La dura vida en la Tierra de la princesa Leia

La dura vida en la Tierra de la princesa Leia

A Carrie Fisher, su personaje en 'Star Wars' la convirtió en ícono. Esta fue su trayectoria.

fg

Carrie Fisher, la actriz que inmortalizó al personaje de la princesa Leia en la saga de ciencia ficción Star Wars, falleció este martes.

Foto:

REUTERS

28 de diciembre 2016 , 09:15 a.m.

“¡Hola, me llamo Carrie Fisher y soy alcohólica!” Así comenzaba su monólogo esta actriz estadounidense frente a un público ansioso por conocer las cicatrices que había dejado la fama en una mujer que se convirtió en un ícono cultural y pagó un precio muy alto por ello.

Sus presentaciones en vivo a manera casi de 'stand up comedy' en Wishfull Drinking, un espectáculo que se inspiró en su libro homónimo, se convirtieron en la mejor manera de exorcizar los demonios que le dejó el papel de la princesa Leía en la famosa saga de 'Star Wars' (también conocida como 'La Guerra de las Galaxias').

(Le puede interesar: En fotos: recordando a Carrie Fisher, la princesa Leia)

En un comienzo, no alcanzó a dimensionar que 'Star Wars: A New Hope' (1977) se convertiría en el detonante de un explosivo éxito a partir de una historia de ciencia ficción que hablaba de la eterna lucha del bien y del mal en una galaxia muy lejana, que conectó con millones de espectadores en todo el mundo y se convirtió casi en una religión.

Fisher, a sus 19 años, pasaría a ser la princesa de ese culto que aún hoy hace suspirar a los nostálgicos y atrapa a las nuevas generaciones con un nuevo ciclo de producciones que hablan de resistencias contra los poderes dictatoriales y ciertos matices religiosos contados entre planetas llenos de seres alienígenas y naves destructoras.

El tener esa responsabilidad de ser la heroína de semejante aventura cinematográfica fue un peso muy duro para la actriz, que se dejó llevar –haciendo un poco de humor negro, como el que a ella le encantaba– por el lado oscuro de Hollywood: ese en el que el exceso y encasillamiento adquieren un protagonismo tóxico.

Este miércoles, un día después de su fallecimiento tras ser hospitalizada por un ataque al corazón en un vuelo de Londres a Los Ángeles el pasado 23 de diciembre, la sensación tras su partida no deja de ser irónica.

Había ganado muchas de las batallas cruciales que se vieron en 'Star Wars'; fuera de los estudios de grabación y sin su atuendo blanco o el insólito peinado de extrañas moñas que emulaban de alguna manera a un par de audífonos gigantescos, sobrevivió a la muerte, a la adicción a las drogas y a complicaciones mentales en condiciones mucho más adversas.

“Leia me sigue como un vago olor”, fue una de las frases con las que resumía una maldición que la llevó a la cúspide y que a la vez la lanzó al fondo de un foso, pero regresó a la nueva etapa de la trilogía para reactivar una carrera en el cine. A la vez, revivió la emoción de los seguidores incondicionales que esperaban su reencuentro con Han Solo (Harrison Ford) y Luke Skywalker (Mark Hamill), el trío más importante de esa aventura espacial.

Sin embargo, Fisher no era en realidad tan cercana a los devotos de 'Star Wars': rehuía de las convenciones y encuentros, y una vez confesó que cuando alguien en la calle la llamaba por el nombre de Leía, “pretendía no haber escuchado nada”.

(Además: Carrie Fisher, una princesa galáctica y su vida de alcohol y drogas)

Pero nunca pudo desconocer a su personaje, la joven y aguerrida princesa Leia Organa (que sería en realidad Leia Skywalker), hija de la senadora Padmé Amidala y del caballero jedi Anakin Skywalker. Leia les dio un brillo especial a los papeles femeninos en el cine.

La actriz fue valiente, no se dejó relegar ante sus compañeros de trabajo en los rodajes de 'Star Wars: A New Hope' ni en 'Star War: el imperio contraataca' y hasta llegó a ser considerada un símbolo sexual de otra galaxia al aparecer en 'Star Wars: el retorno del Jedi', en una famosa y polémica escena en ese tiempo (1983) en la cual lucía un impactante biquini mientras escapaba de las garras de un alienígena corrupto y peligroso conocido como Jabba the Hutt.

Ya en el rodaje de ese filme se supo públicamente de sus coqueteos con el alcohol y las drogas, un momento que tristemente comenzó cuando trabajó en El imperio contraataca. Ella recordó el asunto en una entrevista en el 2010 en la que confesó que sobrevivió a una sobredosis.

“Me di cuenta de que estaba usando las drogas un poco más que otras personas y que estaba perdiendo mi control sobre ellas (...).Usé tanto la cocaína en 'Star Wars' que incluso John Belushi me dijo que tenía un problema”, recordó con cierto tono de ironía, ya que este comediante fue famoso por sus excesos con las drogas, que lo llevaron a la muerte en 1982.

Buscando otro horizonte

Carrie Fisher luchó con todas sus fuerzas para ganarles la batalla a las drogas y hasta tuvo que lidiar con tratamientos siquiátricos radicales en el proceso.

No se dejó doblegar por la depresión o el trastorno bipolar que también la atacaron en una nueva etapa, mientras los juguetes con su rostro seguían adornando los anaqueles de almacenes y los hogares de muchos fieles al personaje.

Su vida emocional también tuvo altibajos. Se casó con el músico Paul Simon (matrimonio que duró nueve meses) y dicen que este le dedicó la canción 'Hearts & Bones'. Luego contrajo nupcias con Bryan Lourd, un agente de talentos, con quien tuvo a su hija Billie Lourd (también actriz y quien se dio a conocer en la serie de TV 'Scream Queens').

Pero Lourd la dejó en 1994 por Bruce Bozzi, un hombre dedicado al negocio de los restaurantes.

Por eso dejó su cada vez más borrosa carrera en el cine y la búsqueda del amor para dedicarse a la literatura.

La gran pantalla la atosigó. No obstante su fama, sus siguientes papeles no tuvieron el brillo que alcanzó en 'Star Wars'. Apareció en películas como 'Under the Rainbow' (1981) y 'Hollywood Vice Squad' (1986), y con papeles secundarios en Hannah y sus hermanas, de Woody Allen, o la comedia 'Cuando Harry conoció a Sally', entre otras.
Ante eso, decidió dedicarse exclusivamente a escribir, y la mejor manera de hacerlo era contando su propia historia.

De ahí nació 'Postcards from the Edge' (también conocido como Recuerdos de Hollywood).

En este libro exploraba las experiencias de una joven que busca labrarse una carrera en el mundo del espectáculo, pero sufre la intromisión de su madre, una actriz famosa que termina afectando negativamente ese sueño. Luego, la propia Fisher sería la encargada de escribir el guion de una producción cinematográfica homónima que se estrenó en 1990.

Luego vendrían 'Surrender the Pink' y 'Delusions of Grandma'. En 2001 escribió el guion de la película para televisión 'These Old Broads', en la cual aparecía su madre Debbie Reynolds, Elizabeth Taylor (quien fue amante del padre de la actriz, Eddie Fisher), Shirley MacLaine y Joan Collins.

“Escribo diálogos para personajes de ficción porque yo misma soy un personaje de ficción”, dijo una vez.

En el 2006, la actriz lanzó el stand up 'Wishful Drinking', que también convirtió en libro. En 2010, el canal HBO estrenó un documental sobre la obra.

Carrie Fisher no era fácil de entrevistar y cuando los medios comenzaron a buscarla porque accedió a participar en la nueva trilogía de su famosa saga de ciencia ficción (que el año pasado estrenó 'Star Wars: el despertar de la fuerza'), ella no hizo más que destilar su venenoso humor negro burlándose un poco de su estatus de ícono.

Como cuando le preguntaron en una entrevista si fue difícil para George Lucas (artífice de 'Star Wars') convencerla para retomar el papel de Leia, a lo que ella contestó: “No fue difícil, soy una mujer en Hollywood con más de 40 años, incluso podemos decir que más de 50. No hace falta que te insistan para que aceptes el trabajo”.

El viernes pasado, el infarto la tomó por sorpresa en un vuelo de regreso a Los Ángeles, donde iba a lanzar una nueva publicación: 'The Princess Diarist', que recogía sus recuerdos de la época como una reina que luchaba en el espacio contra Darth Vader y el Imperio oscuro. En esas páginas también contó que mantuvo un romance con Harrison Ford durante el rodaje del filme de 1977, casi emulando la química que destilaban Leia y el piloto Han Solo en pantalla.

“Éramos Han y Leia durante la semana, y Carrie y Harrison durante el fin de semana”, contó.

Carrie Fisher vivió al máximo y tuvo la fortaleza para aguantar los embates de una vida dura. Se rio del dolor hasta el final y reconoció en una entrevista reciente a la revista Rolling Stone que le daba miedo morir: “No le temo a la muerte. Me da miedo morir. Cualquier cosa asociada al dolor no me gusta. He estado presente en la muerte de un par de personas y no se veía divertido. Pero si muriera, me gustaría tener a alguien como yo presente. ¡Y yo estaré ahí!”, dijo la princesa a la que muchos lloran y le desean que la fuerza la acompañe.

La genética del talento

Carrie Frances Fisher nació en Los Ángeles el 21 de octubre de 1956 y desde pequeña tuvo contacto con el mundo del espectáculo. Su madre, Debbie Reynolds, es una actriz recordada por haber protagonizado el famoso musical ‘Cantando bajo la lluvia’, con Gene Kelly, y Three Little Words’, con Fred Astaire. Su padre fue Eddie Fisher, un afamado cantante y actor ocasional que causaría después un escándalo al dejar a su familia para casarse con Elizabeth Taylor. La genética siguió su curso y la hija de Carrie Fisher, Billie Lourd, también se convirtió en actriz. Ella apareció en ‘Star Wars: el despertar de la fuerza’; la serie de televisión ‘Scream Queens’ y estará en el regreso de ‘Star Wars’, episodio VIII, que se estrenará en el 2017.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA