Un papa se roba el alma de la audiencia en la TV

Un papa se roba el alma de la audiencia en la TV

Poder, fe y conflictos humanos son los ingredientes de ‘The Young Pope’, una serie con aire rebelde.

Serie ‘The Young Pope’

El actor Jude Law interpreta a Pío XIII, un Papa que trata de entender su poder.

Foto:

Cortesía Fox Premium

17 de abril 2017 , 01:05 a.m.

Una de las series de TV que más han llamado la atención últimamente es ‘The Young Pope’, un drama con una pizca de humor negro acerca del ascenso de un pontífice (Pío XIII) que parece romper todos los esquemas y expone una serie de contrastes de quien tiene el peso de ser el máximo representante de Dios en la Tierra.

Una tarea nada fácil en un mundo representado por tensiones de poder y algunos resabios de quienes trabajan bajo los parámetros del catolicismo.

Protagonizada por Jude Law –en uno de los papeles más complejos de su carrera–, ‘The Young Pope’ (que se emite los domingos a las 10 p. m. por el canal de TV paga Fox Premium) no es una crítica mordaz o una burla a la Iglesia católica, sino la representación de un monarca de esa comunidad que tiene un estilo muy particular de acercarse a sus fieles, a Dios y a un círculo lleno de intrigas, defectos y una que otra confusión de los sacerdotes a la hora de asumir su papel como orientadores de la fe.

De la mano del realizador italiano Paolo Sorrentino (‘La gran belleza’ y ‘Youth’), esta producción explora esa batalla entre el poder y la fe, a la par con una reflexión acerca de la naturaleza humana con un estilo cargado de cierto humor y sarcasmo, pero sin perder profundidad.

Sorrentino ya había experimentado de alguna manera con esa fórmula en el filme ‘La gran belleza’, en el que expone la frivolidad que se siente en ciertos ámbitos de intelectualidad, pero quiso probar en la pequeña pantalla un poco de ese discurso mordaz que tanto ha reconocido la crítica en su cine.

“La oportunidad de experimentar libremente sobre el arco de una historia tan compleja y multifacética me pareció una gran oportunidad y le dio la posibilidad a mi imaginación para que vagara libremente, sin tener que renunciar a todos esos elementos narrativos que con frecuencia deben ser sacrificados en el formato cinematográfico”, contó el realizador en una entrevista, al referirse a ‘The Young Pope’.

Para él, dirigir esta “casi película de diez horas” fue también una bendición, ya que considera que las series son como un hijo afortunado de la literatura y el cine. “Tienes la ampliación del tiempo de la novela y las posibilidades visuales que en los últimos años, gracias a los estadounidenses en particular, han alcanzado un nivel de calidad y de inversión financiera propio de la industria cinematográfica”, explicó.

A eso hay que sumarle que el papa imaginado por Sorrentino escapa de contar solo la vida de un hombre designado por Dios para un trabajo. Tampoco es el reflejo de una carrera marcada por la santidad lo que da forma a la serie.

“Es un guiño a un público no tan religioso y a espectadores curiosos, de esos que están ávidos de misterios o escándalos presentados en una narrativa televisiva (...). Retomar esa idea de los estadounidenses de siempre ver fuerzas oscuras que actúan en los asuntos del Vaticano; cosas que sin duda existen en la Santa Sede, pero que solo sus representantes de mayor jerarquía son capaces de descubrir y de exponer por sí mismos”, agregó.

Un papa inesperado

“¿Por qué no imaginamos a un pontífice diametralmente opuesto al papa Francisco?” fue la pregunta que se hizo el realizador cuando imaginó a su personaje principal.

“Después de un jefe de la Iglesia que está tan profundamente ligado con el pueblo y con grandes multitudes, me imaginaba un ‘alter ego’ atado a las tradiciones y a los rituales ancestrales de la Iglesia católica romana. Un papa que cerraba puertas en lugar de abrirlas y que actuaba como un pastor de almas conciliador, pero un religioso que reprendería a los fieles, exigiéndoles sacrificios absolutos”, respondió.

De la mano de Jude Law logró ese cometido, ganando no solo la atención de la audiencia, sino asegurando una segunda temporada para ‘The Young Pope’.

“Hubo mucho que conectaba a Law con el personaje: la edad, la apariencia física, el carisma y la capacidad de encarnar la dualidad ‘imprudencia y autoconciencia’, cualidades contradictorias pero necesarias para abrazar a este personaje y hacerlo creíble”, finalizó Sorrentino.

¿Dónde se puede ver?

La primera temporada de la serie ‘The Young Pope’ se emite los domingos a las 10 p. m., por el canal de TV paga Fox Premium.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA