'No soy fan de la pornografía' afirmó Hugh Hefner a la revista DONJUAN

'No soy fan de la pornografía' afirmó Hugh Hefner a la revista DONJUAN

En el año 2009, el hombre que revolucionó el mundo con la revista Playboy, habló con la revista.

La extravagante vida de Hugh Hefner, en fotos

La extravagante vida de Hugh Hefner, en fotos

Foto:

Lucy Nicholson / Reuters

28 de septiembre 2017 , 11:34 p.m.

Hugh Hefner, el creador del emporio Playboy, fue a su manera un impulsor de la revolución sexual que se vivió desde los años 50 y 60 en Estados Unidos. A partir de su revista con contenido para adultos, que llegó a vender hasta 7 millones de copias por edición en todo el mundo –y fue traducido a todos los idiomas e incluso al braile–, propuso una manera diferente de entender la sexualidad sin tapujos.

Por ello era tan admirado como vilipendiado, lo que se sumaba a los excesos en su vida, con las fiestas en la llamada mansión Playboy, o la habitual bata roja, que retrataba una intimidad que se hacía pública. Esta es una versión condensada de la entrevista que publicó la revista Donjuan en el 2009.

–Hello there –dice Hugh Hefner al otro lado de la línea, en su oficina de Los Ángeles. Su voz de trompeta desafinada no hace pensar en el mundo que ha creado, lleno de rubias en shorts de jeans que conducen tractores; conejos, culos bronceados repletos de vellos rubios alrededor de una piscina y tetas gigantes.

Su voz recuerda a la de Popeye el marino, y ese saludo, “Hello there”, no hace pensar en un hombre multimillonario que vive en una mansión de estilo victoriano con tres novias de 23 y 19 años, que hace fiestas multitudinarias llenas de personalidades de Hollywood y que en épocas mejores tenía un jet privado, The Big Bunny, con 21 camas y discoteca a bordo. Su saludo es más el de un campesino que grita dentro de un pozo buscando a su perro.

El imperio Playboy ya no es el de antes. Una de las mansiones fue vendida por 10 millones de dólares menos de lo esperado (18 millones) y sus acciones, después de la crisis, perdieron su valor en 60 por ciento, pasando de 10 dólares hace unos años a un promedio entre 4 y 3 dólares en 2009.

Desde 2008, Playboy Enterprises Inc. ha despedido a cerca de 80 personas, y otras, como dos de las novias de Hefner del programa The Girls Next Door, quisieron irse porque ya habían conseguido su objetivo: usar el reality para ganar atención mediática, no sin antes dejar muy en claro que el secreto de la virilidad de Hefner es el Viagra. The Big Bunny fue vendido y terminó sus días de lujo haciendo vuelos de Aeroméxico hasta 2004.

La extravagante vida de Hugh Hefner, en fotos

La imagen habitual en los eventos de ‘Playboy’: Hugh Hefner, rodeado de las modelos de la revista en su atuendo de conejitas.

Foto:

Glenn Pinkerton / EFE

Christie, la hija de Hugh Hefner y CEO de la compañía desde 1988, renunció en enero de 2009 para dedicarse a labores benéficas después de haber sido la artífice del éxito de la compañía en los años 90. Los planes de la empresa para hacer frente a la crisis están centrados en acabar con la producción de títulos en DVD y volcar todo el poder a internet, que en cierta forma ha sido el culpable de la caída del negocio por la piratería, la saturación del mercado pornográfico en la red y la amenaza que representa para los medios impresos.

Playboy es un patrimonio de la humanidad y una marca tan poderosa como Coca-Cola, que se ha sostenido por la capacidad de trabajo inagotable de su fundador.

¿Usted piensa que en la era de internet las revistas van a desaparecer?


Pienso que la generación de ahora lee menos que la de antes. Esto se debe a que tiene un pobre conocimiento de la historia. En todo caso, nunca va a ser lo mismo leer un libro o una revista que leer en internet. No creo que los periódicos y las revistas vayan a desaparecer. Con los avances de la tecnología, uno puede ganar o perder algo. Es una cuestión de énfasis, de qué puede dar cada medio.

***
Su autobiografía en edición limitada de 1.500 ejemplares autografiados, demuestra que siempre tuvo la certeza de que iba a ser famoso. El libro incluye hasta un pedazo de tela de su piyama.

–¡Jaaah! –grita Hefner riéndose con un graznido de pingüino. Al parecer, está un poco sordo porque entre el teléfono y él hay una secretaria que le repite y amputa las preguntas. Se las hace comestibles, como si fueran papilla para un bebé.

La extravagante vida de Hugh Hefner, en fotos

Abordando el avión The Big Bunny junto al director de cine Roman Polanski, en 1970.

Foto:

AFP

¿Cómo sigue su salud? (En 1985 tuvo un infarto)

En primer lugar, yo escogí muy bien a mis papás. El ADN desempeña un papel muy importante en el desarrollo. Mi mamá vivió hasta los 101 años. Tengo un gimnasio que uso de vez en cuando, pero mis novias lo visitan todo el tiempo, y tengo un régimen normal y trato de cuidarme.

¿Cuál es su pesadilla recurrente?

¡Jaaah! –ríe de nuevo, como si su risa fuera un jingle publicitario–. Tengo una pesadilla desde la infancia. Consiste en que intento volver a mi casa y nunca encuentro el camino.

Muchas personas quisieran ser como usted. Por eso es inevitable preguntarle si hay algo que cambiaría de su vida si pudiera retroceder el tiempo.


Ese es un juego muy peligroso. Yo publiqué en Playboy una historia de Ray Bradbury, A Sound of Thunder, que trata de un cazador que viaja al pasado en busca de un tiranosaurio rex, pero que por accidente pisa un insecto y altera el mañana. Este cuento expone el efecto mariposa, que consiste en que si uno cambia algo de su pasado, no se sabe qué podrá alterar del futuro. Yo he cometido errores en la vida, pero dudaría mucho en cambiar algo porque mi vida ha sido una gran aventura.

¿Qué es lo principal que debe tener una fotografía de ‘Playboy’?

Lo más importante es que la modelo sea como una vecina, la fantasía de The Girl Next Door, la chica de al lado. Mi idea no es buscar ni glamur, ni sofisticación ni nadie famoso –dice Hefner, aunque son bien conocidas sus ofertas millonarias para desnudar a estrellas de Hollywood. Lindsay Lohan, por ejemplo, es el último objetivo de su mira: rechazó una oferta de 500.000 dólares, pero está considerando hacerlo por 900.000. El mensaje principal es que la gente vea en la portada a alguien común, la secretaria, la compañera de la universidad, la mujer que vio en el bus, la odontóloga o la que trabaja en la tienda.

¿Cuál es su director porno favorito?

¡Jaaah! Creo que nadie sabe el nombre del director de la película porno que ve.

¿Y cuáles son sus actores porno favoritos?

No soy un gran fan de la pornografía.

¿Qué opina de la pornografía actual?

Déjeme explicarme en mis términos. Nunca he considerado Playboy pornografía y nunca publicaría pornografía. ‘Pornografía’ es una palabra negativa para describir imágenes sexuales explícitas, y yo no publico imágenes explicitas.

Playboy es una revista de estilo de vida que incluye imágenes con un contenido sexual glamuroso, forma parte de un paquete completo que no está para nada asociado a la pornografía –dice, a pesar de que Linda Lovelace, la actriz de Garganta profunda (1972), posó para páginas interiores en 1973 y 1975.

¿Usted piensa que las películas porno podrán verse algún día en los cines de centros comerciales y las actrices porno serán la imagen de grandes marcas?

En los años 70 se podían ver películas pornográficas en cines, pero diez años después se acabó por cuestiones religiosas. Pienso que el mundo debería estar más abierto a ver imágenes de contenido sexual, porque el sexo es una necesidad primaria que civiliza al ser humano y no le hace daño a nadie. Una sociedad enferma es la que considera que las imágenes de mujeres desnudas son obscenas.

El vello púbico va y viene de moda. ¿Cuál cree usted que es su futuro?


El vello púbico se fue y no ha regresado. Pienso que si regresa, tendría que ser en algún estilo particular.

¿Quién mató a Marilyn Monroe?

Marilyn Monroe.

Dígame los tres trucos más importantes para conquistar a una mujer.

Yo solo tengo que decir “mi nombre es Hugh Hefner”. Eso funciona muy bien para mí.

Simón Posada
Para Donjuan

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA