Gordo: sí pero no / El caldero de Sancho

Gordo: sí pero no / El caldero de Sancho

Gordo Brooklyn es una referencia en Bogotá en cuanto a restaurantes informales se trata.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

13 de diciembre 2016 , 01:41 p.m.

De inspiración neoyorquina, con una carta con marcado acento norteamericano, Gordo Brooklyn se ha convertido en una referencia obligada en Bogotá a la hora de hablar de restaurantes informales, de buenas hamburguesas, de costillitas y de ese tipo de antojos carnívoros.

Desde que se puso de moda, Gordo ha mantenido un altísimo número de visitantes. Tanto así que los fines de semana conviene llegar temprano a la hora del almuerzo si se quiere conquistar una mesa sin necesidad de hacer fila.

Aunque en la carta solo aparece una hamburguesa, se ha convertido en una de las más famosas de Bogotá, por el buen punto de la carne, el buen pan y las múltiples adiciones para armarla al antojo de cada quien, eso sí con un precio final que puede resultar elevado.

También son muy famosos en Gordo los macarroncitos con salsa de queso –los mac & cheese–, que es común ver en las mesas a manera de entrada mientras se revisa la carta.

Los sándwiches de panza de cerdo y las costillitas constituyen otros platos con los que va uno a la fija en este restaurante, cada uno con algún toque propio que lo hace muy especial.

Con la sobrebarriga, en cambio, no han logrado el punto perfecto. A pesar del buen sabor que le imprimen con un agradable toque cítrico, el punto de cocción no es el ideal: resulta un poco chicluda.

La sobrebarriga es uno de los cortes más exigentes: cuando es buena es una de las mejores carnes que uno puede probar… pero no admite términos medios. Se trata, no obstante, de una de las poquísimas excepciones en una carta destacada.

Sin embargo, tristemente hay que decir que no ocurre lo mismo con el servicio.

Quizás la fama y la gran demanda los ha llevado a relajarse en esta materia. A los meseros les falta amabilidad, los hay olvidadizos, y algunos incluso llegan a ser displicentes cuando no groseros.

Tampoco le queda bien a Gordo Brooklyn el mal estado de la vajilla –abundan los platos desportillados y rayados– y menos aún si se tiene en cuenta que los precios de su carta no son los más económicos.

Ojalá puedan afinar esos detalles, y no dejen que la fama los lleve a descuidar los buenos logros que han alcanzado.
Gordo Brooklyn. Carrera 4A n.° 66 - 84, Bogotá. Teléfono 314-5517.elcalderodesancho@yahoo.com.co

SANCHO
Crítico gastronómico

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA