Daniel Bolívar, el James de la Selección Colombia Indígena

Daniel Bolívar, el James de la Selección Colombia Indígena

La serie 'El éxito fuera del resguardo' trae la historia del James de la Selección Colombia Indígena

fg

Daniel Bolívar jugó junto a Diego Maradona en el 'Partido por la paz'.

Foto:

Archivo particular

28 de enero 2017 , 12:00 a.m.

─ “¡Ahí está Daniel Bolívar! ¿Dónde está Daniel?, ¿ahí está Daniel con nosotros?”, pregunta el presidente Juan Manuel Santos en una videollamada.

Enseguida, Daniel aparece en la pantalla del portátil del Jefe de Estado. El futbolista eleva su brazo para saludar y sonríe.

─ “Daniel, necesito que usted le meta dos goles a Argentina. ¿Usted de qué juega, Daniel?”, le pregunta Santos.

─ “Juego de volante de creación”, le responde el jugador.

─ “Bueno. A jugar bien. Usted sabe que Argentina no es un equipo fácil; pero sé que nosotros podemos ganarle, ustedes les pueden ganar. Le deseo mucha suerte. A usted le dicen que es el James de la Selección, de manera que tiene una gran responsabilidad”, le comenta el Presidente.

De nuevo aparece la sonrisa de Daniel, pero esta vez brilla más.

Saludo del Presidente a la Selección Nacional Indígena Saludo del Presidente a la Selección Nacional Indígena

el indigena que jugo fputbol junto a maradona

Daniel Bolívar Uriana es wayú, jugador del Club Deportivo Real Capital (de Bogotá), el 10, el capitán de la Selección Colombia Indígena y el autor del primer gol contra Argentina en la Copa América de Pueblos Indígenas ─que se celebró por primera vez en el 2015, en Chile─. El partido lo ganó Colombia 2-1. El país también venció a Chile, la selección anfitriona, y se enfrentó a Paraguay por el título de campeón (la copa terminó en las manos de los paraguayos).

Hace un par de años, el destino decidió que Daniel no jugaría más en la cancha del municipio de Barrancas, en La Guajira, pues sus jugadas merecían más espectadores, como los que reúne un torneo organizado por la Conmebol.

Daniel llegó a la Selección porque su juego enamoró a Juvenal Arrieta, el entonces consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), que creó ese equipo nacional, liderado por el ‘Pibe’ Valderrama y el ‘Pocillo’ Díaz.

Juvenal vio jugar a Daniel en La Guajira. “Al presidente le gustó mucho y se enamoró prácticamente. Y pues desde ese momento, el señor me tuvo mucha confianza y dijo que iba a ser el 10”, cuenta. El joven representó a la etnia wayú y para clasificar en la nómina superó todos los torneos disputados por la mayoría de los pueblos indígenas del país.

rtyhfgh

Daniel Bolívar tiene 22 años. Foto: Archivo particular.

Foto:

Antes de la Copa, la Conmebol realizó un prelanzamiento, en el que Daniel, nacido hace 22 años, fue el jugador revelación y Colombia, el equipo campeón. En la trayectoria del guajiro también se destaca la oportunidad de jugar en la misma cancha con el astro argentino Diego Maradona.

“Vine a Bogotá para jugar el ‘Partido por la paz’ con Maradona. Los indígenas han sido representativos en la historia de Colombia y se cedieron dos cupos a la Onic, entonces ellos me avisaron y me vine a jugar el partido en el Estadio de Techo. Fue una experiencia inmensa, bonita. Además de Maradona, vinieron (Freddy) Rincón, (Faustino) Asprilla… Montones de figuras con las que compartí el vestuario y la charla técnica”.

De bachiller a jugador

Daniel fue descubierto cuando cursaba grado once de bachillerato. “Un cazador de talentos fue al pueblo a ver jugadores. El señor se enamoró mucho de mí”, relata. Pero el que sería un momento de gloria no prosperó: “El cazador decía que me quería traer a jugar a Santa Fe, a inferiores, pero mi papá me dijo que no, que terminara mis estudios. Fue la oportunidad que perdí”.

Aunque su padre impidió que llegara a la capital, fueron los partidos de fútbol que jugaban él y otros familiares los que motivaron al entonces pequeño Daniel a emprender el viaje hacia el fútbol profesional y cumplir el sueño de levantar copas, sumar estrellas, recibir galardones y ser querido por hinchadas. “Iba mucho a ver jugar a mi papá y a mis tíos. Ahí le agarré amor al fútbol y comencé a practicarlo”.

rtyhfgh

el indigena que jugo fputbol junto a maradona

Foto:

De jugar en la cancha del resguardo, donde vivía con su abuela, pasó a entrenar en una escuela de fútbol de Barrancas. “Alrededor de los 13, 14 años comencé a jugar los torneos de jóvenes talento, que se realizan en La Guajira”. Años más tarde, cuando ya obtuvo el grado de bachiller, se puso la camiseta del Club Deportivo Real Capital.

Daniel decidió marcharse de Barrancas, aunque en la capital no le esperaba un sueldo. Por estar en el Club, vive en una “casa hogar” y recibe la alimentación.

Entrena todos los días unas tres horas, desde las 6 de la mañana. Los martes y jueves tiene doble jornada y entrena en las tardes. Juega partidos los fines de semana y pita encuentros para ganar dinero. “A veces necesitan planillero y me llaman. Bogotá es una ciudad que se presta para eso. Hay mucho trabajo, hay muchas oportunidades”.

Confiesa que le dio miedo vivir en Bogotá por la inseguridad, pero que se arriesgó por su compromiso con el fútbol. “Uno se anima por el amor que le tiene a las cosas y las ganas de salir adelante”, dice. Agrega que sus padres son su “máximo apoyo”.

***

Este año, Daniel viajará a Venezuela para presentarse al equipo de fútbol profesional Trujillanos Fútbol Club. Ese es su proyecto más cercano, pero también tiene dos a largo plazo: “Me gustaría estudiar Odontología porque me parece una carrera muy bonita. También, si Dios me permite ser profesional en el fútbol, cuando llegue mi etapa de dejarlo, quiero vivir en La Guajira… Ejercer el conocimiento en mi escuela, una escuela de fútbol en la que pueda ayudar a niños que tengan ese sueño de salir adelante, ya sean de la etnia o cualquier niño; pero en mi tierra, Barrancas, con mi resguardo y los resguardos vecinos”.

***

Esta historia hace parte de la serie periodística 'El éxito fuera del resguardo', que cuenta las decisiones que tomaron cinco indígenas colombianos para triunfar en el cine, la academia, el fútbol, los negocios y el arte.

Lo invitamos a leer las demás historias:

'La cámara es nuestro fusil': primera indígena cineasta del país

Abadio Green, uno de los primeros indígenas colombianos con doctorado

El indígena colombiano que creó empresa y exporta quinua a EE. UU.

La vida de Carlos Jacanamijoy antes de vender su primer cuadro

*EL TIEMPO quiso indagar cuántos indígenas colombianos se han graduado como profesionales en el país, pero el Ministerio de Educación aclaró que esa información no está disponible debido a que el Sistema Nacional de Información de Educación Superior no exige a los estudiantes reconocerse como indígenas. Por su parte, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y el Ministerio de Cultura remitieron la solicitud a la cartera de Educación.

MARÍA DEL PILAR CAMARGO CRUZ
Periodista de Especiales Multimedia de EL TIEMPO
pilcam@eltiempo.com
En Twitter: @PilarCCruz

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA