Consejos para adecuar correctamente las habitaciones de un bebé

Consejos para adecuar correctamente las habitaciones de un bebé

Versatilidad, funcionalidad y seguridad son tres puntos clave a la hora de organizar la habitación.

fg

A las cunas se les puede ir bajando el colchón a medida que crece el bebé, y hasta inclinarlo en casos de reflujo.

Foto:

Muebles & Accesorios.

19 de agosto 2016 , 10:35 p.m.

Una vez Mónica Ardila y Jorge Vargas supieron el sexo del bebé que esperaban, había que pensar en dos cosas clave: el nombre y cómo arreglar su cuarto. La primera, la resolvieron con Andrea y la segunda les llevó más tiempo. Luego de ver ideas en Pinterest, se decidieron por los tonos gris y morado y que el tema girara alrededor de El Principito. Jorge se encargó de pintar las paredes y de los dibujos y afiches.

El punto de mayor debate entre los dos fue decidir el tipo de cuna que querían. “Moni quería algo pequeño y lindo y yo pensaba en la funcionalidad, que durara y creciera con la bebé. Así nos decidimos por una cuna que se puede transformar hasta convertirse en cama, que le sirve hasta lo 7 o 10 años”, comenta.

Versatilidad, funcionalidad y seguridad son los tres puntos más importantes para tener en cuenta a la hora de organizar el cuarto del bebé, y en eso pensaron en Muebles & Accesorios, que celebran sus 30 años lanzando la línea para bebés y jóvenes, con un estilo muy nórdico y minimalista.

“Un cuarto básico debe tener la cuna, un mueble para el cambiador y almacenar, y si se puede, una silla o mecedora para la mamá”, comenta Andrea Prado, diseñadora de la marca.

Todo lo demás es añadidura: cajoneros, sillas y mesas para niños, tapete, que pueden irse agregando a medida que el bebé va creciendo y necesitando esas cosas.

Pero varios de estos muebles pueden salir de la cuna original. Ahí es cuando se habla de funcionalidad y versatilidad: la cuna en realidad es una cama que tiene barandas y una cajonera o cambiador en la parte de los pies, que luego se puede sacar y poner en el piso, como mesa de noche, repisa y hasta escritorio.

“El cambiador después se puede volver una cómoda con cajones para guardar cosas pequeñas o la ropa básica del bebé”, comenta Sol Patricia Pulido, diseñadora y dueña del almacén Kiki.

Las especialistas recomiendan que todo lo que se necesita para cambiar y vestir al bebé esté cerca de su cuna y sea de fácil acceso para no descuidar ni un segundo al pequeño.

Pensando en la comodidad y necesidades de los padres y bebés, las cunas ahora traen la posibilidad de inclinar el colchón –y no tener que ponerles ladrillos en las patas–, cuando se presentan casos de reflujo.

El colchón también es importante, que además de cómodo, debe ser fácil de limpiar, con protectores muy higiénicos que se puedan sacar y poner.

No se deben colocar sillas, cunas, camas y otros muebles cerca de las ventanas, para prevenir que los niños trepen desde estos objetos hacia estas y caigan. Los pisos deben ser antideslizantes, las puertas deben tener mecanismos para que siempre se puedan abrir desde afuera y los tapetes deben ser fijos y que se limpien fácilmente.

Decore según la etapa

De 0-3 meses: En los primeros meses de vida el bebé se encuentra en etapa de reconocimiento del entorno y de apertura sensorial, donde los colores y sonidos son clave para su desarrollo. Por eso, ponga en su habitación objetos con contrastes fuertes de colores para que los siga con la mirada (móviles), música suave y sonajeros.

De 4-6 meses: Al entrar en esta edad, ayúdele con objetos de distintos volúmenes, planos, ovalados y de colores fuertes como los primarios.

De 7-12 meses: Busquen elementos que contengan texturas como tapetes en foamy, cubos de tela, caucho y plástico para que el niño los reconozca y establezca diferencias al manipularlos.

De 12-24 meses: en este momento su hijo reconoce colores, formas y objetos, por lo que es indicado sumar pelotas, figuras de animales y juegos armables para desarrollar sus habilidades.

La seguridad, prioridad cuando se trata de pequeños

Las barandas de las cunas deben ser fijas, jamás retrácticles. Y la altura debe ser igual o superior a los 60 cm. Lo importante es que cuando el bebé se pare, sus axilas, como máximo, queden a nivel de la baranda.

* La distancia entre los barrotes no debe ser mayor a 6 cm., para que la mano pueda entrar y salir fácil, pero que no quema mucho más, menos la cabeza. Asimismo, no se deben dejar espacios entre la base de la cuna y el colchón, debe encajar perfectamente. Lo máximo que se puede dejar son dos dedos de distancia entre uno y otro.

* No debe haber tornillos ni herrajes a la vista.

* Todos los muebles deben tener bordes redondeados, sin filos.

* Si la cuna tiene rodamientos, estos deben contar con frenos.

ESTILO DE VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA