'Sin tetas' sí hay / El otro lado

'Sin tetas' sí hay / El otro lado

Es una serie con mujeres bellas, narcos, un poco de humor y el desparpajo visual de lo popular pop.

fg

La historia presenta una nueva tesis dramática pero el mismo entorno: narcos, mujeres bellas, exuberancias de lenguajes y vitalidad popular.

Foto:

Cortesía de NBC Universal / EFE

04 de septiembre 2016 , 05:12 p.m.

‘Sin tetas no hay paraíso’ fue un exitazo. Uno muy a la moral de ‘narcolombia’, esa de todo por la plata.

Una serie con mujeres bellas, narcos, un poco de humor y el desparpajo visual de lo popular pop.

Ahora se intenta seguir con la historia desde otro lugar: el éxito sin tetas. Una nueva tesis dramática pero el mismo entorno: narcos, mujeres bellas, exuberancias de lenguajes y vitalidad popular.

Lo mejor de esta serie son las excelentes actuaciones de las mujeres: Carolina Gaitán como Catalina, ya que le pone esa queridura frágil y rebelde muy a la colombiana y cada vez demuestra que es una gran actriz.

Catherine Siachoque regresa como estrella, su personaje se atreve al dolor con dignidad para ganar admiración, una caracterización que demuestra que ella es una grande. ¡Qué bueno verla!

Pero lo mejor es el personaje y la actuación de Majida Issa, la ‘Diabla’, la Yésica. Realmente impresionante por su lenguaje, su estilo y su maldad. Como lo dicen en la serie: una versión de Pablo Escobar en versión mujer.

Este personaje es contundente en su maldad. Tiene una belleza mala pero increíblemente amena. Su manejo del mundo a punta de cuerpo, sexo y dinero es sublime. Ella encarna a una villana como hace tiempo no teníamos. Issa demuestra que es una talentosa actriz, una inmensa.

El libretista Gustavo Bolívar manifiesta que crear historias y situaciones populares reconocibles es su virtud. Nos hace fácil el reconocimiento, sabemos que esa serie es de estas tierras del exceso de cuerpos, lenguajes y moral.

Eso sí, se le fue la mano en tanta maldad. Tanta que termina por aburrir, se necesita un poquito de ternura para resistir hasta el final.

La fragilidad llega por la poca verosimilitud de los corruptibles: policía, fiscal, abogados. Ahí desaparece lo popular para ganar lo acartonado en tono Miami. Todo se vuelve pusilánime. Se pierde la contundencia y gana la bobería.

Ante la fuerza del personaje de Yésica y la actuación de Issa, la maldad de los corruptos y de los súbditos es bobalicona.

La serie es falsa en el tono visual, se puso en esa neutralidad Miami que aburre: apagaron el color, los escenarios son inverosímiles, todo parece de chiste. Se pierde la gracia popular de la primera ‘Sin tetas’.

El mensaje está bien: sin tetas sí hay paraíso; se puede ser de otra manera, no hay que repetir el destino narco, se puede construir otra sociedad, otro modelo de mujer.

Lástima que solo la familia de Catalina cambia, el resto de sociedad sigue en ‘narcolombia’, en el goce sin ética, en el dinero que compra lujos, borracheras y mujeres, y las mujeres siguen en plan de sexo pago y los hombres en plan de pagar por sexo.

En la Colombia de ficción seguimos esperando que cambie la mentalidad, el contexto, la cultura.

***

Y se fue Juan Gabriel, ese que cantaba y le gustaba “mucho estar en la frontera porque la gente es más sencilla y más sincera” y que le gustaba “como se divierten y como llevan la vida alegre, positiva y sin problemas en la frontera”. ¡Grande! ¡Genio! Lo seguiremos cantando.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA