Cine Colombia celebra de pueblo en pueblo sus 90 años

Cine Colombia celebra de pueblo en pueblo sus 90 años

El aniversario se funde con la historia del cine nacional. Compañía inundó al país de cine gratis.

Cine Colombia

Los niños fueron los que más disfrutaron las funciones de La Ruta.

Foto:

Cine Colombia

08 de junio 2017 , 11:24 p.m.

Cuando el siete de junio de 1927 un grupo de veinte empresarios antioqueños se acercó a una notaría de Medellín para crear la empresa Cine Colombia S. A., con el objeto de construir salas de cine y explotarlas comercialmente, así como proceder al alquiler, la compra y la venta de películas para su exhibición y distribución, ya la industria del cine había llegado al país treinta años atrás.

Un arribo, 1897, que tuvo a la ciudad de Colón (en esa época territorio colombiano) como su sede; y a los hermanos italianos Francesco y Vicenzo Di Domenico, como sus noveles y comprometidos promotores, quienes abrieron la primera sala de exhibición de películas en la ciudad de Bogotá, en la calle 25 entre carreras 9.ª y 13, que nombraron como el Salón Olympia, en 1912, inaugurándola, como no podía ser diferente, con una película italiana: Diario de un joven pobre.

El cine en el mundo había nacido en 1895, esa legendaria y hermosa noche en que los hermanos Lumiére estrenaron el llamativo invento con público en París.

A estos nombres de los promotores del cine en Colombia y al relato de esos primeros días, escrito ya en varios libros y por distintos autores, se les deben añadir el del francés Gabriel Veyre y el del odontólogo Arturo Acevedo con sus hijos Gonzalo y Álvaro, como pioneros indiscutibles de la industria cinematográfica nacional. Los Acevedo con los Di Domenico hicieron los primeros registros fílmicos.

Los Acevedo, por ejemplo, dejaron filmados acontecimientos tan importantes como la visita al país de Franklin Delano Roosevelt o las últimas imágenes del famoso cantante argentino Carlos Gardel, con sus músicos y con los tripulantes de la nave que, minutos después, se accidentaría.

Muchos otros cortometrajes de su autoría son fundamentales, inolvidables y joyas históricas que se guardan como un tesoro de la filmografía criolla y de la historia nacional.

Historia que también registra el año de 1937 como la fecha en que el sonido hizo su aparición en el país gracias a Gonzalo Acevedo y al ingeniero colombiano, de padres alemanes, Carlos Shroeder. Un sonido con el que se pelearon por décadas los más importantes directores del cine nacional, a los que todo les salía bien menos las voces, que no eran audibles para el ‘respetable’. Hoy esos son tan solo malos recuerdos.

Hasta esa fecha, el cine mudo se exhibía, casi siempre, con la ayuda de algunos músicos que hacían en vivo y en directo bandas sonoras con relativo éxito.

El Circo España

Cine Colombia S. A. comenzó su operación en Medellín, en el Circo España, que de día programaba espectáculos taurinos y de noche se convertía en una gran sala de cine.
Sin embargo, un año después, los empresarios antioqueños, como lo narró el crítico de cine, desaparecido prematuramente, Luis Alberto Álvarez, les compraron a los hermanos Di Domenico por un millón doscientos cincuenta mil pesos su productora, no para ellos hacer cine, sino para eliminarlo, porque consideraban la producción nacional una competencia al cine extranjero que ellos distribuían y exhibían.

Entre muertes prematuras, críticas fundamentadas, otras sin ton ni son, y resurrecciones milagrosas han transcurrido estos ciento veinte años del cine nacional, que hoy nos enorgullece por sus aciertos en los grandes festivales del mundo.

Cine Colombia, por su lado, también ha tenido varias etapas en estos noventa años, ya que ha cambiado de dueños en varias oportunidades. El grupo caleño Mayagüez fue su dueño por casi dos décadas, pero luego la vendió al grupo Julio Mario Santo Domingo, su actual propietario.

Corto que dura

La historia de Cine Colombia, con más o menos información, está recogida en un emotivo cortometraje que se repite por estos días en todas las salas del circuito.

Son minutos en los que se revive nuestra historia. Inolvidables recuerdos para los mayores y una mirada nostálgica sobre ese pasado de las primeras salas de cine en el país que admira a las nuevas generaciones y les muestra imágenes de esos primeros años del siglo pasado, ya tan lejanos, en los que esta empresa construyó cines como el Embajador, los primeros Cinemas del país y el autocine El Limonar, en Cali.

Hoy, Cine Colombia tiene funcionando doscientas salas, con programación variopinta que incluye además de las películas de la cartelera comercial, cine arte, ópera, ballet, las mejores exposiciones de pintura de las grandes capitales del mundo, así como interesantes historias de los más reconocidos maestros de la pintura y esos sitios en los que las obras de arte se encuentran en cada esquina y en históricos edificios señoriales; también programan las piezas más atractivas de la cartelera del teatro inglés y, este año, los montajes de la Comedia francesa.

Sus salas, por otro lado, son anfitrionas, junto con otras, de los festivales de cine español, francés, italiano, europeo, del IndieBo, lo que entonces, al menos, en las ciudades grandes posiciona al cine como una de las alternativas de ocio más importantes, sino la más. Pero como todo no es color de rosa, estas doscientas salas solo alcanzan a cubrir, así como se lee, el cinco por ciento de los 1.102 municipios del país. Quedando sin lugares de exhibición de su circuito 898 ciudades grandes, medianas y pequeñas.

La Ruta 90

Es por ello que para la celebración de los noventa años, entre las muchas ideas que se concibieron para festejar el aniversario se apostó por la de compensar en alguna medida este faltante.

Y aunque no parecía sencillo, por lo abrupto de nuestra geografía, se ideó la Ruta 90. Una ruta por la cual rueda, un fin de semana de cada uno de los doce meses de este 2017, un bus adaptado con tecnología de punta, que lleva, además, sillas, pantalla, rollos de película, entre otros elementos, para hacer jornadas de cine, de seis de la tarde y ocho de la noche, los viernes y sábados, en esas poblaciones que no tienen sala de Cine Colombia, algunas de ninguna otra exhibidora y otras, escasas para ser justos, a donde ni siquiera entra la señal de televisión. Jornadas que parten la historia de la población y de sus pobladores, sobre todo las de los jóvenes, niñas y niños, adultos mayores y la de los indígenas.

Como sucedió en San José del Guaviare, en donde artistas del pueblo nukak makú pidieron a los organizadores algunos minutos para hacer la presentación de sus danzas, así como los estudiantes de los colegios públicos hicieron lo propio, y de paso agasajaban a estos magos empresarios que les presentaron imágenes sonoras que narraban relatos interesantes en un gran telón blanco y a todos sus coterráneos en tan inolvidable evento.

Para Daniel Montes, director de Mercadeo de Cine Colombia, uno de los responsables de la creación de la programación de cumpleaños y uno de sus más entusiastas impulsores, tres factores fueron determinantes para escoger las poblaciones a las que les regalarían ese fin de semana inolvidable, durante este año: que la población tuviera menos de treinta mil habitantes; que formara parte del grupo de municipios con alguna de sus necesidades básicas insatisfechas, o con todas, como suele suceder, y, por último, que contaran con vías de acceso aceptables, por donde pudiera rodar ese camión fantástico y llegar a la meta sin novedades.

La felicidad de los asistentes

Montes no deja de sonreír al contar esta experiencia, a la que, en tan solo dos meses, ya la califica como única: “La felicidad de los asistentes, sus iluminadoras sonrisas, así como sus palabras de gratitud hacia las personas que representamos a Cine Colombia, son de los mejores regalos que se puede recibir en la vida”, asegura.

Pese a que no cuentan con helicópteros, ni submarinos ni barcos, dentro de la programación de la edición 57 del Festival Internacional del Cine de Cartagena (Ficci), que se inauguró el primero de marzo, llegaron a la isla Tierra Bomba.

Esta isla, en sus 43 kilómetros cuadrados, aloja una población de 9.000 personas que viven una situación muy particular: han visto desaparecer casas enteras o la mitad de sus viviendas a causa del fuerte oleaje.

De acuerdo con estudios de la Universidad de Cartagena, bastaría con construir nueve espolones y cinco rompeolas para hacerle frente al deterioro, el cual, de no pararse, puede acabar con este privilegiado sitio turístico y con el lugar de vivienda de estas personas que no quieren, ni pueden ni deben desplazarse a otro lugar del país.

Mientras el agua no llegó al cuello de sus habitantes, tuvieron un fin de semana de película.

Ruta 90 es tan solo uno de los regalos que creó Cine Colombia para que sus noventa años fueran celebrados con el mayor número de personas.

Otros obsequios son cine gratis en las doscientas salas del país, el día del cumpleaños de la empresa; una tarjeta, con un precio especial, para quienes quieran ir a cine todos los días y una sesión pet friendly, para que los cinéfilos que tienen mascota asistan con ellas a una función de cine, la cual, para Bogotá, será en el parque de la 93.

El pasado 7 de junio hubo cine gratis en 282 salas de cine y en 42 teatros de 12 ciudades del país. Se entregaron dos boletas por personas, dos horas antes de cada función de las 12 del día, las 3 de la tarde y las 6 y 9 de la noche.

Es más que seguro que si el año pasado la taquilla de Cine Colombia fue de sesenta millones de espectadores, en este año de su cumpleaños la doblará.

MYRIAM BAUTISTA G.
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA