La muerte de Paul Bocuse deja huérfana la gastronomía francesa

La muerte de Paul Bocuse deja huérfana la gastronomía francesa

El cocinero  más influyente del siglo XX, fue el padre de la 'nouvelle cousine'. 

El chef francés Paul Bocuse era un ícono mundial de la cocina.

Paul Bocuse revolucionó la cocina francesa y con ella a la del mundo entero. Asesoró en cocina a la película Ratatouille y se dice que inspiró la imagen del chef retratado.

Foto:

Sandro Campardo /EFE/EPA

20 de enero 2018 , 08:33 p.m.

La muerte hoy de Paul Bocuse deja huérfana a la gastronomía francesa, de la que el legendario cocinero, el mejor del siglo, según algunos críticos, impulsó su renovación sin perder el respeto a las tradiciones.

"Nuestro 'capitán' se ha apagado este 20 de enero a las 10 horas, en vísperas de sus 92 años. Más que un padre y un esposo, era un hombre de corazón, un padre espiritual, una figura emblemática de la gastronomía mundial", dijo su familia de quien era conocido como "Monsieur Paul".

Paul Bocuse, fallecido este sábado 20 de enero, a los 91 años, era el cocinero más famoso de Francia, impulsor de la "nouvelle cousine" y toda la leyenda que dejó su marca durante décadas en la gastronomía mundial. 

Ningún otro cocinero puede presumir tener un mercado de excelencia gastronómica con su nombre: Les Halles Paul Bocuse (Lyon, Francia), con un espectacular grafiti de su figura en frente, de haber creado el más prestigioso concurso culinario del mundo y de lucir tres estrellas Michelin desde hace 50 años.

Bocuse, impulsor de la "nouvelle cuisine" francesa que en los años 80 inspiró la revolución gastronómica española de la mano de los chefs vascos Juan Mari Arzak y Pedro Subijana.

Las redes sociales de su país -cuentas de políticos incluidas como el presidente Emmanuel Macron- lloran la muerte del padre de la nueva gastronomía gala, nacido en 1926 en Collonges-au-Mont-d'Or, vecina a Lyon y donde su restaurante sigue siendo lugar de peregrinación de gastrónomos.

El cocinero, según el presidente francés, Emmanuel Macron, "era la encarnación de la cocina francesa", en la que como impulsor de la 'nouvelle cuisine" abrió "un capítulo glorioso que hoy en día le permite ocupar el primer nivel mundial, motivo de orgullo de Francia y de los franceses".

Designado Cocinero del Siglo, Paul Bocuse debutó en los fogones familiares con sólo 10 años, aunque no fue hasta los 70 cuando se alistó en el movimiento de la "nouvelle cuisine", apostando por nuevas técnicas y aligerar de calorías las recetas de la cocina que hasta entonces había sido copiada hasta la saciedad por los cocineros de todo el mundo.

Era la encarnación de la cocina francesa, (abrió) un capítulo glorioso que hoy en día le permite ocupar el primer nivel mundial, motivo de orgullo de Francia y de los franceses.


Heredero de una tradición culinaria familiar que arrancó en 1956, el joven cocinero propuso platos autóctonos revisados como el brioche de salchichas o el clásico "gratin dauphinois" y conquistó a los comensales, nacionales e internacionales.

La sopa que creó en 1975 en honor del entonces presidente francés Valéry Giscard d'Estaing, bien cargada de trufa, sigue siendo hoy un icono de su carta, al precio de 85 euros.

Designado Cocinero del Siglo, Paul Bocuse debutó en los fogones familiares con sólo 10 años, aunque no fue hasta los 70 cuando se alistó en el movimiento de la "nouvelle cuisine", apostando por nuevas técnicas y aligerar de calorías las recetas de la cocina que hasta entonces había sido copiada hasta la saciedad por los cocineros de todo el mundo.

La promovió en su libro "La cocina de mercado", en el que dejaba constancia de la preferencia por la materia prima recién comprada en el mercado.

En 1987 creó un concurso de cocina, el prestigioso Bocuse d'Or, que promueve el barroquismo culinario en forma de dos presentaciones, una de carne y otra de pescado, lejanas a la actualidad de todo restaurante. Francia y Noruega son los países que más veces han ganado la preciada estatuilla dorada.

En su restaurante, a las afueras de Lyon, el tiempo se detuvo en su carta y en su colorida fachada en tonos frambuesa y pistacho, que se asemeja a un decorado teatral en cuyo interior funciona el servicio de sala con una precisión de reloj suizo.

Su propuesta de postres, presentados a la antigua usanza en carros, es apabullante y un sueño para los golosos.

A partir de 1994 Paul Bocuse expandió su negocio con los famosos cafés restaurantes Bocuse, presentes en Japón y Estados Unidos.

El nombrado "cocinero del siglo" por la guía Gault et Millau y "Papa de la cocina" estaba enfermo de párkinson desde hace años. Falleció en Collognes-au-Mont-d'Or, localidad en la que había nacido un 11 de febrero de 1926 y en la que consiguió con el restaurante familiar Auberge du Pont, que posteriormente rebautizó con su propio nombre, tres estrellas Michelin que le acompañaron durante más de 50 años.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.