La nueva vida de Paola Turbay

La nueva vida de Paola Turbay

25 años después de su participación en Miss Universo, para muchos sigue siendo la reina.

fg

Paola Turbay y su familia.

Foto:

Hola

20 de enero 2017 , 05:42 p.m.

El 8 de mayo de 1992 la mayoría de los colombianos estaban pegados frente a los televisores viendo la participación de Paola Turbay en Miss Universo. En 2017 se cumplen 25 años de dicho evento y a pesar del paso del tiempo, ella sigue siendo, para muchos, la reina.

Y es que Paola, a pesar de ser una mujer madura, madre de dos adolescentes, empresaria, actriz y esposa, conserva la picardía en sus ojos verdes, una envidiable piel bronceada y esa sonrisa y elegancia que siempre la han caracterizado.

Pero si hay algo que es innato en ella, y de hecho en toda su familia, es la capacidad para enfrentar el cambio, es una nómada por naturaleza. Lleva 22 años de casada con Alejandro Estrada y desde entonces ha cambiado aproximadamente 11 veces de residencia y ha vivido en cuatro ciudades, Miami, Los Ángeles, Bogotá y ahora Nueva York.

Un regreso a Bogotá con un propósito

Estuvieron por más de cuatro años en Los Ángeles, pero Paola y Alejandro decidieron regresar a su país para que sus hijos, Emilio y Sofía, tuvieran la experiencia de vivir en Colombia y afianzaran el vínculo y las raíces con sus familias y amigos.

“Aunque venían temporadas de dos o tres meses durante las vacaciones, es diferente que vivieran acá, era importante que vieran que el mundo no es tan perfecto como lo pintan. Tanto Alejandro como yo pensamos que el tema de la identidad es muy claro y ellos no se sentían ni de aquí ni de allá.

Además yo crecí en Estados Unidos (Houston) y viví esto. A mí me trajeron a los 11 años y sé cómo influye esto en la vida de uno. Le debo todo a este país”, dice Paola.

Permanecieron en Colombia cuatro años, cumplieron el objetivo que se trazaron e incluso se fortaleció como empresaria y hasta lanzó su propia línea de belleza y su propio festival de cine, pero en septiembre del año pasado una vez más tomaron la decisión de empacar maletas y radicarse en otra ciudad, esta vez rumbo a la Gran Manzana.

“Fuimos muy felices aquí. Nuestros hijos consolidaron la identidad colombiana, además bailaron salsa, dominaron el idioma, conocieron más el país, quedamos muy contentos y al mismo tiempo logramos sacar adelante el tema de las cremas, cosa que estaba en remojo desde hace cinco años y también el tema de IndieBo”.

“Los cuatro somos un parche”

Inicialmente Sofia, quien ya tiene 20 años, se iría a Londres a estudiar, pero un retraso en su proceso de visado la detuvo por un tiempo más junto a sus papás. Ya en Nueva york inició unos cursos en Parsons y le gustó tanto que aplicó y la aceptaron y no solamente eso, sino que también la becaron… una vez más, los Estrada Turbay en pleno.

Sus vidas están enfocadas en sacarle provecho a la ciudad, ya no juegan de turistas, sino como locales y han conocido personas de muchas razas y países y hasta Paola y Alejandro estuvieron en cursos de meditación. “Ha sido muy enriquecedor vivir en este lugar. Somos un parche. Todo es más familiar, tomamos una bicicleta y nos vamos los cuatro a recorrer sus calles. Para mí, antes venir a Nueva York era asfixiante, pero ahora me encanta, vivir aquí es otra cosa”.

La familia soñada

Paola ha trabajado duro por tener la familia que construyó. Con risas y muchas anécdotas, recuerda el inicio de su relación con Alejandro, gracias a un amigo en común que se lo presentó. “Desde el comienzo me pareció muy atractivo”.

Un día, después de este primer encuentro, por cuestiones de la vida conoció en un salón de belleza a la mamá de él y allí le confesó que le encantaba su hijo. Ella, su suegra, salió corriendo a llamarlo para decirle que la Señorita Colombia estaba enamorada de él.

Días después, más exactamente el 24 de septiembre de 1992, empezaron a salir y dos años después se casaron. “La familia que tengo es la que siempre quise. Llevo 22 años de matrimonio y no dudo que siempre tiene que haber una conquista permanente, no porque lo tengas en la casa hay algo seguro.

Todos tenemos un pie afuera, pero de uno depende que la persona se siga enamorando o se desenamore. Hay que trabajarle y saber qué es lo que uno quiere, estar sincronizado con la pareja y ser consciente de los riesgos que se corre. Somos felices, nos amamos y no hay un hombre que a mí me guste más que Alejandro, me fascina, me encanta. Nos gusta hacer todo juntos”.

Cuando estaban de novios, salían a bailar de vez en cuando, pero ahora, según Paola, son más parranderos y ya no lo hacen solos, van acompañados de sus hijos. Como pareja, aprovechan y viajan juntos, toman cursos y ahora han pensado en volver a la universidad.

Mientras tanto su hijo, Emilio, quien cumplió 16 años, termina este año el colegio y en sus ratos libres también toma cursos en el MoMa. Según Paola, se parece a su padre en la manera de pensar y es el matemático.

Por otra parte, Sofía, quien ya tiene más de 34 mil seguidores en Instagram, es escritora y está explorando la comunicación con cultura y le dedica mucho a su blog, SoEs Sophisticated. “Soy muy feliz con la vida que tengo. Mi hijo es un papacito y es muy inteligente, Sofía es una artista, es pilísima. Adoro la relación con mis hijos y mi marido... ¿Qué más le pido a la vida?

ÁNGELA LANDÍNEZ O.
REVISTA HOLA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA