‘Okja’, fábula anticapitalista que huele a polémica

‘Okja’, fábula anticapitalista que huele a polémica

La producción viene de luchar contra puristas del cine. Ahora, riega su mensaje contra el mundo.

Okja

Ahn Seo-hyun (der.) y Tilda Swinton generan el contraste entre el bien y el mal.

Foto:

Netflix

02 de julio 2017 , 02:55 a.m.

Okja, película presentada por Netflix, hizo enrojecer de la ira a los puristas del cine, ya que la producción de la plataforma web entró a competir con producciones de la gran pantalla en el pasado Festival de Cannes, el más prestigioso del mundo. 

Precedida de ese halo de polémica –en la que se gestaron bandos a favor de que las películas desarrolladas para tabletas, celulares o televisores pudieran competir con las que se estrenaban en la gran pantalla, y de quienes luchaban por mantener la tradición según la cual las películas se tienen que ver en el cine– Okja logró, sin buscarlo, una mayor notoriedad.

Sin embargo, esta producción, que ahora se encuentra disponible en Netflix, no debe esos niveles de atención a una pelea entre lo tradicional y el futuro. Es su trama, relacionada con el poder, la genética y hasta el consumo de carne, lo que termina enfocando la mayor discusión.

Personajes como Moby, músico, cantante y vegano declarado, han reaccionado al filme.

“Después de la escena de la carnicería, en el final de Okja, un amigo me dijo: ‘desde ahora soy vegano’”, expresó el cantante en su cuenta de Twitter, en referencia a uno de los aspectos más interesantes de la película.

Okja no solo ha enojado a los cinéfilos conservadores, sino que se ha metido en el plato de los fanáticos de las parrilladas, y ha expuesto un capitalismo salvaje: ese que se cobija con la sombra de la explotación social, la mentira política y la gula económica que practican unos cuantos.

Entre la fábula y el thriller de acción, la trama gira en torno a Mija, una niña que se dedica a cuidar a Okja, un cerdo gigante con el que desarrolla un gran lazo de amistad.

Sin embargo, todo se complica cuando una multinacional decide apropiarse de esa especie para usarla como prototipo de un nuevo plan de negocio en el consumo de carne.

Por eso, Mija emprende una peligrosa misión con el fin de evitar ese destino para su mascota. Mientras tanto, va descubriendo que todos los que se relacionan con la causa tienen intereses escondidos en torno a esa situación.

Esta película fue dirigida por el surcoreano Bong Joon-ho, quien hizo una reflexión muy fuerte acerca de lo mejor y lo peor de la humanidad en el filme Snowpiercer y quien subió el nivel de la discusión acerca de esos tonos grises y oscuros del ser humano en Okja.

“Sigo pensando que la mejor forma de ver una película es en el cine”, dijo el director en una entrevista para la agencia Efe, con el ánimo de cerrar definitivamente el conflicto que generó en Cannes. Sin embargo, añadió que “las salas dan una vida muy corta a las películas y, en el largo plazo, plataformas como Netflix conseguirán preservar el trabajo a lo largo de los años”.

En tono conciliador, planteó el desarrollo de reglas de coexistencia entre ambas maneras de ver películas para zanjar los conflictos que creó la suya.

A su vez, la protagonista, Ahn Seo-hyun, dio otro matiz al tema de la carne, que tanto ha llamado la atención entre quienes han visto la película.

“Okja es una película animalista, pero no busca que la gente se haga vegetariana”, dijo, respondiendo, sin querer, a la reacción del amigo de Moby. “Sé que comer carne es algo natural, pero el tema acerca de dónde viene la carne es mucho más profundo”, explicó.

La película, que tuvo un buen recibimiento entre los críticos, tiene toques de ternura pero también de violencia. Habla de la pérdida de la inocencia ante lo negativo del funcionamiento social.

Una mirada global que, además, contó con la participación de la actrices británicas Tilda Swinton y Lily Collins, así como con los estadounidenses Paul Dano y Jake Gyllenhaal.

“La receta en la que se mezclan un cerdo gigante y Tilda Swinton, equivale a una aventura familiar espléndida”, escribió Peter Bradshaw en el diario The Guardian. “Es una película maravillosa con efectos digitales espectaculares”, agregó.

Peter Debruge, su colega de Variety, fue mucho más fuerte al comentar que “algunas veces es sumamente encantadora, pero irrefrenablemente disparatada en otras”.
Lo cierto es que Okja tiene un sabor diferente, raro a veces, pero reflexivo y lleno de sorpresas.

La carrera del director

El surcoreano Bong Joon-ho llamó la atención por el filme ‘Crónica de un asesino en serie’ (2003), pero el reconocimiento internacional vino con el drama de monstruos
‘The Host’ (2006).

Fue el artífice del drama policíaco ‘Mother’ (2009) y de ‘Snowpiercer’ (2013), en la que trabajó con Tilda Swinton, Chris Evans y John Hurt.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
* Con información de la agencia Efe

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA