Taylor Swift se encuentra y se pierde en ‘Reputation’, su nuevo álbum

Taylor Swift se encuentra y se pierde en ‘Reputation’, su nuevo álbum

La cantante construye una identidad rebelde y desafiante en su más reciente trabajo discográfico.

‘Reputation’, de Taylor Swift

En su primera semana, ‘Reputation’ vendió 1,05 millones de copias en EE. UU. y se convirtió en el disco más vendido del año.

Foto:

Big Machine Records

17 de diciembre 2017 , 02:35 a.m.

Taylor Swift siempre ha utilizado aparentes traiciones y ofensas para subir de nivel en la escalera global del pop. Desde que hacía música ‘country’, las decepciones han inspirado gran parte de sus líricas y la han construido como una artista humana y resiliente ante el dolor emocional.

En su nuevo álbum, ‘Reputation’, lanzado en noviembre de este año, la cantante cambia la tónica. En él sigue respondiendo a los mensajes negativos que recibe, construyéndose en relación con ellos. Pero si antes respondía con dulzura, en este disco lo hace con veneno y fuerza, tanto a los agravios como a su vieja identidad, que ha muerto y está enterrada.

El anuncio de esta muerte ceremonial tiene lugar en ‘Look What You Made Me Do’ (‘Mira lo que me hiciste hacer’), sencillo de ‘Reputation’. Este fue el primer indicio de cómo sería la ‘nueva’ Taylor: más oscura y dispuesta a ajustar cuentas con viejos rivales: Kim Kardashian, Kanye West y Katy Perry.

El título de la canción cuenta una historia: las circunstancias forzaron a Swift a alejarse de su viejo yo para abrazar una nueva persona con más filo, que puede ir a la guerra en las canciones y no solo quedarse en una trinchera esperando a que cesen los bombardeos.

A su vez, en ‘Reputation’, los ataques de Swift también se dirigen a ella misma. En el coro de ‘I Did Something Bad’ (‘Hice algo malo’) dice: “Dicen que hice algo malo./ Entonces, ¿por qué se siente tan bien?”. Estas preguntas se mantienen a lo largo del proyecto, como prueba del proceso –a veces incómodo – de aceptarse a sí mismo como el malo de la película.

Parecería, entonces, que con este álbum Swift dejó de preocuparse por la opinión del público sobre ella y respondió a los ataques. Trascendió su imagen de víctima para recuperar su agencia y poder golpear también. Pero, paradójicamente, en el paisaje sonoro de ‘Reputation’, Swift se adapta a las tendencias más comerciales de la música pop.

En las letras, Swift se encuentra y en los sonidos su identidad se diluye en el molde de éxitos radiales de pop de 2017. Hace unos años, ella destacaba como una estrella que se había labrado su propio camino, y con este disco toma el desvío hacia los sonidos más genéricos aunque efectivos, los que aseguran un lugar prominente en la radio.

Este proceso ya había empezado en su álbum anterior '1989', de la mano de productores con los que lleva un largo tiempo trabajando, como Max Martin y Jack Antonoff, que le dan a ‘Reputation’ el sonido actual y conocido, y abren espacios para que Swift explore nuevos territorios, como rapear en sus canciones.

Los rapeos, junto con la presencia fuerte de sintetizadores y de invitados como la estrella del ‘trap’ de Atlanta Future – impensable en un álbum de la vieja Taylor– señalan un cambio consciente hacia un sonido cercano al ‘hip hop’, que tantos réditos les ha dado a artistas como Miley Cyrus o Katy Perry.

Este sonido es coherente con la nueva identidad de la artista, más madura y rebelde, alejada de la ternura e inocencia anteriores. En conjunto, le quitan algunas características de lo que hizo interesante a Swift en un principio –tener éxito en el mundo pop haciendo ‘country’– pero también le dan más herramientas para sostener su carrera en el circuito de tendencias de la música pop mundial.

Estas no son tendencias nuevas ni en Swift ni en artistas blancas del pop. Pero sí es de las primeras veces que Swift habla de consumir alcohol en sus canciones. También es la primera vez que maldice. Y, bueno, también es la primera vez que dice que la vieja Taylor está muerta y no puede contestar el teléfono a las personas que la están llamando.

Después de escuchar ‘Reputation’, no es claro cuál es la propuesta de Swift para sobresalir en la música hoy, más allá de seguir la fórmula de éxito garantizado. Pero, aunque esta puede estabilizar su carrera y llevarla a circuitos de discotecas donde predominan los llamados ‘bangers’ –canciones con fuertes percusiones y sintetizadores que llenan de energía a los danzantes– también puede dejarla sin un lugar propio como el que la vieja Taylor ocupaba.

En todo caso, si ‘Reputation’ se adapta y adopta los sonidos más comerciales, es justo con el proyecto juzgarlo en ese ámbito, y los resultados han sido innegablemente arrolladores: solo en la primera semana vendió 1,05 millones de copias en Estados Unidos, para convertirse en el disco más vendido del año, superando al de Ed Sheeran.

También es el primer álbum en vender más de un millón de copias en una semana desde que ‘25’, de Adele, lo hizo en 2015. Los tres discos anteriores de Swift también lo habían logrado, todos en la primera semana: ‘1989’, con 1,29 millones en 2014; ‘Red’, con 1,21 millones en 2012; y ‘Speak Now’, con 1,05 millones en 2010.

Con ‘Reputation’, Swift se convirtió en la primera artista en tener más de un millón de ventas en una semana desde que Nielsen Music empezó a controlar esta estadística, en 1991. Irónicamente, aunque es el disco más exitoso del año también es el menos exitoso de Swift en la primera semana desde ‘Speak Now’ en 2010.

Con su nuevo álbum, Swift fue ambiciosa: se apuntaló en un sonido más genérico pero no por eso menos exitoso, se enfrentó directamente a sus enemigos y asumió el papel de antagonista.

Las ventas le dan la razón, pero la verdadera prueba estará en el lugar que ocupe en los próximos años en la discusión cultural del pop, en donde su hogar estilístico y sonoro –en el que vivía casi sola– cambió para ser un edificio en el que todas las cantantes blancas jóvenes quieren entrar.

SANTIAGO CEMBRANO ESCOBAR
EL TIEMPO
En Twitter: @scembrano

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.