Así se hizo 'La La Land', la película del año

Así se hizo 'La La Land', la película del año

El musical de Damien Chazelle arrasó en los Globos de Oro y amenaza con repetir en los Óscar.

fg

'La La Land' cuenta la historia de dos soñadores, la aspirante a actriz Mia (Emma Stone) y el pianista Sebastian (Ryan Gosling).

Foto:

Archivo particular

29 de enero 2017 , 12:03 a.m.

La película ‘La La Land’ va contra la corriente y, en su ruta solitaria echando abajo modas establecidas, va creciendo y triunfando. No solo comenzó el 2017 ganando los siete Globos de Oro a los que estaba nominada, algo que no había ocurrido en los 74 años de historia de los premios de la prensa extranjera de Hollywood, sino que acaba de igualar a ‘Eva al desnudo’ (1950) y ‘Titanic’ (1997) como el filme con mayor número de nominaciones al Óscar: 14. (Lea también: Cinco razones por las cuales los Óscar se rinden ante 'La La Land')

En la era del poco riesgo y de la secuela de la secuela, ojalá de superhéroes, esta cinta es un regreso a un estado nostálgico, rítmico y a la vez vívidamente musical.

Sí, es un guiño a los musicales de antaño, de Gene Kelly, del Hollywood dorado del siglo pasado e incluso de la escuela francesa, como ‘Los paraguas de Cherburgo’ (1964). Pero, además, ‘La La Land’ es una manera actual y contemporánea de revitalizar una alicaída industria, la del cine, atrapada en sus propias fórmulas y éxitos a corto plazo.

Esta es la historia de dos soñadores, la aspirante a actriz Mia (Emma Stone) y el pianista Sebastian (Ryan Gosling), quienes van detrás de sus grandes aspiraciones en la ciudad de los sueños, Hollywood. Se trata de una película quirúrgicamente pensada y planificada por Damien Chazelle, un ‘millennial’ que ya nos sorprendió con su película del 2014, ‘Whiplash’ (ganadora de tres premios Óscar), y que ahora ejecuta un musical sorprendente y que concibió como un espectáculo audiovisual para la pantalla grande, para disfrutar en el cine y así, de alguna manera, ayudar a revivir el género del musical, injustamente condenado a un segundo plano.

“Hay muchas razones por las que el musical ha estado en baja –reflexiona Chazelle en el Festival de Toronto–. Como amante del jazz, pienso que no es coincidencia que los musicales hayan dejado de ser una forma de arte popular precisamente cuando el jazz dejó de ser la música más popular (…). Puede que esto sea un poco esotérico, pero quizás es debido a que en los años 70 el cine se volvió más realista y generó algunas grandes películas. Ahí están ‘El padrino’, ‘Taxi Driver’ y un puñado de títulos que hace 40 años forjaron lo que se conoce como el ‘Nuevo Hollywood’, una edad dorada que surgió a partir de la idea de no hacer fantasía. Sin embargo, mi esperanza es que podamos encaminarnos hacia la fantasía y que esta película pueda combinar ambos mundos: es como una fantasía con un ‘look’ más sofisticado”.

Haciendo realidad la fantasía

Ryan Gosling es quien asumió con mayor entusiasmo la preparación para interpretar a un músico sin saber mucho de música. “Tuvimos tres meses de preparación y trabajamos mucho el guion, y mientras hacíamos eso, también trabajamos en las rutinas de los bailes y las canciones”, dice el canadiense, que con esta cinta musical ganó el Globo de Oro al mejor actor en comedia o musical, así como una nominación al Óscar en la categoría de actor principal (los ganadores se conocerán el 26 de febrero). (Lea también: 'La La Land...', el musical revelación con hambre de Óscar)

De hecho, el protagonista de la futura secuela de ‘Blade Runner’ aprendió a tocar el piano en unos meses, mejoró sus movimientos en el estilo de baile conocido como ‘ballroom’ y se esmeró en pulir sus dotes rítmicas y musicales. “Querían que trabajáramos por separado durante el primer mes o mes y medio, para que pudiéramos resolver nuestros propios problemas –cuenta Gosling sobre cómo preparó su participación en un inicio, sin Emma Stone–. Así que solo nos dejaron juntarnos cuando sintieron que estábamos en el mismo nivel. Y fue una buena idea. Mandy Moore fue nuestra coreógrafa, y es maravillosa”.

Moore fue una pieza clave a la hora de dar forma a los números musicales de ‘La La Land’, en especial en la secuencia de la canción ‘Lovely Night’, arriba de una colina en la ‘hora mágica’ de un atardecer real con vista a Los Ángeles. (Vea: En estos reconocidos lugares de Los Ángeles se rodó 'La La Land')

“La repetimos durante dos días para lograr lo que se ve en pantalla”, explica Emma Stone sobre una secuencia donde ella y su coestrella, Ryan Gosling, bailan y cantan sobre desperdiciar una noche tan hermosa sin estar enamorados.

También es memorable la secuencia inicial, una toma de seis minutos sin cortes, muy original, que muestra la moral de este gran filme: en una autopista real de Los Ángeles, gente real canta y baila como en un musical de antaño. Vemos a conductores que salen de sus automóviles en medio de un trancón y cantan y bailan en una secuencia que ya es leyenda.

Se trata de una manera de establecer, por parte de Chazelle y su equipo, la magia de los musicales: presenciar espectáculos audiovisuales que solo el cine puede ofrecer. “Los antiguos musicales están hechos para la gran pantalla. Y pelear por películas para ese formato pertenece a mi parte nostálgica. Si hay algo positivo en la caída de la asistencia al cine o de la audiencia de televisión es que los cineastas tenemos que darle a la gente una razón para ir al cine. No tendríamos Cinemascope si la tele no se hubiera popularizado en los años 50. Estos avances nacieron porque todos decían: ‘El cine se está muriendo’. El cine se ha estado muriendo desde hace 100 años, aunque por algún motivo sigue vivo. Me gusta tratar de mantener una visión optimista, hacer que la gente se sienta como yo me sentía cuando veía estas películas”.

Y ‘La La Land’ refleja esa mirada nostálgica hacia Hollywood y su propio espejismo. De hecho, hay una línea donde Sebastian y Mia, en el corazón de la meca del cine, de los estudios de filmación, dicen algo clave: “Los Ángeles adora todo, pero no valora nada”. Es una frase que Ryan Gosling introdujo en la película.

“Es un aporte de mi pareja (la actriz Eva Mendes)”, confiesa el actor. “Existen tantos edificios que son destruidos en esta ciudad, como el 6thStreet Bridge, que tiene una historia maravillosa… En esta película tratamos de capturar esos lugares, que son parte de la carta de amor a Hollywood, al viejo Hollywood, que envía ‘La La Land’ ”.

ERNESTO GARRATT VIÑES
EL MERCURIO (Chile) - GDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA