Director de la serie sobre Jaime Garzón en RCN defiende el proyecto

Director de la serie sobre Jaime Garzón en RCN defiende el proyecto

Sergio Cabrera dice que las críticas a ‘Garzón vive’ "eran inevitables’.

Sergio Cabrera, director de 'Garzón vive'

Cabrera, de 67 años, es el director de películas como ‘La estrategia del caracol’. Vivió en China en su infancia y es hijo de actores.

Foto:

Canal RCN

29 de enero 2018 , 09:26 a.m.

El cineasta Sergio Cabrera dice que conocía algo del Jaime “Garzón triunfador, pero poco de sus procesos para llegar donde llegó”. Por eso, para él, “una de las virtudes de la serie ‘Garzón vive’ es justamente esa, ver facetas desconocidas del personaje”.

Cabrera, nacido en Medellín hace 67 años, dirige la producción de RCN, que desde sus inicios ha generado polémicas. Marisol Garzón, hermana del presentador de ‘Zoociedad’ y ‘Quaq el noticero’, demandó al canal por usurpación de marca. Y el 'rating' tampoco la ha favorecido: desde su inicio no ha pasado de los 6,5 puntos (el promedio del enfrentado está alrededor de 14).

Sobre las críticas, Cabrera afirma que “eran inevitables, porque se trata de un personaje que dejó muy honda huella en la vida nacional. La serie es muy respetuosa de la imagen y la personalidad de Jaime, pero en un proyecto de esta magnitud es imposible darle gusto a todo el mundo”.

Hijo del español Fausto Cabrera, figura del teatro y la televisión, el director tiene un palmarés muy importante en el medio audiovisual. Entre sus películas más premiadas figuran ‘La estrategia del caracol’, ‘Técnicas de duelo’, ‘Golpe de estadio’, ‘Todos se van’, ‘Perder es cuestión de método’ e ‘Ilona llega con la lluvia’. Y en la televisión ha tenido a cargo series como ‘Escalona’ (1991), sobre la vida del compositor vallenato Rafael Escalona; ‘La Pola’ (2010), que contó la historia de la heroína de la Independencia, y ‘Doctor Mata’, sobre Nepomuceno Matallana, asesino en serie en la Bogotá de los años 40.

¿Qué posibilidades le da una serie que cuenta una historia real?

Conocer o repasar nuestra propia historia es una sensación muy placentera, nos ayuda a ser conscientes de nuestras responsabilidades y a sentir el momento histórico en el que vivimos. ‘Garzón vive’ está llena de tramas de acción, romance, diversión y todo con mucho humor, con aquel humor de Jaime que cautivó a tantos colombianos, porque el humor forma parte de nuestra idiosincrasia y personalidad como país. Y sentí lo mismo con ‘Escalona’, ‘La Pola’ y ‘Doctor Mata’.

¿Qué opina de las críticas y las demandas judiciales que hay por la serie?

Me preocupa que pueda suceder algo que suele pasar en este país: que el árbol no deje ver el bosque. Mucha gente solo se fija en el detalle y no ve lo importante que puede ser el todo. Por ejemplo, en este caso, no darse una oportunidad para dar a conocer las ideas y el espíritu de un personaje tan iluminado e inspirador como Jaime Garzón, solo porque no les gusten algunas pinceladas que se usen para atraer a los espectadores. Cuando se abordan temas y personajes históricos o figuras públicas desde la ficción, lo que se hace es presentar la interpretación, la lectura de ese personaje. Es muy distinto a hacer una biografía. Se trata de una recreación. No es una fotografía sobre el personaje o el hecho, sino una versión del productor, que es RCN; el guionista, que es Juan Carlos Pérez, y el director, que en este caso soy yo.

Es natural que algunos de quienes estuvieron cerca de Garzón, en alguna de las muchas etapas de su vida, sientan que la historia fue diferente o que nuestra versión es inexacta.

Garzón es tan de ellos como de todos. Nosotros, cada cual, tiene derecho a leer e interpretar su vida o la de cualquier figura pública a su manera y con su punto de vista. Sobran las demandas y las discusiones sobre si fue así o asá. Esa es una pelea con la historia, con las memorias y las nostalgias de cada uno, librada en un espacio diferente al de la ficción.

¿Cómo llegó al proyecto?

A finales del 2015, poco después del estreno de mi película ‘Todos se van’, en una reunión en el canal RCN me preguntaron si estaría interesado en dirigir una serie sobre la vida de Garzón. Lo acepté allí mismo porque era un proyecto que, de alguna forma, hablaba de mi propia historia, de la historia contemporánea de los colombianos, porque a través de la vida de Garzón se cuenta la historia del final del siglo XX en nuestro país, y cualquier director se sentiría privilegiado de dirigirla.

¿Cuál es su recuerdo más importante de Garzón?

Conocí a Jaime en diferentes actividades sociales y estuve en su casa en varias ocasiones. Era una persona carismática y muy divertida. El recuerdo más importante es su mensaje, que hoy resulta más pertinente que nunca. Siempre creyó en Colombia, luchó por Colombia desde la paz y la conciliación, y por eso la suya es una experiencia que vale la pena conocer.

Ya en la serie, ¿cómo se encontró con la vida de Jaime Garzón?


Bueno, en realidad los directores solemos encontrarnos con el resultado de extensas y complejas investigaciones convertidas en libreto; en este caso, el resultado de un concienzudo trabajo de Juan Carlos Pérez, que investigó con profundidad, entrevistó a mucha gente que lo conoció, incluidos sus dos hermanos y su viuda, y creó un universo en el que yo me sumergí con la ayuda de un equipo óptimo.

Como director, ¿cómo fue manejar esos momentos en los cuales él luchaba contra la ultraderecha?

En la última etapa de su vida, Garzón tuvo que vivir con miedo, porque él sospechaba que pasaría lo que pasó. Es muy complejo un personaje que debe convivir con ese miedo, pero que al mismo tiempo debe ser gracioso e irradiar humor frente al público e incluso frente a sus seres cercanos. Y como director es un privilegio tener personajes así. Ahí es cuando actor y director tienen que sacar sus herramientas para conmover a la audiencia.

¿Qué cree que pasó con Santiago Alarcón para que llegara a su caracterización de Jaime Garzón?

Ahora que la serie está terminada, parece fácil haber decidido qué actores y actrices serían los adecuados para interpretar a cada uno de los más de 200 personajes que transitan por ella, pero lo más difícil fue escoger a quien interpretaría a Jaime.

Desde el principio, Santiago Alarcón fue uno de los más opcionados. Yo sentía que en él estaba latente el espíritu de Jaime. No sé cómo ni por qué, eso es algo secreto que les sucede a algunos actores con algunos personajes, pero en el proceso de construcción Santiago fue encontrando herramientas, inspiración y métodos para armar un personaje difícil de diferenciar del verdadero Garzón. Era a la vez divertido y doloroso ver los esfuerzos que hizo para encontrar la verdad del personaje en todo momento, porque al final a eso se reduce todo, a transmitir verdad, y lo que parece tan simple es una tarea de complejidad asombrosa.

OLGA LUCÍA MARTÍNEZ ANTE
EL TIEMPO
olgmar@eltiempo.com
En Twitter: @culturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.