El indígena colombiano que creó empresa y exporta quinua a EE. UU.

El indígena colombiano que creó empresa y exporta quinua a EE. UU.

Una planta transformó el mundo de Juan Carlos Muelas. Historia de 'El éxito fuera del resguardo'.

fg

El indígena misak Juan Carlos Muelas.

Foto:

Archivo particular.

27 de enero 2017 , 11:57 p.m.

“La quinua es un superalimento en más de un sentido. Es una buena fuente de proteína, la más alta de todos los granos integrales, y sus semillas comestibles proporcionan todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano necesita. Es rica en fibra, magnesio, fósforo, hierro, vitamina E y potasio”. La recomendación se lee en la página de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La principal organización mundial dedicada a combatir el hambre también informa que la Nasa aprobó enviar esta planta al espacio. “Las pruebas en el invernadero indican que la quinua responde bien a los cultivos hidropónicos producidos en ambiente controlado. Su crecimiento fue rápido y la producción de semilla buena, lo que hace de la quinua el alimento perfecto para el espacio exterior. La quinua es rica en fibra y minerales, y también en proteínas: proporciona hasta 14 gramos de proteína cada 100 gramos”.

Pues estas semillas, que alimentan a los astronautas en la Estación Espacial Internacional, motivaron al indígena misak Juan Carlos Muelas para convertirse en empresario.

Juan Carlos nació hace 31 años en el resguardo de Guambía, ubicado en el municipio de Silvia, en el Cauca. Ha trabajado en agricultura, piscicultura y ganadería, así como de motorratón (taxista en moto) y cabildante.

Se casó con una indígena, tecnóloga en Administración Financiera, y es padre de una niña de 4 años. Juan Carlos recuerda que a la edad de su hija acompañaba a su papá a ver los cultivos. “Los indígenas no vamos a un jardín, crecemos con la agricultura. Cultivar es una sabiduría ancestral de nuestros papás”, dice.

Planta poderosa

“Miremos la quinua como alternativa de vida, de generación de ingresos”. Juan Carlos recuerda las palabras que le dijo su esposa, quien vaticinó el éxito que tendría esta planta y animó al indígena a dedicarse exclusivamente a su cultivo, dejando de lado la siembra de papa, cebolla y zanahoria.

rtyhfgh

Juan Carlos Muelas junto a su esposa, su hija y su mascota. Foto: Archivo particular.

Foto:

Cuenta que, como su idea era lograr el bienestar de su familia y el alivio económico de su comunidad, persistió y alcanzó a gastar media tonelada en muestras. “Con las expectativas de que la quinua tenía unos ingresos para nuestras familias, empezamos a sembrar. Al comienzo uno es incrédulo. Tratando de vender, perdimos media tonelada en muestras. Nunca nos llamaban”.

Pero la Gobernación del Cauca, con recursos del Sistema General de Regalías, le propuso al indígena exportar la quinua a Estados Unidos. “Cuando nos trajeron los inversionistas, empezamos a creer”. Narra que la primera venta la hizo con incertidumbre, pero que tomó confianza al recibir los primeros pagos.

La quinua del Cauca es “orgánica, limpia, sana y dulce”, según Juan Carlos, a diferencia de la “quinua amarga” proveniente de Bolivia y Perú, países que, afirma el misak, le llevan a Colombia años luz en ese cultivo y traen la planta al país a precios muy bajos.

“La quinua reemplaza la carne, es ‘light’, no engorda porque no tiene gluten (proteína de algunos cereales). Es muy consumida en los estratos altos, previene el cáncer… Tiene una infinidad de propiedades… La idea no solo es comercializar, sino tener seguridad alimentaria para nuestros hijos y las familias… La quinua reemplaza el arroz, se hacen coladas, postres. Tiene infinidad de nutrientes… Hasta es un alimento de los astronautas”. Juan Carlos habla con firmeza y sin pausas sobre las bondades del producto que le ha dado estabilidad económica a su hogar y se ha convertido, como dice, en una “parte importante de la economía de Guambía”.

Una siembra de hectárea representa una tonelada y media de quinua, es decir, unos 1.500 kilogramos de estas semillas. El empresario detalla que en un principio vendía el kilo a $ 8.000, pero tras la estandarización de precios, ahora lo comercializa en $ 3.000, en Guambía, y en $ 5.000 o $ 6.000, dependiendo de la presentación, en Bogotá y Medellín.

Reconoce que últimamente ha tecnificado su conocimiento ancestral. “Para tener una producción óptima, la semilla de quinua se siembra en épocas de lluvias y se cosecha en épocas de verano. Anteriormente se desgranaba con la mano, hoy hay unas trilladoras especiales”.

La quinua se ha convertido, además, en una alternativa para sustituir los cultivos ilícitos. “Esos cultivos se han venido rebajando. Ahorita es muy esporádico. Como indígenas, siempre hemos utilizado de buena forma las plantas. Para nosotros son plantas medicinales. La gente del exterior las ven de una forma adictiva y las convierten en plantas nocivas. El Cauca es un territorio de paz. En Guambía somos gente pacífica”, afirma.

‘Chish mamik’

La Gobernación del Cauca motivó al misak a montar una empresa familiar. ‘Chish mamik’, que significa alimentos saludables, acoge a todos los productores de Guambía y lugares aledaños.

rtyhfgh

Juan Carlos Muelas creó su propia empresa y la llamó 'Chish mamik', que significa alimentos saludables. Foto: Archivo particular.

Foto:

Juan Carlos administra el proyecto y su esposa se encarga de la contabilidad. “Empezamos como beneficiarios, pero nos fuimos metiendo en ese cuento, y ya somos productores y un canal de comercialización. Ahora ya tenemos los cimientos para una gran empresa y grandes cantidades para exportar”.

Metas grandes

Juan Carlos quiere que la quinua reemplace a la popular bienestarina. “Estamos luchando para que la quinua esté en la canasta familiar. Queremos que la quinua sea consumida por nuestros niños en Colombia”, dice. Asegura que ya se ha comunicado con funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y espera que algún día su propuesta se formalice.

También se propone que su empresa continúe con la venta de productos orgánicos y prospere tanto que logre exportar a varios países, como ya lo hace a través de la Gobernación del Cauca. “Por ahora solo vendemos en Colombia, pero ya con nuestra marca”.

“Nuestra agricultura es limpia. Todo producto indígena miksa es garantizado, no teman en consumirlo, cómprenlo porque están apoyando una economía que apenas está creciendo. Si hay gente que quiere invertir, que quiere conocer, que venga. Bienvenidos a Guambía, las puertas están abiertas”, concluye el empresario.

***

Esta historia hace parte de la serie periodística 'El éxito fuera del resguardo', que cuenta las decisiones que tomaron cinco indígenas colombianos para triunfar en el cine, la academia, el fútbol, los negocios y el arte.

Lo invitamos a leer las demás historias:

'La cámara es nuestro fusil': primera indígena cineasta del país

Abadio Green, uno de los primeros indígenas colombianos con doctorado

Daniel Bolívar, el James de la Selección Colombia Indígena

La vida de Carlos Jacanamijoy antes de vender su primer cuadro

*EL TIEMPO quiso indagar cuántos indígenas colombianos se han graduado como profesionales en el país, pero el Ministerio de Educación aclaró que esa información no está disponible debido a que el Sistema Nacional de Información de Educación Superior no exige a los estudiantes reconocerse como indígenas. Por su parte, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y el Ministerio de Cultura remitieron la solicitud a la cartera de Educación.

MARÍA DEL PILAR CAMARGO CRUZ
Periodista de Especiales Multimedia de EL TIEMPO
pilcam@eltiempo.com
En Twitter: @PilarCCruz

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA