Claves para entender la nueva temporada de ‘Fargo’

Claves para entender la nueva temporada de ‘Fargo’

La serie, protagonizada por Ewan McGregor, se estrena este lunes por OnDIRECTV a las 10 p. m.

Ewan McGregor, protagonista de Fargo

Ewan McGregor interpreta en la serie a los hermanos Ray y Emmit Stussy.

Foto:

Cortesía FX Networks

13 de agosto 2017 , 01:41 a.m.

Ewan McGregor nunca se había visto tan irreconocible en la pantalla. Calvo, desgarbado, con panza abultada y papada. Como si fuera una versión avejentada de sí mismo, así luce en la tercera temporada de ‘Fargo’. Pero eso no es todo. McGregor, galán que ha hecho una carrera en el universo de ‘La guerra de las galaxias’, en las dos entregas de ‘Trainspotting’ y en la mejor película de Tim Burton, ‘El gran pez’, también se ve irreconocible porque luce un segundo ‘look’: un sujeto crespo y de mirada oscura.

McGregor aborda –de manera impresionante– dos papeles distintos en la notable narración que representan los diez capítulos de este nuevo ciclo de ‘Fargo’, la serie que nació a partir de la mítica película de 1996 de los hermanos Joel y Ethan Coen, y que en cada temporada ha presentado una historia distinta. Esta vez, la narración está ambientada en la nevada Minnesota, en el año 2010, y tiene como nudo dramático la disputa entre dos hermanos tan diferentes como el agua y el aceite: el ‘perdedor’ Ray Stussy (un calvo McGregor), oficial de libertad provisional involucrado en un romance prohibido con una de sus ‘clientas’ (una notable Mary Elizabeth Winstead), y su hermano mayor, Emmit Stussy (un crespo McGregor), el ‘rey del negocio de los estacionamientos’ de Minnesota.

Entre ambos hay rencor simbolizado por una estampilla que vale mucho. Pero, en el fondo, todo tiene que ver con que Ray siempre se ha sentido arrollado por el éxito de Emmit. Esa envidia es la que impulsa la seguidilla de crímenes menores y torpes que, durante el curso de esta nueva temporada, siguen haciendo crecer la bola de nieve del crimen en uno de los mejores absurdos disponibles hoy en TV. Esta tercera temporada tiene los mismos parámetros de los dos ciclos. Es decir, lo que destila la historia es una elegancia exquisita a la hora de contar un relato clasificable dentro de la novela negra, y lo que retumba en cada fotograma es la perfecta representación del más estúpido yerro humano en busca del dinero fácil y obtenido gracias a tretas fuera de la ley.

Si en la primera entrega de ‘Fargo’, ambientada en el 2006, el contrapunto entre el frío criminal de Billy Bob Thornton y el torpe Martin Freeman fue el motor crucial, y en la segunda temporada, ambientada en 1979, Kirsten Dunst se robó la película, ahora es el turno de Ewan McGregor de ser el centro de todas las miradas.

El actor escocés ha dicho que nunca había visto un episodio de esta producción y que no había tenido tiempo para sentarse frente a la TV y sumergirse en el mundo nevado de ‘Fargo’. Pero cuando le ofrecieron la oportunidad de interpretar el doble papel de los hermanos Stussy, hizo los deberes, vio cada uno de los episodios y quedó sorprendido por el poder narrativo de Fargo, la serie. Una vez que aceptó ser parte, y que se sometió a la transformación que lo tiene irreconocible, McGregor, como nunca antes, experimentó el proceso de lo que significa no solo interpretar un personaje, sino dos a lo largo de un arco dramático de diez horas. Es como seguir de largo con un personaje por cinco filmes seguidos. Un lujo, ha señalado.

Ese viaje, ha dicho Ewan McGregor, ha sido un antes y un después para valorar su oficio. Y ha sido, para el espectador atento, un antes y un después para apreciar el talento de un astro quizás opacado por su propio halo de estrella.

Una mente criminal

Noah Hawley. Que le quede grabado ese nombre. Él es el genio detrás de la serie ‘Fargo’, escritor de ‘best sellers’ (como ‘A conspiracy of tall men’), productor, creador televisivo (de la serie ‘Legion’, otra maravilla de su autoría) y un agudo guionista que ha revolucionado con su mirada la TV norteamericana gracias a ‘Fargo’. A lo largo de las tres temporadas de ‘Fargo’, este artista de 50 años, ganador del Premio Emmy, ha contribuido a hacer crecer la obra fílmica de los hermanos Coen, pero con su propio sello y estilo en la pantalla chica.

La película homónima de los hermanos Coen le dio a Noah Hawley los cimientos para levantar su serie. Con su historia original, cargada de humor negro y una mirada inteligente y nada piadosa hacia el mundo criminal que se muestra en la cinta de 1996 (sobre un torpe vendedor de autos que contrata a dos tontos criminales para que secuestren a su esposa y así cobrar un abultado rescate), Noah Hawley no solo ha construido en su propio terreno, la serie, uno de los mejores homenajes al talento de los hermanos Coen. También ha desarrollado un estilo único para acercarse a la condición humana con recursos y herramientas narrativas sofisticadas: ‘flash-backs’ e historias secundarias tan interesantes como la narrativa de la corriente principal (por ejemplo, el tercer capítulo, que ocurre en Los Ángeles en los años 70 con la ciencia ficción como ‘leitmotiv’) y personajes de reparto tan llenos de humanidad como el de Michael Stuhlbarg, protagonista de la cinta de los Coen ‘Un hombre serio’, del 2009, y sólido aquí como un necio abogado que pierde el control. Y, lo más interesante y crucial: Noah Hawley dispone de un puñado de villanos para hacer las cosas más interesantes, como el locuaz y siniestro V. M. Varga (David Thewlis) y su mano derecha, un ruso violento y brutal llamado Yuri Gurka: un nombre y una presencia maligna que resuena desde la introducción de la serie, ambientada en los años 80 en Alemania Oriental, y con ese mismo nombre, Yuri Gurka, repitiéndose en un interrogatorio que cobra sentido con el pasar de las horas y capítulos.

Son pequeños detalles, hitos sobre los que el talento de Noah Hawley pone el foco. Son señas y pliegues que ayudan a darle realidad y corporeidad a una ficción salida completamente de la cabeza de este creativo que usa el recurso del “inspirado en hechos reales” –al igual que la película de 1996– para hacernos creer que esta simulación de la realidad es más real que la realidad. Y lo logra.

El ‘Fargo’ que ocurría en Fargo, Dakota, en la cinta de 1996, se convierte, gracias a Noah Hawley, más que en un lugar físico. En tres temporadas, es un estado mental: frío, nevado y poblado de criminales, torpes y, por eso, dignos de observación.

¿Cuándo se puede ver?

Este lunes por OnDIRECTV, de Directv, a las 10 p. m. Disponible en los canales 210 y 1210 (HD).

ERNESTO GARRAT VIÑES
El Mercurio (Chile) - GDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA