¿Por qué ahora los jóvenes se hacen famosos y ricos más rápido?

¿Por qué ahora los jóvenes se hacen famosos y ricos más rápido?

Redes sociales, 'apps' y YouTube; vías que se usan para lograrlo. Colombia tiene 50.646 millonarios.

Mark Zuckerberg Y Jordan Casey

A los 29 años, Mark Zuckerberg (izq.), creador de Facebook, fue billonario. Jordan Casey (der.), irlandés, empresario a los 14 con Casey Games.

Foto:

José Gómez / AFP - Tristan Fewings / AFP

12 de mayo 2017 , 11:44 p.m.

Hasta hace unos años, el sueño de ser millonario no era muy común. Algunos se la jugaban con la suerte a través de las loterías, chance, casinos y otras apuestas. Otros se conformaban con jugar a ser rico con el famoso Monopolio, que nació en 1935 y está en 114 países provocando a la gente con ganar mucho dinero. Y después se pusieron de moda los libros de autoestima y motivación que ofrecen caminos para lograr salir de la pobreza. 

Antes, la edad madura era la apropiada para la riqueza, no la juventud. Hoy los jóvenes, especialmente los millennials, quieren ser como Rico McPato, pero en el corto plazo.

Y lo están logrando. El dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, con solo 32 años, ya se coló en la lista de los más ricos del mundo. Evan Spiegel, dueño y señor de Snapchat, es billonario con solo 26 años y sumó más hace unos meses con la salida a bolsa de su empresa. El irlandés Jordan Casey, de 16 años y quien estuvo hace unas semanas en Bogotá, es el emprendedor más joven y rico de Europa con tres empresas de juegos que se inventó. Alan Estrada es uno de los youtubers más populares de Latinoamérica con alrededor de 700.000 suscriptores y más 250.000 seguidores en Instagram.

El joven colombiano Juan Pablo Jaramillo, de solo 23 años, tiene en su canal de YouTube 3’623.298 suscriptores.

Este número creciente de botones de muestra internacionales y nacionales hace que en Colombia esté aumentando un semillero de aspirantes a ser ricos y famosos en el corto tiempo.

En la lista de jóvenes que aspiran a ser ricos y famosos hay cientos de miles. Muchos con proyectos concretos, otros tantos en proceso y unos muy pocos con el camino despejado y la meta cumplida como el cuarentón Alejandro Santo Domingo, quien como heredero de su padre Julio Mario está en la lista de los más ricos de la país junto con los veteranos Luis Carlos Sarmiento, Jaime Gilinski y Carlos Ardila.

Mujeres ‘millennials’ disparan las ventas de L’Oréal
Así son los viajes por el mundo de los 'millennials'

Ahora, aparece una generación de jóvenes que quiere que el programa de televisión ¿Quién quiere ser millonario? sea una realidad sin concursar.

Jorge* es un joven colombiano de 27 años, graduado de administrador de empresas, quien espera estar, antes de terminar el 2020, en las listas de los hombres más ricos del país y entre los más adinerados del mundo.

Como él, de clase media baja, son miles los hombres y mujeres que todos los días madrugan a buscar gente que los ayuden a construir su imperio económico.

Afortunadamente, este ejército de aspirantes a la riqueza no piensa en el narcotráfico, la corrupción, la minería ilegal, el contrabando, el lavado de activos, la prostitución, la trata de personas, las pirámides y otros delitos como el camino fácil para tener dinero.

Tampoco está en sus planes ganarse un Baloto, pues ellos saben bien que es una oportunidad entre ocho millones y son muy pocos los que han clasificado en estos premios gordos. Igualmente, no compran una lotería o no tienen oportunidad de participar en un concurso de esos de la televisión que ofrecen millones de pesos. No esperan una herencia y mucho menos aspiran a ahorrar para ser ricos.

No. Ellos quieren trabajar, y duro. Lo hacen hasta 18 horas al día, en muchos casos, dedicados en cuerpo y alma a la construcción de grupos de redes o cadenas que consumen un producto y ganan por esta venta y la que hagan las personas que ingresan a sus grupos.

Evan Spiegel y Alan Estrada

Evan Spiegel (izq.), cofundador y CEO de la popular red Snapchat. Alan Estrada (der.) tiene como ‘youtuber’ 700.000 suscriptores.

Foto:

Larry Busacca / AFP - Agustin Ramirez / AFP

El medidor de la riqueza

En Colombia, ser rico significa tener un patrimonio, es decir, lo que queda de lo que tenemos y debemos, de alrededor de un millón de dólares (US$ 1’000.000); esto corresponde a unos 3.000 millones de pesos mal contados, pero sí afectados por el vaivén del dólar.

Este fue el número que se volvió como el pasaporte para ser rico en Colombia. La misma cifra fue el monto que fijaron las Farc para cobrar el famoso impuesto de guerra.

Claro, hoy ese monto tampoco es que signifique ser un superrico. Los 3.000 millones de pesos se podrían resumir en un muy buen apartamento en Bogotá ($ 1.500 millones), una muy buena finca en Anapoima ($ 1.000 millones), un muy buen carro último modelo ($ 150 millones), una acción de un reconocido club, unos CDT y, ¿por qué no?, unos buenos pesos en caja para pasarla, literalmente, rico.

Eso en principio es lo que quieren muchos jóvenes colombianos como Jorge, que buscan afanosamente el camino para ser ricos y famosos, y escarban en internet, se cranean programas, escriben blogs, inventan aplicaciones o mercadean en redes sociales productos masivos.

Y es allí donde aparecen los jugos, el café y otros alimentos que nos ofrecen todos los días y que nos venden en las reuniones que cada aspirante a ser millonario convoca cada semana.

Que levanten la mano a quienes no les hayan ofrecido estos productos o no los hayan invitado a un encuentro para llegar a ser millonario. En esas reuniones hay un invitado motivador y la idea es que cada persona encuentre nuevos afiliados y consumidores de jugos y otros productos.

Sencillo, pero no fácil

Hay un mito según el cual las redes de mercadeo son un camino para conseguir plata rápido y fácil. No hay tal, pues hay que trabajar duro con el apoyo de la gente. “Es sencillo, pero no fácil”, dice la periodista Alejandra Buitrago, quien lleva varios años haciendo fila para ser rica.

María Fernanda Corredor, una joven madre de 24 años, lleva más de un año con esa ilusión que alimenta viendo los resultados de su amiga Claudia, quien ya con unos buenos millones vive muy bien en un suntuoso conjunto en Chía.

Muchos confunden las pirámides y el multinivel. El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, es muy enfático en señalar que las empresas multinivel son una operación legítima que crea fuentes de ingreso y permite un crecimiento económico, pero advierte: “Si incumplen los requisitos ya mencionados, puedo ordenar su inmediato cierre de operaciones y aplicar las demás sanciones de ley”.

Caminos para ser rico

Bueno, pero los deseos de ser millonario no solo están en las redes o multiniveles. También están en otras redes: las sociales. Muchos quieren ser youtubers famosos como chileno Germán Garmendia, quien tiene más de 28 millones de seguidores y le pagan por cada clic que hacen sus seguidores. El año pasado se ganó US$ 5,5 millones, más de 15.000 millones de pesos, según la revista Forbes.

(Vea: Estos son los 'youtubers' que ganan más dinero en el mundo)

De acuerdo con la misma publicación, el youtuber que más ganó el año pasado fue el sueco Félix Kjellberg (PewDiePie), quien recibió US$ 15 millones, algo así como 45.000 millones de pesos. Estas son las cifras que motivan a muchos jóvenes como ellos a buscar y conquistar fama y dinero.

Para que los aspirantes colombianos a ser youtubers ricos y famosos logren la meta, hay que explicar que el asunto tiene sus reglas. Primero hay que crear e inscribir el canal, sin costo. Luego producir unos videos impactantes y lograr cautivar los primeros 100 suscriptores. Y para comenzar a ganar dinero, hay que conseguir que cada video logre mínimo 1.000 CPM (costo por mil vistas).

EL TIEMPO publicó hace unos días el artículo ‘¿De qué viven los ‘youtubers’?’ en el cual se informaba que por cada CPM el youtuber dueño del canal recibe 1,5 dólares, un poquito más de 3.000 pesos. Entonces, por favor, haga cuentas para ver cuántas veces se necesita que vean su video para ganarse el primer millón de pesos. Muchos youtubers además de ganar y volverse millonarios por las vistas, lo hacen utilizando su canal para incluir marcas, vender sus propios productos, promocionar sus libros y conferencias y hasta ofrecer asesorías. Todo para sumar más y más ingresos. Este es un negocio de muchos ceros.

Otros aspirantes a entrar a la privilegiada lista de Forbes, y que no se interesan por el cuento de los youtubers, están encerrados pensando, creando o inventando algún producto o servicio, porque en sus mentes está el estímulo de la carrera de Steve Jobs, quien logró crear una de las empresas más poderosas del mundo de hoy.

También está el emprendimiento, o sea buscar un negocio independiente que se consolide y se desarrolle hasta convertirse en una gran empresa. Un camino largo y exitoso para unos pocos, pues la mortalidad de nuevas compañías es alta por problemas de mercadeo, básicamente. Aunque todos los días conocemos nuevos triunfadores.

Jorge insiste en llegar a las grandes ligas de jóvenes millonarios. Él quiere recorrer el mundo, hablar tres idiomas, consumir las grandes marcas, vivir en mansiones, manejar los mejores autos y muchas cosas más para vivir bien. Sin esa ilusión que lo alimenta todos los días para dictar conferencias y buscar más seguidores, no lo podrá lograr.

Total, hoy parece que es más fácil salir de pobre, ser famoso y, por consiguiente, tener poder, y no es necesario, como en las anteriores generaciones, trabajar 50 años para lograrlo.

Pero como afirma Moisés Naím: “El poder es, ahora, más fácil de obtener, más difícil de usar y más fácil de perder”. Aun así: ¿usted se le mide a lograr ser millonario? Si su respuesta es negativa, siga trabajando y ahorrando para vivir bien sin ser rico ni famoso.

* Nombre cambiado.

AMÍLKAR HERNÁNDEZ
amiher@hotmail.com
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA