150 mil litros de leche viajan 13 horas para hacer Milo y La Lechera

150 mil litros de leche viajan 13 horas para hacer Milo y La Lechera

De dónde proviene la leche que los colombianos consumen

fg

Cada día, 150 mil litros de leche viajan 13 horas para hacer Milo y La Lechera

Foto:

cortesía Nestlé

24 de octubre 2016 , 06:00 p.m.

Cuando un colombiano citadino piensa en el origen de la leche fresca que compra en el supermercado o en la tienda de barrio, probablemente se imagina postales de campiñas o regiones montañosas, con campesinos en ruana resguardándose del frío. Difícilmente se piensa que proviene de los paisajes de la Amazonía.

Allí, las condiciones climáticas son poco amigables para los trabajadores. Al agobiante calor en algunas temporadas se suman las lluvias torrenciales; esas que convierten la tierra en pantanos intransitables. La infraestructura vial no es la adecuada y transportar allí productos perecederos es un desafío constante.

Aun así, con el viento en contra, ésta ha sido históricamente una región de producción lechera en el país. Ubicada entre el piedemonte andino y el Amazonas, Florencia, la capital del Caquetá, concentra las compras de leche de Nestlé Colombia en este departamento. Son más de 150 mil litros cada día, que viajan en camiones más de 13 horas hasta la planta de Bugalagrande en el Valle del Cauca, donde se procesa la crema de leche, La Lechera y el Milo.

Para tan largos viajes, hasta Florencia y luego al Valle, se necesitan mucho más que un hábil conductor y cuatro llantas que lidien sagazmente con las carreteras, sobre todo en invierno, cuando las vías terciarias no funcionan. También se requiere una cadena de frío que proteja a la leche del caluroso ambiente y evite la aparición de las bacterias. En resumen, lograr que este alimento llegue a su destino con los estándares de calidad necesarios, representa grandes inversiones y apoyo de varios actores externos a los productores.

Parte de estos apoyos los ha dado Nestlé en el Caquetá desde 1974, cuando la compañía escogió a ese como uno de los departamentos para abastecerse de la materia prima de numerosos productos. Pese al clima adverso, la carencia de infraestructura y el azote del conflicto armado en este punto geográfico, de allí proviene el 40 por ciento de la leche comprada por la empresa.

Así, desde hace más de cuatro décadas, varias acciones se han llevado a cabo con el fin de lograr un escenario beneficioso para los proveedores, iniciativas ahora enmarcadas en la estrategia de Creación de Valor Compartido, que busca trabajar por el crecimiento y desarrollo de los grupos de interés y de las comunidades en las zonas en las que Nestlé trabaja.

Actualmente, 1900 ganaderos del departamento han sido beneficiados con múltiples iniciativas. Desde asesoramiento sobre nutrición animal, genética, tecnología e infraestructura agrícola, hasta microcréditos para las redes de frío y la construcción de infraestructura; un acompañamiento que les permite a los ganaderos caqueteños llegar a gestionar sus fincas como empresas ganaderas. Actualmente se ofrece parte de esa asistencia con visitas de expertos a los lecheros, quienes viajan por las carreteras del Caquetá todos los días, de 5 de la mañana a 9 de la noche, para dar la mayor ayuda y cobertura posible.

Además del apoyo a los productores a través de esas acciones, hay una iniciativa que se resalta del Plan de Fomento Lechero y es la transformación de la ganadería extensiva a una más amigable con el medio ambiente. Se trata de la técnica del silvopastoreo, que combina pastos con árboles y arbustos en el manejo del ganado y permite poner un límite a la frontera agrícola. Esta técnica es ventajosa tanto para la producción como para el medio ambiente, pues conserva la vegetación y logra un uso más eficiente del suelo.

La conversión al silvopastoreo busca puntualmente llegar a cien ganaderos que demuestren las mejores condiciones productivas y administrativas para una transformación de fondo en su forma de producir leche. Esta iniciativa está enmarcada dentro del ‘Proyecto de reconversión ganadera para la sostenibilidad’, que empezó en julio de 2015 e irá hasta el 2022, cuando se espera un aumento en la productividad de alrededor del 40 por ciento y un incremento del promedio anual de ventas de 24 por ciento, además de al menos mil hectáreas implementando el modelo sostenible.

Este plan, que mitiga la ganadería extensiva y convierte a los lecheros en productores responsables con el medio ambiente, funciona con recursos de créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ejecutados por Nestlé, todo un reto en términos financieros. No obstante, para evitar que haya traspiés en los pagos, éstos se descuentan directamente de las compras de leche cruda a los proveedores, la forma que encontró la compañía de garantizar el cumplimiento y ayudar al desarrollo integral de las fincas y sus propietarios, a crear valor compartido.

Así, Nestlé Colombia demuestra su compromiso de ayudar de forma responsable a quienes hacen parte de su cadena de negocios, un ejemplo más de que su compromiso con la sociedad y las comunidades en sus 150 años de historia".

REDACCIÓN CONTENT MARKETING

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA