'Yo no soy un tipo chistoso': Gene Wilder

'Yo no soy un tipo chistoso': Gene Wilder

El ícono del cine de comedia en EE. UU. era un famoso cascarrabias e intolerante.

fg

Wilder interpretó a Willy Wonka, en la película original de 1971. El actor tenía una apariencia tierna, grandes habilidades físicas y un tremendo histrionismo.

Foto:

Archivo particular

01 de septiembre 2016 , 12:41 a.m.

El 12 de junio del 2013, el actor Gene Wilder dio una entrevista después de casi una década de ausencia de las pantallas. Al siguiente día, cumplía 80 años; estaba lúcido, relajado, sonreía ante las preguntas del moderador Robert Osborne, en el programa 92nd Street Y, del canal TCM.

Fue su última entrevista pública. Los diez años que había permanecido alejado de los medios y las pantallas (excepto por una breve aparición en la serie Will & Grace) los dedicó a las labores humanitarias y a la escritura. (Leer: muere Gene Wilder, el actor convertido en meme por los 'millennials')

Los tres que le siguieron a aquella entrevista televisiva los pasó encerrado con su familia enfrentando el alzhéimer, cuyas complicaciones finalmente extinguieron su vida, el lunes pasado, a los 83 años de edad.

“La imagen más errada que la gente tiene de mí es que soy un tipo chistoso. Y no lo soy, excepto cuando estoy actuando”, respondió en aquella oportunidad ante la incredulidad del auditorio que lo escuchaba.

Los comentarios de quienes compartieron con Wilder en los rodajes –40 como actor y cinco en la dirección– lo calificaban como un cascarrabias e intolerante. Ni cercano al rostro sonriente que siempre lució delante de la cámara en sus filmes o con sus fanáticos.

“Su figura le ayudaba mucho, era muy expresivo sin forzar las muecas. Hacía reír, sin caer en la tontería”, recuerda el crítico de cine Mauricio Laurens.

Su filmografía está integrada, en su mayoría, por parodias como Locura en el oeste (Blazing Saddles, 1974), El joven Frankenstein (Young Frankenstein, 1974), y comedias de situación: Los productores (1967), La chica de rojo (que él mismo dirigió en 1984), y la original Un mundo de fantasía (Willy Wonka & the Chocolate Factory, 1971), que luego retomó en el cine Tim Burton en el 2005, con Johnny Depp (el filme nunca le gustó a Wilder, a pesar de que destacó el trabajo del nuevo protagonista). La mayoría de los títulos en los que actuó tenía un denominador común: Mel Brooks.

“El humor de Brooks se basa en hacer crecer situaciones absurdas hasta límites insospechados, y en ese sentido era muy útil una figura como Wilder que tenía un gran rango histriónico, desde poder representar un personaje corriente e inofensivo hasta llegar casi a la histeria”, aporta el crítico Mauricio Reina. (Leer también: grandes momentos de Gene Wilder, un genio de la comedia)

Hito de la comedia

Jerome Silberman, nombre de pila de Gene Wilder, tenía sangre rusa y judía. Sus padres fueron inmigrantes que llegaron al estado de Wisconsin (EE. UU.) a principios del siglo XX.

Wilder nació en 1933. Estudió actuación y antes de dedicarse a la interpretación probó en oficios varios: militar, paramédico, maestro de esgrima y chofer de limosina.

Su carrera actoral empezó en el teatro, en el circuito alternativo de Nueva York, conocido como Off Broadway. El año 1963 fue decisivo para él. La actriz Anne Bancroft, con quien coprotagonizaba una obra, lo recomendó con Mel Brooks. La conexión del actor con Melvin James Kaminsky (nombre real de Brooks) fue inmediata. Wilder sería su discípulo más fiel, y Brooks, su mentor, maestro y compañero.

El crítico de cine Juan Carlos González acota: “Su trabajo en las películas de Brooks elevó y enalteció la carrera de ambos. Los filmes que hicieron juntos representan lo mejor de la trayectoria de cada uno”.

La dupla marcó un punto alto en el cine de comedia, sobre todo en las parodias de géneros tradicionales (terror, vaqueros, ciencia ficción).

“Brooks era un estupendo director de actores y con Gene no fue la excepción. Además, lograron unas tramas irreverentes, autocríticas y graciosas. Ya no hay cómicos de ese porte”, completa Laurens.

Compañeros, no amigos

En 1976, el realizador Arthur Hiller unió por primera vez a Richard Pryor con Gene Wilder en El expreso de Chicago.

La buena química y el humor físico de la pareja alentó varias comedias más: Locos de remate (1980); Ciegos, sordos y locos (1989) y Uno miente, el otro engaña (1991).

“Este tándem se hizo muy famoso pero no fue lo mejor que hizo Wilder. Dejaron muchos momentos graciosos, pero era un humor más corriente y facilista que lo que hizo con Brooks. Lo de Wilder con Pryor fue igualado muchas veces; pero lo de Wilder y Brooks es único”, asegura Reina. (Ver: el meme por el que los jóvenes recordarán más a Gene Wilder)

La simpatía derrochada por Pryor y Wilder inspiró otras duplas en la comedia cinematográfica: Mel Gibson y Danny Glover, de la saga de Arma mortal, o Jackie Chan y Chris Tucker, en Una pareja explosiva.

Pero el tono de la relación Wilder-Pryor era tenso. Cuando el director decía “corten”, los dos actores se daban la espalda y no volvían a hablarse hasta retomar la filmación.

Quienes trabajaron con ellos contaban que Wilder no soportaba a su coprotagonista, mientras Pryor se caracterizaba por ser una persona difícil de tratar debido a sus adicciones.

“La gente me pregunta si mi papá y Gene era amigos. Siempre respondo que no y que como sea su genialidad y creatividad les permitió producir las mejores comedias de amigos de todos los tiempos”, comentó en una entrevista Rain Pryor, actriz e hija de Richard Pryor, que falleció en el 2005.

Escribir, su otra pasión

Las dos únicas nominaciones al Óscar que logró Wilder en su carrera enaltecieron sus mayores pasiones: actuar y escribir.

En 1969 fue postulado como mejor actor secundario, por Los productores, y en 1974 logró una nominación en la categoría de mejor guion adaptado por El joven Frankenstein, compartida con Mel Brooks.

Durante sus últimos años, los libros se convirtieron en su refugio.

Publicó sus memorias en Kiss Me Like a Stranger: My Search for Love and Art, además de una serie de cuentos, titulada What is this Thing Called Love?, y tres novelas más: My French Whore, Funny and Sad y The Woman Who Wouldn’t. Otro texto suyo, Gilda’s Desease, fue dedicado a su esposa Gilda Radner, que no sobrevivió a un cáncer.

Casado en tres oportunidades más y padre de una hija adoptiva, Gene Wilder obtuvo otro de sus reconocimientos importantes en la TV, cuando pasaba más días por fuera que dentro de los sets. Un Emmy en el 2003 premió su personaje en la serie Will & Grace.

Siempre se creyó que su nombre artístico tenía relación con Gene Kelly (actor y bailarín) y Billy Wilder (cineasta referente de la comedia en el séptimo arte).

A finales de los años 50, Gene Wilder explicó que su seudónimo se debía a su admiración por Eugene Gant, el personaje de los libros de Thomas Wolfe, y al dramaturgo Thornton Wilder (autor de The Ides of March).

Cuando al actor le diagnosticaron alzhéimer, en el 2013, decidió callarlo. No por vanidad, sino “para evitar entristecer a sus seguidores”.

Una carta que su familia hizo pública, luego de su muerte, así lo expresaba: “No queríamos exponer a un adulto con una enfermedad como esta a que se mostrara confundido o desilusionado cuando un chiquillo le llamara ‘el tío Willy Wonka’ y él no supiera de qué estaba hablándole. En su corazón, él no podía imaginar robarle la sonrisa a alguien en este mundo”.

SOFÍA GÓMEZ G.
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA