Bendita sea la televisión pública / El otro lado

Bendita sea la televisión pública / El otro lado

Una mirada a tres proyectos en tres formatos: un ensayo televisivo, una serie web y una ficción.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

01 de julio 2018 , 10:00 p.m.

La televisión pública es maravillosa porque genera empleo, promueve la creatividad de formatos y logra diversificar el alimento simbólico de nuestras vidas. Y para documentarlo, tres proyectos en tres formatos distintos: un ensayo televisivo, una serie web y una ficción.

Ensayo audiovisual. O cuando se “ensaya” pensar en imágenes. La serie se llama ‘En nombre del pueblo’, dirigida y conducida por uno de los más prestigiosos académicos y consultores en comunicación política, el argentino Mario Riorda. Este ensayo es sobre como hoy más que política, se comunica; más que gobernar, se comunica; más que hacer campaña, se comunica.

En un viaje por el continente nos presenta a expertos e ideas que conceptualizan sobre cómo nuestra democracia se ha convertido en una fiesta, un espectáculo, un entretenimiento. Durante seis capítulos, se recorren temáticamente diez países, lo que permite acercarse a la cultura e idiosincrasia de cada nación, teniendo como eje la comunicación política.

Ensaya pensar con imágenes y testimonios sobre y desde América Latina en el siglo XXI: su gente, su cultura, su lucha y las trasformaciones sociales y democráticas. El protagonista es el pueblo, los ciudadanos, a través de sus vivencias, su mirada, sus pasiones, sus esperanzas y frustraciones. Y es una producción de Señal Colombia.

Serie web. O cuando se busca que desde internet y las redes se narre en otro estilo. La serie se llama ‘Selección natural’, que en nueve capítulos busca jugar a la ironía y la crítica de nosotros mismos. Narra cómo el asesinato de una famosa transexual esconde secretos que incomodan a la clase política del país, desatando conflictos entre los personajes y su propia moral.

Esta serie ha sido galardonada en los festivales web de Roma y Dublín, y ha competido en Los Ángeles, Buenos Aires, Vancouver y Cartagena. Fue realizada por un equipo independiente, conformado principalmente por egresados de la Universidad Nacional. Su lema es ‘¡No es el más inteligente, no es el más atractivo, sobrevive quien mejor se adapta!’. Y nos cuenta de ese universo que queremos negar: lo trans.

Ficción pública. O cuando para contarnos no hay nada mejor que imaginar historias con personajes y acciones más allá del documental. Se llama ‘La vida es un meme’ y cuenta la historia de un joven desempleado que usa su vida fracasada como inspiración para crear memes en internet con los que intentará ganarse la vida contra los pronósticos de sus papás, las burlas de sus amigos y la indiferencia de la comunidad virtual.

Esta serie reflexiona con humor sobre cómo hoy en las redes y con un meme se puede cambiar el mundo, imaginar opiniones, construir un trabajo decente. Una historia para comprender el mundo de los que viven, gozan y hacen billete en las redes digitales. Estos tres formatos demuestran que la televisión pública es donde talento y atrevimiento se juntan. Por eso, es nuestra salvación para ser distintos (y hacer la economía naranja del nuevo presidente).

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.comón

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.