Estas personas no le temen a nada

Estas personas no le temen a nada

El miedo es una palabra que no existe en el vocabulario de estos temerarios, que sorprenden al mundo

fg

El miedo es una palabra que no existe en el vocabulario de estos temerarios, que se retan a diario y sorprenden al mundo con sus hazañas.

Foto:

Archivo Particular

16 de diciembre 2016 , 10:04 a.m.

Si bien la tecnología ha ayudado al ser humano en numerosas actividades sociales, científicas y económicas, también ha servido para facilitar que las proezas e hitos de las personas queden registrados en la historia.

En Youtube se encuentran los goles más asombrosos del fútbol mundial, los discursos más inspiradores y las historias más increíbles de personas que solo provistos con una cámara de alta definición comparten a los millones de espectadores que aguardan por más gestas que inspiran o que simplemente emocionan.

Estas diez historias de temerarios con una cámara sobre ellos, que no saben qué significa el miedo, sobresalen por su heroísmo y osadía.

James Kingston, el señor de las alturas
En 2013, James Kingston se hizo famoso por grabar en video su escalada a unas grúas industriales en Southampton, Inglaterra. Su temeraria hazaña le dio la vuelta al mundo, en la que se muestra sostenido de una mano, mientras a sus pies se observa la gran distancia a la que está el puerto y el mar que baña la ciudad. Según Kingston, su necesidad de trepar estas megaestructuras es parte de su creatividad, la cual no pudo desarrollar en un sistema educativo opresivo.

Svetlana Kapanina, la mejor piloto de la historia
Encontrarse al interior de una aeronave que puede sobrepasar los 400 kilómetros por hora puede ya ser atemorizante. Pero cuando se trata del avión piloteado por la rusa Svetlana Kapanina, no habrá agallas suficientes para soportar las maniobras que ella realiza a la máxima velocidad. Campeona mundial en esta disciplina más de siete veces, Kapanina aún no entiende lo que es sentir pavor en las alturas.

Kelly McGarry, descenso mortal por el cañón
Este acróbata del ciclo montañismo pone a prueba su destreza y comparte en este video la adrenalina que vive durante su descenso por este cañón. Su hazaña se hizo viral y el video superó los 30 millones de vistas. Infortunadamente, el corredor neozelandés murió por un ataque cardíaco, mientras practicaba en la montaña con su bicicleta. Solo eso podía acabar con su vida, porque las montañas más escarpadas jamás pudieron provocarle nervios.

AJ Stuntz, el niño motociclista
Con apenas 7 años de edad, AJ Stuntz (su apellido real es Heinicke) es un respetado y veterano acróbata del motociclismo. Cuando a esa edad es tan normal comenzar la educación primaria para cualquier niño, AJ ya se ha graduado con honores de la élite en las artes acrobáticas. Sin duda, su breve existencia no ha atestiguado cómo el miedo puede detener a otros de intentar sus pericias.

Yves Rossy, el hombre jet
El piloto suizo y entusiasta de la aviación, Yves Rossy, ha hecho parte del desarrollo de diversos modelos de “jet pack”, una suerte de equipo (maleta) propulsor personal que hace que una persona pueda volar. En este video, Rossy y su compañero Vince Reffet prueban los últimos diseños del equipo “Jetman Dubai”, en el que sobrevuelan la ciudad árabe en compañía de un Airbus. Una hazaña de pocos precedentes.

Jamie Lee, sobrevolando los Alpes
El “Speed flying” es una práctica similar al parapente, en la que a través de un paracaídas se recorren geografías montañosas a muy pocos metros de la superficie. Jamie Lee es uno de los acróbatas más temerarios de esta disciplina. Para él, una visita a los míticos e imponentes Alpes europeos no tiene nada que ver con montañismo o esquí. De hecho, a Jamie le encanta recorrerlos a la manera del águila real, nativa de estas altiplanicies.

Alex Gray y el respeto por el mar
Las personas que “viven” de los océanos concuerdan en que al mar no hay que temerle, pero sí respetarlo. En su inmensidad y misterio, el mar puede ser un aliado y un castigador según la situación. El surfista Alex Gray conoce más que nadie esa sentencia. Sin respeto, no se podrían dominar las inmensas olas con una tabla. La aparente furia de los océanos en las costas, sirve de vehículo para que los temerarios como Gray realicen su arte sin temor y con muchas agallas.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA