Ver contraindicaciones / Crítica Mente

Ver contraindicaciones / Crítica Mente

'150 miligramos' ofrece una historia cautivante que termina atrapando al espectador.

150 miligramos

150 miligramos, una cinta basada en hechos reales en los que una médica francesa lideró una batalla contra un poderoso laboratorio farmacéutico hace unos años.

Foto:

150 miligramos, una cinta basada en hechos reales en los que una médica francesa lideró una batalla contra un poderoso laboratorio farmacéutico hace unos años.

05 de julio 2017 , 05:08 p.m.

Las mejores cintas se construyen enfrentando un héroe vulnerable contra un villano poderoso. Ese esquema abarca toda clase de historias, desde tradicionales westerns hasta sofisticadas intrigas contemporáneas.

Sobre el papel, la trama adquiere mayor atractivo si la protagonista es una mujer frágil e impetuosa, y el enemigo, una despiadada corporación que solo piensa en la rentabilidad.

Esa es la fórmula de '150 miligramos', una cinta basada en hechos reales en los que una médica francesa lideró una batalla contra un poderoso laboratorio farmacéutico hace unos años.

La mujer en cuestión es una neumóloga que encontró que varios pacientes que usaban una droga contra la diabetes terminaban convertidos en víctimas fatales.
Aunque sus primeras quejas fueron destrozadas por el laboratorio productor de la droga, la médica no cedió en su empeño y terminó liderando un gran movimiento para prohibir el medicamento.

'150 miligramos' ofrece una historia cautivante que termina atrapando al espectador a pesar de sí misma.


Y es que la película debe superar sus propios problemas, como los excesos de la protagonista Sidse Babett Knudsen cuando le da por imprimir gracia a su personaje y termina produciendo vergüenza ajena, el recurso de unas animadas escenas con su familia que son tan inverosímiles como prescindibles, y el abuso de una musiquita omnipresente y manipuladora.

Con todo y eso, la balanza se inclina a favor de la película gracias a una historia bien contada, a unos estupendos personajes secundarios (hay que ver al soplón y a la periodista…), y a unas escenas muy gráficas que pueden chocar al espectador sensible pero que sacan esta experiencia cinematográfica del gris promedio en el que podría haberse quedado.

Mauricio Reina
Crítico de cine

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA