La posverdad es la tele / El otro lado

La posverdad es la tele / El otro lado

He aquí cinco de las afirmaciones falsas más comunes que se quieren creer sobre la televisión.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

14 de enero 2018 , 10:00 p.m.

Todos sabemos de televisión. El mayor placer: criticarla. Así se ha llegado a la creación de muchas posverdades (afirmaciones falsas que se quieren creer) sobre la tele. He aquí cinco:

1. La televisión se hizo para educar, informar y entretener. Esta afirmación la repiten desde el académico (que se supone sabio) hasta el político (casi siempre ignorante).

La verdad histórica es que la televisión ha fracasado como máquina educativa, a lo sumo, devela el modelo de éxito de sociedad, nada más. ¿Informar? Tampoco puede. Solo sabe transmitir sangre, semen, goles y farándula; en 50 segundos de cada informe poco puede decir de la realidad estructural que nos afecta; su reino es el matoneo de los políticos. ¿Entretener? Eso sí lo sabe hacer. Entretener es emocionar, y de eso vive la pantalla.

2. La tele colombiana es muy mala. No es cierto. Nuestra televisión es una de las mejores de América Latina. Los noticieros puede que no cuenten la realidad, pero sí son muy buenos en presentadores, periodistas, set, diseño, colores, técnica.

Las telenovelas son de las experimentales: aquí se hace comedia de todo; los hombres son pusilánimes, las mujeres, guerreras; se tiene muy buenas actrices; los guionistas con voz propia abundan. Lo que llamamos ‘realities’ en realidad son concursos que dejan el morbo de lado y se concentran en el melodrama.

Señal Colombia gana todos los premios de televisión pública y de series infantiles. Los canales regionales hacen ficción y experimentos locales. Los comunitarios juegan a los formatos.

3. Todas las telenovelas dicen lo mismo. No es cierto, menos en Colombia. Aquí se ha inventado las bionovelas con los ídolos de la música, lo ilegal y el deporte, casi siempre con el tono vallenato y de comedia. Se inventó las narconovelas, que son un homenaje a los héroes del pueblo: aquellos que lograron subir de clase y obtener poder gracias a la ilegalidad.

La mujer no es sumisa ni pudorosa, en la Colombia de ficción (como en la realidad) las mujeres son guerreras, solidarias, inteligentes, poderosas… y dueñas de su destino y gestoras de nuestra realidad.

4. Nadie ve televisión. No es verdad. Se sigue viendo televisión compulsivamente, solo que por diversas pantallas, ya no solo por la tele. YouTube es tele, y mala.

Netflix y demás plataformas son más televisión. Hasta Facebook e Instagram intentan ser video en directo, y eso es la tele.

La tele popular con el fútbol, las telenovelas, los concursos de música y el periodismo carroña (el que goza con el dolor ajeno) logra ratings por encima de los 10 puntos, lo que sigue siendo muy masivo y contundente. La familia, los niños, los adultos mayores, el mundo rural y popular ve mucha tele.

5. Yo sí sé ver televisión, los otros no. No hay un televidente que no diga que sí sabe ver con responsabilidad y criterio la tele, pero piensa que su vecino solo la ve por mal gusto, violencia y sexo. Mentiras, todos vemos televisión más o menos de la misma manera… solo que nuestro goce culpable lo salvamos echándoles la culpa a los vecinos.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.