Una dieta seca y húmeda a la vez para las mascotas

Una dieta seca y húmeda a la vez para las mascotas

Combinar alimento húmedo y seco trae beneficios en varios sentidos para perros y gatos.

Perros y gatos

Para los gatos y perros pequeños que son propensos a enfermedades del tracto urinario, una alta ingesta de agua a través de los alimentos aumenta el volumen de orina.

Foto:

123rf

15 de septiembre 2017 , 10:15 p.m.

Una dieta nutricionalmente equilibrada desempeña un papel fundamental en la salud y el bienestar de un animal de compañía, por esto la importancia de reconocer las diferentes alternativas alimenticias con las que perros y gatos pueden ser alimentados.

Según Viviana Lozada, médica veterinaria y gerente del negocio de Alimento para Mascotas de Mars, “mientras los gatos requieren un 50 por ciento de energía calórica a partir de proteínas, 40 por ciento de grasa y 10 por ciento de carbohidratos, los requerimientos energéticos de los perros son 30 por ciento proveniente de proteína, 60 por ciento grasa y 10 por ciento de carbohidratos. Estos objetivos se cumplen fácilmente con la ingesta de una mezcla de alimento seco y alimento húmedo”.

Por eso la recomendación es alimentar a perros y gatos con una dieta húmeda (trocitos de carne en lata o en sobre) y seca (concentrado).


“Los alimentos húmedos proporcionan humedad, niveles relativamente altos de proteínas animales y una variedad de sabores y texturas. Por su parte los alimentos secos (croquetas) proporcionan proteína, carbohidratos y fibra”, afirma Lozada.
Teniendo en cuenta que el agua es el nutriente más esencial de la vida y es el principal componente del cuerpo, los alimentos húmedos proporcionan
aproximadamente 80 gramos de humedad por cada 100 gramos de alimento.

Para los gatos y perros pequeños que son propensos a enfermedades del tracto urinario, una alta ingesta de agua a través de los alimentos aumenta el volumen de orina, reduce la concentración de la misma y disminuye el riesgo de cálculos en la vejiga.

Cabe destacar que perros y gatos domésticos, al igual que sus ancestros salvajes, prefieren instintivamente alimentos ricos en proteínas y grasas animales, con relativamente pocos hidratos de carbono, y un alto contenido de humedad, lo cual es totalmente coherente con la composición de la leche materna, así como su dieta natural. La combinación de húmedo y seco satisface esta demanda.

La ciencia ha demostrado que una dieta con al menos 50 por ciento de humedad ayuda a reducir la tasa de aumento de peso en los gatos.

Por su parte, los alimentos secos, con una textura apropiada, pueden ayudar a limpiar los dientes y eliminar la placa.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.