Kepa Amuchastegui se reencuentra con el teatro en la obra 'Trifársica'

Kepa Amuchastegui se reencuentra con el teatro en la obra 'Trifársica'

Como actor y director busca despertar la risa pensante en el espectador. Estrena temporada en Casa E

fg

El experimentado actor se reencuentra con las tablas donde debutó hace más de medio siglo.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

13 de enero 2017 , 07:44 a.m.

Un día antes del estreno de su nueva obra, Kepa Amuchastegui afina los detalles escenográficos en la sala Mayolo de Casa E.

Acomoda ese piano metafórico que interpretará, da indicaciones sobre las luces que lo enfocarán, calcula los movimientos sobre el espacio en que se moverá.

Es un reencuentro con ese espacio escénico en el que debutó hace más de cincuenta años y al que regresa con 'Trifársica', una trilogía de piezas cómicas que se presenta en este centro cultural de Bogotá.

Es una producción que busca provocar, según su autor, una risa pensante. “No va ser la risa desaforada, incontrolada, sino que va a ser una risa un poco menos estruendosa pero más profunda”, asegura.

Primera farsa

Un experimentado artista, retirado forzosamente de la actuación y reinventado ahora como pianista, se prepara para tocar la sonata 'Claro de luna', una de las piezas más conocidas y exigentes de Beethoven.

El protagonista del recital también aprovecha para divagar sobre cosas más mundanas, como el ansia de tomarse una cerveza.

Así, entre risas y reflexiones, transcurre El pianista, la primera parte de 'Trifársica', que Amuchastegui ya había presentado en el 2015 en Casa E pero en el formato corto de microteatro.

“Hay una serie de añoranzas de tiempos pasados, de obras de teatro, de poemas que solía recitar en otra época. Atraviesa por varios sentimientos”, dice el artista bogotano sobre el personaje.

(Conozca aquí otras obras presentadas en Casa E)

Amuchastegui también atraviesa por varios sentimientos en este regreso a las tablas en una obra de formato largo. Es gratificante, asegura, pero también asustador.

“Es un placer que hace mucho tiempo no había vuelto a degustar, el placer de sentir al público ahí, de estar en vivo ofreciéndoles unos textos, de sentir cómo la gente vibra con uno y cómo uno puede en cierta medida manejar a ese público”, dice Amuchastegui, que recientemente actuó en la novela La ley del corazón, de la fallecida Mónica Agudelo, y en el telefilme El papa rebelde, en el que encarnó al papa Francisco.

Segunda farsa

“Yo no sé”. Esa es una de las frases que el legendario director británico Peter Brook más les repite a sus actores cuando aquellos le hacían una pregunta demasiado directa sobre cómo hacer una escena.

(Le puede interesar: Luces y nubarrones en la cultura de Colombia)

Así lo recuerda Amuchastegui, quien trabajó con él como su asistente personal para el montaje del clásico Sueño de una noche de verano que montó con la Royal Shakespeare Company.

Y aunque no actúo bajo las órdenes de Brook, aquella fue una enseñanza que marcó su carrera como intérprete y director.

“Él delega gran parte de la responsabilidad en los actores para lograr su cometido. Claro que sabe qué quiere, perfectamente, pero no lo va a lograr diciéndoles literalmente: ‘quiero esto’; siempre va a dejar que el actor se rebusque en su interior, se retuerza las entrañas, las emociones, para lograr comunicar lo que en definitiva quiere”, argumenta.

El segundo acto de Trifársica también necesita retorcer esas emociones. Aquí el protagonista es un hombre que trata de comunicarse con un perro. Es una situación cómica, pero también revestida de algo de drama.

“Esa pelea por tratar de comunicarse aunque sea con un perro, ya que no puedo hacerlo con gente, llega a un punto algo angustiante”, afirma el actor.

Tercera farsa

Amuchastegui apunta que en su carrera ha hecho cualquier cantidad de personajes: inquisidor, gobernador, gerente de varias empresas, presidente de la república, vicepresidente, general, papa...

“Entiendo que ahora en televisión sea muy difícil encontrar más papeles para mí, ¿pa’ dónde más voy a coger? Me queda por hacer el de Dios”, bromea. Claro que en el último acto de su nueva obra, Amuchastegui roza ese papel que le falta.

(También: Regresa a Bogotá el 'Pinocho' moderno)

En ese fragmento, el actor interpreta a un hombre que recibe un mensaje urgente y personal en su celular.

Entonces trata de llamar a los remitentes, pero no puede, su llamada se enreda en las extensiones de un call center y nadie le da una solución clara.

“Es eso que nos ha pasado a todos tantas veces, ahora más con máquinas que con secretarias u operadoras en vivo, que pasan de un lado para el otro. Ya al final te desesperas o haces algo más drástico”, dice el actor, quien adelanta que es tal la exasperación de este personaje que reclama hablar con el presidente de la compañía, que resulta siendo Dios.

Funciones

Jueves a sábado, 8 p. m. Casa E. Carrera 24 n.° 41-69, Bogotá. Informes: 744-0422. Boletas: 35.000 pesos.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento

En Twitter: @YhoLoaiza

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA