'Line of Duty', un drama para redescubrir / Navegantes del cable

'Line of Duty', un drama para redescubrir / Navegantes del cable

Es una serie para buscar o comprar entre quienes creen que han visto todo en el género policíaco.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

28 de agosto 2016 , 12:53 a.m.

Una joya policíaca, de esas que brillan por debajo de las que tienen una mejor vitrina, es la producción británica ‘Line of Duty’.

Se trata de una serie alrededor de un equipo de la Policía que investiga casos de corrupción en ese fuero: el departamento se llama AC12.

La trama parece sencilla, pero en realidad se trata de una apuesta muy profunda acerca de la tensión emocional y la adrenalina de quienes tienen el trabajo de hurgar entre las manzanas podridas de un cesto que vende honestidad y protección.

Y es precisamente la manera en que se tejen los hilos argumentales de este drama con grandes destellos de acción lo que marca la diferencia: los protagonistas no son los agentes dedicados a los casos.

En realidad, es un entramado más sólido de situaciones y decisiones morales que se exponen a partir de emocionantes diálogos y contrapunteos.

‘Line of Duty’ es un policíaco en el que cada bala que se gasta es valiosa para la trama.

No es la acción pura para equilibrar una trama dominada por la tensión judicial de escritorio (que en este caso es su mayor fortaleza), sino un reflejo de esos grises que se mueven entre quienes tienen el poder y asumen el riesgo de mantener el equilibrio del sistema o la sensación de seguridad.

Por ahora, solo Directv ha presentado los tres ciclos de esta producción que está tan bien armada que refleja una conexión y una evolución en cada una de sus etapas.

Como muchas de las producciones británicas, el número de episodios es inversamente proporcional al ritmo trepidante al que siempre le ha apostado la serie. En este caso fueron seis capítulos en los que no hubo respiro.

La técnica es sencilla: hay un equipo de policías buenos –Steve Arnott (Martin Compston) y Kate Fleming (Vicky McClure)–, que tiene que asumir la compleja investigación de un caso en el que están implicados agentes de otras divisiones policiales.

Como siempre, lo que parece un delito con uniforme se convierte en el detonante de mayores conflictos. La estrecha relación entre el poder y la maldad se refuerza todo el tiempo, y a pesar de un esquema en el que una sombra deshonesta parece ganar la batalla, siempre la resolución de todo termina en un inteligente giro argumental. Para quienes la han podido seguir, es gratificante que hasta ahora no haya perdido esa vitalidad y estilo, a pesar de que cada historia tiene su propia marca e identidad.

Esta es una serie para descubrir, para buscar o comprar entre quienes creen que han visto todo en el género policíaco. Ellos se llevarán una grata sorpresa, ahora que ya se confirmó la producción de una cuarta temporada.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Cultura y Entretenimiento

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA