Emma Stone, la favorita para ganar el premio a mejor actriz principal

Emma Stone, la favorita para ganar el premio a mejor actriz principal

La artista, quien ya estuvo nominada al Óscar por 'Birdman', habla de su papel en 'La La Land'.

Emma Stone

Emma Stone interpreta a Mia en 'La La Land'.

Foto:

AFP

26 de febrero 2017 , 02:18 p.m.

La risa de Emma Stone tiene tanta o más personalidad que la presencia de la propia Emma Stone. Su risa es vibrante y fuerte, y su voz áspera y algo ronca hace que su carcajada suene más estridente y contagiosa en una habitación del hotel Intercontinental, en el Festival de Cine de Toronto (Canadá). Acá es reina porque su última película, el entrañable musical ‘La La Land’, del precoz Demien Chazelle (‘Whiplash’), es la favorita de todo el mundo y porque en ella se luce como Mia, una aspirante a actriz que debe repartir su vida en un trabajo detrás del mesón de una cafetería en el lote de los estudios Warner y sus sueños de ser famosa.

Y Stone sonríe y ríe fuerte porque, a propósito de las escenas de 'La La Land', en donde vemos a Mia fracasar una y otra vez en ‘castings’ sin resultado alguno, ella, la actriz de 28 años, recuerda detrás de sus ojos verdes sus propios fracasos en pruebas de cámaras estériles. Momentos tan incómodos como los que se ven en ‘La La Land’, con ella apostando todo en dos minutos de líneas de un mal libreto, pero sin tener ni la atención ni el ‘feedback’ de los encargados.

¿Muchos ‘castings’ raros en su carrera?

“¡Ayy, ha habido un par! No sé, a veces el encargado del ‘casting’ se pudo comportar un poco extraño. O quizás las veces que resultó más doloroso para mí fue cuando estaba superpreparada y emocionada, y apenas me miraron o me dieron un minuto, diciéndome mientras miraban sus papeles, que me podía ir. Un poco como esa escena cuando todos están mirando a Mia intensamente y está lista y emocionada, pero suena un celular y el hombre a cargo dice: listo, no necesitamos ver más. Es tan desalentador eso, porque sientes que no te vieron, que no te dieron una oportunidad...”.

Emma Stone siempre supo que quería las luces de Hollywood en su vida. Así lo planteó en un Powerpoint, con la canción ‘Hollywood’ de Madonna de fondo, que les preparó a sus padres, siendo una chiquilla, en la casa paterna en Arizona. Allí, en una precisa exposición, les dejó claro que deseaba ser una actriz. Al año siguiente, junto a su madre se fueron a vivir a California y la versión más juvenil de Emma Stone audicionó para cada ‘show’, película y serie Disney y afines. “Pero nunca obtuve nada”, recuerda sobre un pasado que la tuvo tomando clases en línea y trabajando medio tiempo en una pastelería de comida para perros mientras asistía a audiciones, una tras otra. “Amé volver a esos ‘castings’ ”, dice sobre las escenas de ‘La La Land’, en donde se presenta frente a las cámaras de unos extraños para lograr un papel. “Fue lindo volver a experimentar eso y que realmente terminara en una película, en vez de simplemente ser audiciones que quedaron en nada”, cuenta. (Vea el especial: Premios Óscar 2017)

¿Y se sentía segura con su voz, con su manera de cantar?

Muuuuy segura, sí, ja, ja, ja. Soy Celine Dion. Ehmm, no, para nada.

¿Qué hizo para sentirse segura?

En términos de no sentirme titubeante frente al canto, acababa de hacer ‘Cabaret’ en el teatro (Broadway), más de cien ‘shows’ de ‘Cabaret’. Así que eso fue bonito, pues cada noche me estaba exigiendo porque tenía que cantar cinco canciones por show. Y Sally Bowls, mi personaje en la obra, no era buena cantante; de manera que en ese sentido no hubo tanta presión, pero lo bonito –y esto Damien (Chazelle, el director de ‘La La Land’) lo dejó claro desde el principio– fue que se trataba de gente muy real, que no necesitábamos sonar perfectos o sin imperfecciones; porque obviamente no siento que yo suene perfecta, pero, sabes, suena real... Porque era canto de verdad (risas).

Hubo improvisación en algunas escenas con Ryan Gosling, ¿ayudó el hecho de que trabajaron antes en dos películas?


Puede ser. Es bonito, porque con Ryan fue nuestra tercera película y creo que se dio la improvisación porque existía esa confianza. Además, siento que lo conozco lo suficiente como actor para ver cómo se desarrollará y cómo darnos empujoncitos.

Esta artista, quien ya estuvo nominada al Óscar por ‘Birdman’ como mejor actriz secundaria, afirma que bailar tampoco fue un gran problema en ‘La La Land’. (Lea también: Cinco razones por las cuales los Óscar se rinden ante 'La La Land')

“Amo bailar. Tomé clases de baile cuando era joven y era un estilo muy diferente a este... Fue mi parte favorita, todo ese proceso de aprender a hacer baile ‘tap’, a bailar ‘ballroom’. Eso sin duda fue entretenido para mí”.

E ironiza frente a su amor por los musicales. “¡Los odio! No hay nada más terrible que un musical, por Dios, jajaja”.

En verdad, su pasión por el género viene desde su infancia: “Mi mamá ponía ‘Los miserables: el musical’ en casa... Aprendí la historia de ‘Los miserables’ y cuando me llevó a verlo a Broadway –tenía 8 años– recuerdo estar sentada ahí durante tres horas, pensando: ah, eso es lo que escuchaba. Así que pienso que desde temprana edad, aprecié la emoción traducida en el canto y el baile.

ERNESTO GARRAT VIÑES
EL MERCURIO (Chile) - GDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA