Espionaje y sensualidad con el sello de Charlize Theron

Espionaje y sensualidad con el sello de Charlize Theron

La actriz sudafricana protagoniza la cinta de acción ‘Atomic Blonde’. Se estrena el próximo jueves.

Charlize Theron, protagonista de Atomic Blonde

Charlize Theron, protagonista de 'Atomic Blonde'.

Foto:

Jens Kalaene / AFP

06 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

No es raro que David Leitch, quien codirigió la película de acción ‘John Wick’, fuera el artífice de la más reciente producción protagonizada por Charlize Theron: ‘Atomic Blonde’ (‘Atómica’, en español), en la que este realizador parece calcar el acelerado ritmo de estética de videojuego y violencia extrema que expuso en la película protagonizada por Keanu Reeves, pero bajo la tutela de una agente especial que busca venganza.

Así se puede resumir ‘Atomic Blonde’, la cinta de acción que refuerza lo que muchos cinéfilos estaban imaginando acerca de la carrera como actriz de su protagonista: una Charlize Theron con ganas de llegar a otros límites y retos.

Lo hizo convertida en Furiosa en la nueva y premiada versión de ‘Mad Max: Furia en el camino’ (robándole la atención como protagonista) y repitió, pero esta vez como la antagonista de la última película de la saga de ‘Rápidos y furiosos’, siendo de lo poco rescatable en la exitosa franquicia de balas y motores.

Los críticos dirán que su apuesta por un cine más “crispetero” se debe a la necesidad de mantenerse vigente. También es posible que sus seguidores más devotos defiendan su decisión de convertirse en la nueva heroína del género de acción, como una estrategia para afianzar sus aventuras como productora de cine y TV o estrella de proyectos más arriesgados en la gran pantalla.

Y, a pesar de las especulaciones que van y las especulaciones que vienen, el poderoso magnetismo de la actriz sudafricana parece cumplir con su cometido: darle relevancia y voz a una película que en otras manos sería una más de las producciones de la fórmula de patada, puño y plomo que invaden las salas comerciales cada cierto tiempo.

Ambientada en 1989, cuando el muro de Berlín está a punto de convertirse en una pila de escombros, un agente secreto es asesinado durante una misión en la que pretende revelar los nombres de espías infiltrados. Ante esa situación, su colega Lorraine Broughton (Theron) se encargará de terminar la operación y cobrar venganza.

Así, sencilla y directa como las peleas que exhibe en impresionantes secuencias de acción, es la base de esta película que explota cada cierto tiempo, ganando el aplauso de quienes se dejan seducir por su violencia. A pesar de que no tiene una profundidad que le dé el respiro a tanto alarde de fuerza, al final es una película honesta que se gana a puño limpio una buena ubicación en el podio del género que sobredimensiona.

Además, hay que sumarle un elemento adicional al alboroto que ha causado en el ámbito cinematográfico, que es la bisexualidad de la protagonista y una candente escena con Sofía Boutella, en la que hace referencia a la necesidad de ampliar la mirada acerca de los aspectos emocionales de las nuevas protagonistas de acción. Ya la misma Charlize Theron se había pronunciado al respecto, defendiendo ese detalle dentro de la trama como una manera de reflejar otras opciones de amor y seducción para un tipo de personaje como el que ella encarna.

“Por mucho que disfrutes de ‘Atomic Blonde’, a veces su principal utilidad demuestra que Theron se merece algo mejor que esto”, escribió ‘The Hollywood Reporter’, mientras que Eric Kohn de ‘Indiewire’ la considera un filme “de extravagante acción hiperestilizada con una fiera protagonista”, en una clara defensa de su naturaleza cinematográfica.

Y es tanta la atención y peso de Charlize Theron en esta apuesta visual que siempre es bueno recordar que la secundan el actor británico James MacAvoy y el estadounidense John Goodman, quienes por momentos parecen ser solo observadores del espectáculo de sangre y plomo que la heroína les brinda acompañada de una muy buena banda sonora de la década de los 80, en la que, como bien lo dice la crítica de cine de Time Stephanie Zacharek: “Duele verla recibir un puño, pero qué bien se siente cuando ella da uno”.

ANDRÉS HOYOS
Cultura y Entretenimiento

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA