La ley del corazón / El otro lado

La ley del corazón / El otro lado

La nueva serie de RCN es una obra refrescante en su estilo, historia, personajes, tono y temática.

fg

Ómar Rincón, crítico de televisión.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

05 de diciembre 2016 , 12:11 a.m.

Llegó ‘La ley del corazón’. Algo diferente está en pantalla. Una obra refrescante en su estilo, historia, personajes, tono y temática. Todo luce muy ‘cool & pop’, tal vez falte algo grasa & popular.

Y al verla, inmediatamente recordamos a Mónica Agudelo. Nostalgia pura, alegría total. Y pensamos en ‘Hombres’, esa magnífica comedia que nos llevó a ironizar sobre el ser macho en tiempos donde el humor es un asunto de valientes y la fuerza bruta una ética de los trogloditas. (Lea también: 'La ley del corazón', la última serie de la libretista Mónica Agudelo)

‘La ley del corazón’ está en la misma onda, una ironía, una burlesca, una mofa de los modos de ser machos en estos tiempos donde el valor, la conciencia y el sentido ético está en las mujeres.

La tesis dramática es potente porque la ley que nos marca la vida es la del querer; por eso, todo lo decimos con el corazón, que es donde dicen queda la emoción. Votamos, amamos, juzgamos, pensamos por afecto. Y así nos va en la vida.

‘La ley del corazón’ se mete en un asunto clave de nuestra sociedad: los abogados, quienes son los dueños del país. Ellos han convertido nuestras vidas en un caso judicial permanente porque todo lo demandamos.

Sabemos en carne viva que la ley es dura pero es la ley, pero también que triunfa la ley del billete, la corrupción, el cinismo…o sea, la ley del corazón.

Las historias son buenísimas porque son casos como de la vida real. Luego, nos vamos a ver reflejados ahí. Habrá casos que se parecen a los nuestros. Un buen guiño para el reconocimiento del televidente.

El grupo de actores está lleno de bellas luminosas, uno que otro bonito y muchos feos. Un poco como ese país llamado Colombia.

El actor principal es muy tierno y seductor (Luciano D’Alessandro), Laura Londoño es impecable por estilo y belleza y Sebastián Martínez de villano está muy gozoso.

Vuelven en pequeñas apariciones grandes amores del televidente como Zharick León, Carlos Benjumea, Judy Henríquez y Carolina Acevedo. Vale la pena verla por tan gran elenco.

El estilo visual y de puesta en escena es culturoso ‘hipster’, por eso abundan las tonalidades de negro, las modas impecables, los espacios brillantes. Se ve y goza con decencia. (Lea también: La marca RCN)

Y, además, hay emoción de melodrama por el amor de los dos personajes centrales. Desde el primer capítulo ya queremos que estén juntos, y eso es seducción. Y tiene mucho de comedia basada en las situaciones, aunque a veces se abusa del morbo inútil.

‘La ley del corazón’ tiene tres debilidades: una, los abogaditos se pasan de chistocitos morbositos, tanto que llegan a ser desagradables; hay poco valor popular, casi nada del mundo de abajo, y cuando aparece el pueblo, se le muestra de mal gusto y es motivo de burla; el canal RCN perdió la ley del amor del televidente, entonces, sus buenas producciones son ignoradas por el público.

Tal vez si RCN sigue con estas buenas producciones y respeta los horarios de emisión, el televidente pueda quererlo de nuevo.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA