Laura Linney y una crítica sobre la obsesión por el dinero

Laura Linney y una crítica sobre la obsesión por el dinero

La actriz, tres veces nominada al Óscar, es la estrella de ‘Ozark’, la nueva serie de Netflix.

Laura Linney, protagonista de Ozark

Laura Linney, quien protagoniza la serie ‘Ozark’, dice que suelen confundirla con Laura Dern o Helen Hunt.

Foto:

Cortesía Netflx

30 de julio 2017 , 02:26 a.m.

La serie que Netflix acaba de estrenar, el drama ‘Ozark’, tiene un nombre singular y puede sonar raro, pero Ozark es una pequeña localidad de Misuri. Y hasta allá, entre bosques y vida rural, llega la familia protagonista, desde Chicago, con una urgencia de vida o muerte. La madre, Wendy Byrde, interpretada por Laura Linney, es una dueña de casa que poco y nada se entera de los reales alcances del negocio de su marido, el bonachón Marty Byrde, a cargo de Jason Bateman. Un hombre de negocios decente, preocupado por la reciente y extraña conducta de su mujer y cuya vida y carrera cambian radicalmente cuando un sorpresivo giro altera el curso de su rutinaria vida de clase media y lo lleva hacia la peligrosa sobrevivencia en el ajedrez de la mafia narco.

‘Ozark’ comienza con la pregunta de qué significa el dinero, y no es una interrogante gratuita, porque esta serie creada por Bill Dubuque (guionista de ‘El contador’) se mueve en la misma zona de ‘Breaking Bad’. ¿La razón? Con la astucia de guiones que poseen la espesura de buenas novelas, ‘Ozark’ sorprende y critica como un buen espejo social la obsesión por el dinero en el mundo actual, el capitalismo salvaje y, en su intento, nunca se olvida de que esto es entretención.

Y ya que la serie se trata de eso... ¿Qué significa para usted el dinero, cuál es su definición personal?

Este programa trata y su esencia es sobre el dinero, pero también de lo que es capaz de hacer la gente para obtenerlo y cómo se comportan con dinero y las decisiones que toman en torno a la plata. También aborda el tema del peligro al que se exponen para obtenerla. Ahora, ¿me preguntas por mi propia evaluación del dinero?

Sí, su propia definición del dinero.

Bueno, depende (risas). Cambia a medida que cambian las fases de tu vida. Es ciertamente bueno tener dinero, pero no es mi prioridad principal. Nunca el dinero ha sido una prioridad principal en mi vida. Pero hay momentos en que hay que tomar decisiones en función de ello e intento no ponerme en esas situaciones. Pero puede entrometerse en los deseos auténticos que tengas en la vida y hay que ser muy cuidadoso cuando trabajas en una profesión en la que la plata te puede seducir. Y puede incluso redefinir quiénes son las personas, porque la gente tiende a asociar el dinero con el éxito y yo no pienso eso. La cantidad de dinero que tenga una persona no necesariamente tiene que ver con sus cualidades o el trabajo que hace, pero es muy fácil confundirse en esos temas.

Lo dice una de las mejores actrices de Hollywood, nominada tres veces al Óscar (‘You can count on me’, ‘Kinsey’ y ‘The savages’), dos veces ganadora de los Globos de Oro (por la serie ‘The Big C’, acerca de una mujer que sobrelleva su cáncer, y por la miniserie ‘John Adams’) y quien cobró muy poco dinero –comparado con los millones de otras nominadas al Óscar– por ser parte de ‘You can count on me’: un drama sobre la difícil relación entre hermanos (Linney y Mark Ruffalo).

La nueva TV, el nuevo cine

Para Linney existe una nueva edad dorada de la televisión. Desde que dejó su marca en ‘The Big C’, serie de tres temporadas y 40 episodios de HBO en que impuso su inmenso talento como Cathy Jamison, una profesora diagnosticada con un cáncer terminal y cuya vida, pese a la cercanía de la muerte, se vuelve más libre y “vivida”. “La televisión se ha vuelto más cinematográfica”, dice esta actriz de bajo perfil y que, en entrevistas anteriores, ha confesado que suelen confundirla con Laura Dern o Helen Hunt.

“Creo que los programas se han abierto más, las locaciones se han vuelto más importantes, hay mayor énfasis en cómo la locación afecta el personaje y ver cómo se desarrolla la historia se ha vuelto una experiencia más visceral. Muchas veces la historia es contada en forma más visual, así que resulta mucho más emocionante ver ‘shows’ que son más específicos en sus formas de narrar y en cómo sus personajes resuelven sus conflictos”.

Y los que vean la adictiva primera temporada de ‘Ozark’ se podrán encontrar con una tremenda actuación de Laura Linney: una mujer en crisis, en la cuerda floja de la infidelidad y que saca las garras y muestra los dientes en aristas inesperadas y situaciones de alto voltaje dramático, aunque sea a bordo de un auto en el pedestre descampado del diálogo de una pelea marital.

¿Cómo construyó su personaje, la tensión y el drama?

Bueno, aún lo estamos construyendo. Eso es lo interesante de la televisión, que el personaje nunca está estático, todavía se desarrolla a medida que avance el programa. Estuve muy metida en la serie cuando se estaba grabando, pero no quiero decir mucho.

Leí que le gusta mucho la televisión y series como ‘Game of Thrones’...

Amo ‘Game of Thrones’, pero, para serte honesta, últimamente he estado demasiado ocupada para ver tele. He estado trabajando en una composición dramática, así que estoy en el escenario por las noches.

Dice sobre la pieza teatral de Broadway ‘The Little Foxes’, de Lillian Hellman, donde junto a la estrella de ‘Sex and the city’, Cynthia Nixon, se alternan en los roles de dos cuñadas de clase acomodada del 1900. “Tampoco tengo mucho tiempo, porque tengo una niña de tres años, así que más que ver ‘Game of Thrones’ he estado viendo programas para niños como ‘Thomas’ o ‘The Tank Engine’.

Humor + drama = mezcla explosiva

En ‘Ozark’, Laura Linney comparte espacio con Jason Bateman, a quien hemos visto crecer desde sus apariciones en la serie de los años 80 ‘La familia Ingalls’, pasando por la comedia de culto ‘Arrested Development’, y quien se ha convertido en un referente del humor más sofisticado. Fue dirigida además por Bateman en ‘Ozark’ para realizar la mitad de la temporada. Y ¿cómo fue trabajar con él? Hay que aclarar que la actriz ha compartido con otro gran comediante en el filme ‘The Truman Show’: Jim Carrey. Linney, quien interpreta a la esposa “falsa” de Carrey, también elogia al actor de ‘La máscara’ cuando lo recuerda: “He trabajado con muchos comediantes: Jim Carrey, Robin Williams (‘Man of the year’), Steve Martin (‘Un golpe del destino’) y ahora Jason. ¿Sabes? Hay muchos y sus cerebros funcionan de una manera muy distinta. Son muy, muy rápidos. Sus mentes trabajan muy veloces, pero también tienen una profundidad, cuando están dispuestos a sumergirse en ella, que provoca una especie de misticismo. Son capaces de producir un equilibrio entre su lado oscuro y su lado más lúdico siempre, y eso es lo que los hace fascinantes”.

Y una última pregunta... ¿Qué fue lo último que compró que fuese caro?

La educación de mi hijo (se ríe). Pagarle el colegio a mi hijo... creo que ese es el cheque más grande que he firmado en mucho tiempo.

ERNESTO GARRAT VIÑES
El Mercurio (Chile) - GDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA