La aterradora historia que tuvo en vilo a Twitter

La aterradora historia que tuvo en vilo a Twitter

El dibujante Manuel Bartual 'experimentó' una serie de sucesos extraños. Se convirtió en tendencia.

Manuel Bartual

Con esta imagen, el dibujante Manuel Bartual comenzó su historia a través de Twitter.

Foto:

Twitter de Manuel Bartual

28 de agosto 2017 , 12:18 p.m.

“Ando de vacaciones desde hace un par de días, en un hotel cerca de la playa. Iba todo bien hasta que han comenzado a suceder cosas raras”, alertó el español Manuel Bartual en su cuenta de Twitter.

El mensaje era confuso y anunciaba una serie de sucesos que mantendrían en vilo a más de 100.000 personas en esa red social. La historia de Manuel Bartual comenzó en sus vacaciones. Al ingresar a la habitación donde se hospedaba, encontró a un hombre alto y flaco allí, hecho que lo alarmó.

De inmediato vio que este hombre hablaba extraño, no coordinaba sus frases, ni le respondía las razones por las cuales estaba justo en su habitación o cómo había logrado ingresar.

Manuel estaba asustado, la primera noche aterradora solo era el comienzo de un desenlace que parecía fatal.

Al día siguiente, Manuel se encontró a aquel hombre alto y flaco en el hotel. Le ofreció disculpas y en la recepción se quejó por lo acontecido. También notó que había perdido una de sus camisetas.

El día transcurrió con algo de susto para Manuel hasta que en la playa vio, de nuevo, al hombre. Esta vez estaba acompañado de alguien al que le reconoció la camiseta que había desaparecido.

El español pensó que todas esas circunstancias eran producto de su imaginación y se lanzó al mar a pasar el mal rato que estaba viviendo en sus vacaciones. De pronto, volvió a observar al hombre con su camiseta y decidió seguirlo.

Lo más sorprendente, cuenta Manuel, fue cuando notó el gran parecido que tenía con ese hombre. Estaba anonadado.

Regresó al cuarto, entro al baño y leyó en el papel higiénico una frase que lo asustó por completo. “Estás en peligro”. Estaba escrito con un lápiz negro que encontró el día anterior botado en su habitación.

En los siguientes mensajes, Manuel empezó a vislumbrar el temor que tenía por lo que pasaba. Al desenrollar más el papel higiénico fueron apareciendo más mensajes, a los cuales no les encontraba orden y no tenían respuestas de lo que estaba sucediendo. Las personas que estaban atentos a lo que le ocurría al español ayudaron a descifrar el mensaje.

“Estás en peligro, lo mío ya no tiene solución, pero tú todavía puedes salvarte. Ve a la otra habitación y quédate en ella. No es un broma”, decía el mensaje que descifró Manuel tras no dormir en toda la noche.

Estás en peligro, lo mío ya no tiene solución, pero tú todavía puedes salvarte

La nueva pregunta que rondaba por la cabeza de Manuel era conocer cuál de las otras 191 habitaciones era la que le indicaban y quién estaba detrás de todo, ¿el mismo hombre alto del primer día?

Manuel se encontraba agobiado y pensaba que había dos hombres altos, además de alguien muy parecido a él rondando por el hotel.

Luego, cree que uno de los hombres altos es una víctima y que le puede estar pasando lo mismo que a él.

Luego de una siesta, Manuel empieza a ver a donde está el otro Manuel, como llamó al hombre idéntico a él.

Lo ve observando hacia su ventana, adentro del hotel y, en la noche, justo en la piscina, mirando a la habitación de él.

Manuel corre a la recepción y pide ayuda. Le dicen que no le dé importancia.

En la mañana, cansado de ese agobio, decide ir a buscar al otro Manuel o al hombre alto. Está agotado de esos episodios que lo mantienen sin conciliar el sueño. 

En un recorrido por la zona turística, Manuel encuentra un hotel idéntico al suyo en el otro extremo de la ciudad. Luego de varios mensajes, piensa que sería bueno ir a la habitación 328 de ese lugar, mismo número en la que se hospeda él. 

Manuel, tras unas cervezas que lo ayudan a tomar coraje, va rumbo a esa habitación. Está asustado, "joder, joder, joder", escribe repetidamente. Utiliza la tarjeta con la que abre la habitación de su hotel y le funciona. El español no puede creer lo que está pasando.

Dura varios minutos allí, cuando abrió la puerta, todo estaba oscuro.

Manuel dice que saludó a quien estaba en la habitación. Fue en ese instante cuando las luces se encendieron. Estaba aterrorizado.

La persona que estaba en la habitación era el otro Manuel. Salió de ahí atemorizado hacia su hotel. Nadie lo siguió.

De regreso, decide comprar un vuelo de vuelta a su hogar. Se cree en peligro, toma un taxi para el aeropuerto y tendrá que pasar la noche allí. El avión saldrá en la mañana siguiente, pero prefiere eso a tener que estar en esa habitación 328.

Al hacer la entrega de documentos para abordar el avión, es interrogado sobre su acompañante. Él, sorprendido, le dice que está viajando solo. Ahí, el agente le dice que hay dos boletos con el nombre de Manuel Bartual.

Pese a ello, la silla queda vacía. Manuel viaja solo y llega a su casa. Al ingresar al edificio donde vive, el portero le dice que no había demorado mucho, que lo acaba de ver y le había dejado un paquete a guardar para que se lo regresara cuando volviera.

El abrir el sobre, se da cuenta de que es el comienzo de la historia que está narrando con una equis roja que cubre toda la hoja. Al reverso, una frase que lo deja perplejo: "No escribas más. Esto acaba esta noche, todo está bien".

Vuelve Manuel a la portería y el guarda de seguridad le reitera que fue él mismo quien le entregó el sobre misterioso.

En su cabeza toda da vueltas: ¿tendré un gemelo? ¿El hombre alto también tendrá gemelo? ¿Nuestros gemelos están enfadados con nosotros? ¿Será un tema de drogas?

Los mensajes de Manuel se ponían más siniestros. "Hay alguien o algo en ese otro hotel que genera copia idénticas de los huéspedes que nos alojamos en el hotel donde he pasado esta semana". Luego de todo, intentan reemplazarnos, agrega.

Tras hacer todo tipo de conjeturas, Manuel regresa a casa con comida. Mira por su ventana. Está ahí, el otro Manuel está parado viéndolo, viste la misma camisa perdida en el hotel.

Manuel vuelve a correr a pedir auxilio. Esta vez va a la Policía, pero su historia les resulta poco creíble. 

Regresa a casa y se percata de que para abrir su casa necesita una llave, pero cuando ingresó lo hizo con una tarjeta. No entiende qué pasa, pero toma la decisión de volver a la habitación del hotel que tanto lo atormentó. Tiene como misión llegar antes que el otro Manuel.

Está en el hotel, va a la habitación 318, lo ve todo diferente, raro, difuso. Ingresa también el otro Manuel, comienza una disputa. Se pelean. Escapa. De nuevo se golpean. Entra al baño de la habitación y decide escribir un mensaje para alertar al siguiente huésped. 

Dice que las paredes se mueven y finaliza diciendo que quizás, de no haber viajado, se habría salvado.​ Manuel queda atrapado.

La verdadera historia

Tras mantener en suspenso a más de 100.000 personas, Manuel Bartual, un dibujante de cómic, confesó que todo había sido mentira y que quería contar una historia divertida.

Bartual, quien habló con 'El Mundo' de España, señaló tras el éxito de su historia: "No podía creerme que mi historia fuera 'trending topic' mundial el viernes. Pero, como digo, todavía no he tenido tiempo de asimilarlo. Necesito tiempo para reflexionar sobre lo que ha pasado.

Sobre los comentarios de la publicación, Bartual dice en ese medio español que muchos le escribieron: "Como esto acabe y sea mentira te voy a matar". Pero la mayoría son mensajes de felicitaciones y otros tantos de agradecimiento: gente que asegura haber encontrado una motivación para escribir".

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA