Emilio Sánchez: entre la música y el cine

Emilio Sánchez: entre la música y el cine

El locutor y cineasta bogotano escribe su primer largometraje en Los Ángeles (EE. UU.).

Emilio Sánchez Salamanca

Emilio Sánchez Salamanca es la tercera generación de una gran estirpe en la televisión y la radio del país.

Foto:

cortesía Todd Danforth

07 de junio 2018 , 08:00 p.m.

Al locutor y cineasta bogotano Emilio Sánchez Salamanca le aburre que desde joven todo el mundo le pregunte en qué equipo de baloncesto juega. Pero con sus dos metros y diez centímetros de estatura resulta casi imposible que los que no lo conozcan no aludan a esta idea.

Sin embargo, su estatura sí se ajusta perfectamente para reflejar el tamaño de su amor por la música y el cine. Pasiones que prácticamente heredó de su abuelo, sus tíos, pero en especial, de su padre, el periodista radial y productor Jaime Sánchez Cristo. Él ha sido el mentor y mejor amigo en cada etapa de la vida de Emilio.

“Mi papá cuenta que cuando mi mamá estaba embarazada de mí, él sonaba mucho un disco de un pianista francés de jazz, que se llamaba Michel Petrucciani. Y cuando el disco comenzaba a sonar, yo empezaba a patear y a moverme”, dice Sánchez.

Sin embargo, su recuerdo más vívido, en el que sintió que la música lo embrujaba, le ocurrió a los dos años, cuando oyó por primera vez ‘Sambadouro’, del brasileño Sérgio Mendes. “Yo quedé marcado de por vida. Estaba sintiendo de repente algo que me había tocado el corazón profundamente”, anota desde Los Ángeles (EE. UU.).

Desde esa meca del cine, su otra gran pasión, en donde terminó hace poco una especialización de guion, en la Universidad de California, Sánchez le contó a este diario que ya anda escribiendo su primer largometraje. Labor que alterna con su trabajo en la empresa Kontakto Entertainment, que maneja actores para la industria de Hollywood. “Mi sueño es trabajar acá como guionista”, anota.

Cuando mi mamá estaba embarazada de mí, mi papá sonaba mucho un disco de un pianista francés de jazz, que se llamaba Michel Petrucciani. Y cuando el disco comenzaba a sonar, yo empezaba a patear.

El largometraje en el que Sánchez trabaja es su segunda obra creación cinematográfica, luego del documental ‘Los profetas de mi tierra’, con el que se graduó con honores de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Javeriana de Bogotá.

Pero como la música no podía quedar de lado, en esta etapa, Sánchez continúa presentando desde Los Ángeles sus programas ‘El sabor de la noche’ y ‘Visa múltiple’, en emisora La F.M.

Su llegada a la radio también fue prematura, como le pasó con la música y el cine, y se presentó como un aviso premonitorio, siguiendo los pasos de su papá y de su tío, el periodista Julio Sánchez Cristo.

Le ocurrió a los nueve años, una tarde en que su papá lo llevó a la emisora donde presentaba en ese momento el programa ‘Buscando la noche’. En un descuido de su progenitor, Emilio tomó el micrófono y opinó sobre algún tema musical.

“Yo digo que fue un accidente planeado. De manera inconsciente, yo venía preparándome para ese momento desde antes, porque oigo música todo el día y estoy todo el tiempo en formación”, anota el locutor.

Desde ese momento, el encuentro con el mundo radial fue amor a primera vista. Además de participar en ‘Buscando la noche’ y ‘Los originales’, ha conducido los programas ‘Cinema Paradiso’, ‘Platino y Oro’, y ‘Se habla español’. También ha comentado los Premios Grammy Anglo, para el canal Citytv, y los Latinos, para La F.M.

Con todo ese camino recorrido y su obsesión por investigar y descubrir detalles reveladores del cine, Emilio Sánchez recibió hace poco la “gran responsabilidad” de uno de los programas más cuidados por su familia: la presentación de los Premios Óscar, que comenzó su abuelo, Julio E. Sánchez Vanegas, en Producciones JES, y que luego continuó Jaime, su padre.

Emilio Sánchez recibió hace poco la gran responsabilidad de uno de los programas más cuidados por su familia: la presentación de los Premios Óscar.

“Yo empecé poco a poco. Primero me soltaban ciertas categorías especiales. Luego mi papá me dijo que me encargara de traducir los discursos de todos los ganadores hombres. Hace dos años mi papá me delegó por completo la presentación con María Clara Torres”, explica Sánchez, de 28 años.

La pasión por el séptimo arte comenzó, como les ocurrió a muchos niños, con las películas de Disney, que compartía con su hermana Cristina, también cineasta. “Mi mamá cuenta que éramos desesperantes porque podíamos repetirnos una película mil veces, y mi hermana y yo nos memorizábamos los diálogos”, recuerda.

Su corazón siempre ha estado divido entre dos culturas: la colombiana y la estadounidense. Desde bebé, por el trabajo de su padre, Emilio creció pasando la mayoría de sus vacaciones en Estados Unidos. Pero además, su familia, ha tenido una estrecha relación con ese país, desde cuando su abuelo logró la representación para Colombia de los Premios Óscar, hace más de 45 años.

De allí que Sánchez domine el inglés como si fuera su lengua materna. Aunque comenzó sus estudios en el colegio Anglo Colombiano, finalizó su bachillerato en el Nueva Granada, en donde enfocó su amor por la música. Fue baterista primero en una banda de jazz y luego se decidió por el piano y la composición.

En ese período, siempre ocupó los lugares de excelencia estudiantil. Guarda con orgullo un diploma por sus buenos rendimientos en la secundaria, firmado por el entonces presidente estadounidense George W. Bush.

Ahora, en los Estados Unidos, muy seguramente continuará creciendo la colección de este melómano de tiempo completo que él calcula en unos 7.000 discos, mientras persiste en su sueño de entrar en el séptimo arte.

Carlos Restrepo
Cultura y Entretenimiento
@Restrebooks

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.