarado que sus padres, ella óptica y él gestor de puerto, siempre le aconsejan “que sea realista y viva con los pies en el suelo”, pero que también le dejaron explotar su creatividad.

Aunque pasó su infancia y realizó sus estudios en su ciudad natal, se marchó a París y se inscribió en la École Supérieure des Arts et Techniques de la Mode, la afamada escuela de moda privada, donde se graduó en el 2003.

Curiosamente siempre ha sido muy crítico con esta institución y, en una entrevista para ‘Vanity Fair’, comentaba: “Allí no me dejaban crecer, intentaban apagar mi ambición. Por ejemplo, cuando decía que me encantaba John Galliano me criticaban. Ahora me llaman de vez en cuando para que vaya a entregar premios o a eventos y, por supuesto, les digo que no voy”.

Comenzó su carrera en la empresa de Roberto Cavalli, a quien considera su gran maestro y como un padre, dado que le dio su confianza con tan solo 18 años. Allí coincidió con Peter Dundas a quien dice admirar “por su perfeccionismo y capacidad de trabajo”. Llegó a ser el director creativo de la colección ‘prêt-à-porter’ femenina de la marca italiana por cinco años.

Después se marchó a la firma de Pierre Balmain, “porque en ella hay más glamur y es más sexy”, afirmaba entonces, donde comenzó trabajando en colaboración con Christophe Decarnin quien, a la postre y debido a unas depresiones, abandonó la empresa, dejando a Rousteing, de solo 24 años, al frente de esta casa histórica francesa.

“Soy muy francés, pero amo la diversidad, la mezcla, romper barreras. Si no te gusto, bien. Si te gusto, genial. Pero desde luego, soy moderno”, comentó en una entrevista para la revista GQ.

Quiere cambiar las reglas de la industria

El diseñador tiene una filosofía de trabajo cautivadora y que se resume en que, si quieres algo, tienes que luchar hasta el final por conseguirlo.

En unas declaraciones a la revista ‘Vanity Fair’ comentaba: “Si pudiese ‘googlear’ mi nombre en el futuro, lo que me gustaría encontrar sobre mi carrera es que he cambiado las reglas de esta industria”. Y, desde luego, está intentándolo.

Según expertos y revistas especializadas, Rousteing ha sabido renovar el estilo de la firma francesa y sus modelos masculinos, por ejemplo: los elige altos y musculados en su idea de hacer de ellos auténticas estrellas.

Sus ideas siguen los pasos de Decarnin, añadiendo más glamur y jugando con la femineidad, para llevar la firma a un mayor número de mujeres y exportarla, especialmente a Asia, hacia donde muestra muchos de sus guiños de inspiración y creatividad.

MIREIA SICILIA
EFE REPORTAJES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA