Las suculentas, unas plantas 'todo terreno'

Las suculentas, unas plantas 'todo terreno'

Sin duda una de ellas habrá llegado a sus manos porque están de moda. 

Las suculentas, un menú muy variado

Las suculentas son plantas de desierto, por lo que están acostumbradas a recibir mucha luz y poca agua.

Foto:

Cortesía Día de campo

13 de octubre 2017 , 07:07 p.m.

No son cinco, ni veinte, ni cien, ni quinientas, ni mil... son millares. Las suculentas son una familia de plantas bastante variada, con familiares en todas partes del mundo, y con miembros de todas las formas, tamaños y colores.

A veces la diferencia entre una y otra es tan sutil, como las de los hermanos gemelos: una raya, unas hojas de más, unos puntos por ahí, más redonda, más tupida, un borde...

“Hay unas 18.000 especies y variedades, por lo que hay plantas que parecen la misma pero no”, comenta Nanda Cadena, una comunicadora social que montó un Día de campo, donde trabaja con matas y hace terrarios.

Los datos enciclopédicos hablan de nueve familias muy conocidas, que agrupan unas 6.000 especies.

Las suculentas son una serie de plantas que viven en zonas áridas y para sobrevivir en esos terrenos donde escasea el agua han sabido adaptarse, a través de los años, acumulando líquido en sus hojas y tallos. Gracias a estas reservas son capaces de poder crecer en el desierto y en terreros adversos.

La forma de aprovisionarse de agua de muchas de ellas es captar la humedad que haya en el ambiente a través de los pelillos que cubren la superficie de sus hojas y que les permite retener el rocío matutino.

“Por eso sus hojas y tallos son carnosos y se ven como acolchadas. Su nombre viene de ahí, de ser ricas en agua y en nutrientes. Son unas plantas muy guerreras, que aguantan mucho”, comenta Cadena.

Con tanta variedad, es difícil clasificarlas, pero una forma arbitraria de hacerlo podría ser por la forma como crecen: las que lo hacen hacia arriba, las que se descuelgan y las que se extienden hacia los lados. Estas son de las más comunes y lo hacen como rosas, por lo que se les dice rosetas.

“Todas necesitan mucho sol para crecer, pero sobre todo las rosetas para poderse mantener tupidas”, explica Cadena.

“Si no reciben mucho sol tienden a deformarse, pues se e estiran buscando la luz y su forma bonita de rosetón se pierde porque se alargan”, agrega Ana María Lince, quien como Nanda, encontró en los terrarios la forma de expresar su gusto por las plantas y creó Terrarium.

También es importante la cantidad de agua que reciben, aunque son buenas acumuladoras, hay que recordar que vienen de suelos áridos, por lo que no es bueno que el agua se acumule en la tierra.

“Ellas aguantan más sin agua, que con exceso de esta. Como absorben permanentemente la humedad terminan tomando más de la cuenta y se pudren. Por eso hay que esperar a que la tierra se seque para volverlas a regar y evitar que el agua se acumule; tiene que circular, salir por algún lado. Recordemos que son plantas de desierto”, agrega Lince.Tener en cuenta que son plantas de desierto es clave. Esto hace que estén acostumbradas a mucha luz y poca agua.

Terrarios

Esa capacidad de las suculentas de crecer casi en cualquier parte, es lo que le ha dado su más reciente popularidad. Se ven sembradas en corchos, materas minúsculas, frasquitos, bolas de vidrio hasta en hermosos jardines, que se ven completamente tupidos.

Estas formas curiosas de sembrarlas las han convertido en un lindo regalo, en un práctico adorno o en un detalle inolvidable.

Así fue como Nanda Cadena empezó haciendo los terrarios, buscando un recordatorio para su matrimonio y se encontró con las suculentas en pequeñas materas. Ahora hace jardines y hasta historias contadas con plantas y muñecos o figuras pequeñas de personas, animales y cosas.

Los terrarios también fueron la opción de Ana María Lince, de Terrarium, donde ofrece estos pequeños mundos o jardines sumidos en un cristal.

La ventaja de estos es que ninguno es igual a otro, y que hay infinita posibilidad de combinaciones. Incluso, una sola matica, ya es algo único, comentan las conocedoras.

También hay que saberlos combinar, la idea es que las suculentas sean de la misma familia o que tengan las mismas necesidades de luz y agua. No comviene meterle otro tipo de plantas.

Unos pocos cuidados clave

Debe vivir en un lugar con buena luz: como toda planta, la luz es fundamental para la vida y el color de las suculentas. Lo ideal es que estén cerca a una ventana para que reciban el sol y evitar que se alarguen buscando la luz.

Suficiente agua, pero sin ahogarlas: en general, se pueden regar una vez a la semana o cada 10 días, estén en el interior o exterior de la casa. Si se va  de viaje, ponerle un poco más y aguanta hasta unos 20 o 25 días.

Tierra suelta para que circule el agua: lo ideal es que el sustrato donde se siembren sea una mezcla de tierra, arena y roca que quede suelta y no se apelmace cuando se riegue; la humedad acumulada las puede podrir. Es importante que el agua pueda salir.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA