Culto a la cocina / El caldero

Culto a la cocina / El caldero

Calderón, una alternativa al repertorio de pescados de siempre.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

29 de septiembre 2016 , 05:35 p.m.

La primera sensación que me queda al salir de Calderón es que se trata de uno de esos restaurantes en los cuales hay verdadero culto por la cocina. No crean que es obvio: hay muchísimos restaurantes en los cuales no es así… incluso en algunos en los que a pesar de que no existe ese culto, se come bien. Bien y ya. Sin esa pasión que, cuando existe, le aporta al plato un ingrediente maravilloso: y Calderón lo tiene.

También me queda la sensación –por no decir la certeza– de que en esa cocina hay un gusto especial por las cocciones largas.

Hay respeto por los ingredientes, y cuando existe ese respeto se buscan ingredientes de la mejor calidad y se procura que las preparaciones exalten sus virtudes, y no que las echen a perder, las disfracen o las escondan. Y hay –eso también se nota– un cuidado para que a la hora de innovar, de cambiar algunos ingredientes de las recetas tradicionales o al buscar fusión de cocinas no se pierda la esencia de los platos que han servido de inspiración.

Fruto de una buena suma entre los talentos gastronómicos de Tábula y de El Comedor, Calderón es un restaurante que acaba de abrir sus puertas en el Hotel Bioxury, del barrio El Retiro, en el norte de Bogotá. Un lugar amable, acogedor, con espacios muy interesantes.

Hay en la carta de Calderón un estofado de ternera verdaderamente maravilloso: la salsa que le da vida tiene un interesante equilibrio de sabores y un punto muy agradable. Para acompañarlo, recomiendo pedir ese delicioso puré de la casa con marcado acento de queso Paipa.

Hay unas albóndigas con acento marroquí que, además de sabrosas, tienen la virtud de ser diferentes a todas cuantas preparan en los demás restaurantes de Bogotá. Hay un arroz meloso de conejo que vale la pena probar y que confirma que España tiene arroces mucho más interesantes que la tradicional paella.

Pero, sin darle más vueltas, de todo cuanto probé en Calderón le daría la medalla de oro a la caldereta de pirarucú fresco. El pirarucú es un pez típico del río Amazonas, de extraordinario sabor, y que en Calderón preparan con tal cuidado que llega a la mesa con una textura perfecta. Me alegra mucho, además, que propongan una alternativa al repertorio de pescados de siempre.

Sin duda, la apertura de Calderón constituye una muy buena noticia.
Calderón. Hotel Bioxury. Calle 83 n.° 9-48.
Teléfono: 744-2829.

Sancho
Crítico gastronómico
elcalderodesancho@yahoo.com.co 

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA