Los dientes de leche de los perros se pierden temprano

Los dientes de leche de los perros se pierden temprano

A partir de los cuatro meses, los cachorros comienzan el cambio por los que tendrán toda la vida.

Perro mascota

Los cachorros necesitan morder cosas duras durante la erupción de los dientes.

Foto:

123rf

04 de agosto 2017 , 05:34 p.m.

Medias, pantuflas, zapatos y hasta muebles. Los cachorros le meten el diente a lo que sea y no lo hacen por necios y caprichosos, sino porque están explorando el mundo, y de paso, así calman las molestias que les puede estar causando la salida de los dientes, primero los de leche y luego los definitivos.

Hacia la cuarta semana de nacidos suele comenzar el proceso de erupción de los dientes, sin síntomas aparentes. “Tal vez sientan algún tipo de dolor, pero los perros tienen un umbral muy alto de tolerancia por lo que no lo manifiestan”, comenta el veterinario y dueño del criadero Santelmo, Luis Bernal.

Esa primera dentición demora en salir más o menos un mes hasta completar de 28 a 32 piezas, entre incisivos, caninos y algunos premolares y molares.

Estos dientes de leche son afilados, finos y poco resistentes. Y no duran tanto: alrededor del cuarto mes –puede ser un poco antes o un poco después– comienzan a cambiarlos por los definitivos. Estos son más oscuros, más gruesos, más fuertes y no son tan puntudos como los que se están cayendo.

Salen inicialmente los incisivos, luego los premolares, después los caninos y molares hasta completar 42 piezas para una dentadura perfecta.

Por eso, durante todo este periodo, se les debe tener juguetes fuertes, que puedan morder para calmar las molestias y así evitar que enfilen sus cargas a los zapatos y muebles.
“Evite lo juguetes pequeños, las pelotas de tenis y todo aquello que pueda destrozar para que no traguen cuerpos extraños que les puedan causar una obstrucción intestinal”, aconseja el médico veterinario Daniel Bohórquez.

Cuando están saliendo los dientes definitivos los de leche se caen en cualquier momento, hasta se los pueden tragar o dejar clavados en el juguete. Pero también puede suceder, que el diente de leche se quede incluido, no salga, y no le permita al diente nuevo salir en la mejor posición.

“En estos casos, hay que hacer una exodoncia, sacarlo a la fuerza para evitar que desvíe a los otros dientes. Esto es muy importante evitarlo si se trata de perros con registro”, explica el doctor Bernal.

También hay que evitarlo porque “se puede generar un espacio en el que se acumule la comida y se genera mal aliento y caries”, agrega el doctor Bohórquez.

Ya con sus dientes completos, hay que comenzar a cuidarlos: lavarlos un par de veces a la semana, con dentrífico especial para ellos (no es el mismo de los humanos, que tiene elementos que pueden ser tóxicos para ellos) y no solo los de adelante, hay que ir hasta el fondo.

VIDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA