Mincultura habla de la necesidad de impuesto total a telefonía celular

Mincultura habla de la necesidad de impuesto total a telefonía celular

Mariana Garcés explica cómo la norma incluye el gravamen, aunque ha tenido varias interpretaciones.

fg

La ministra de Cultura, Mariana Garcés, analiza la importancia del cobro del impuesto a la telefonía celular para voz y datos.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

05 de diciembre 2016 , 12:11 a.m.

Desde el 2002, cuando se creó un impuesto del cuatro por ciento a la telefonía móvil, los recursos que han pasado al Ministerio de Cultura (363.286 millones de pesos) han servido para, entre otros, la apropiación del patrimonio cultural (material e inmaterial) y el fortalecimiento de las bibliotecas públicas, que son más de 1.400 en el país.

Así lo explica la ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba, en momentos en los que la reforma tributaria que hace tránsito en el Congreso debe aclarar que dicho impuesto tiene que incluir los planes de datos, que aunque están contemplados, no se cobran.

EL TIEMPO habló con la ministra Garcés sobre este tema.

¿Cuál es la importancia de hacer claridad en la redacción del impuesto de la telefonía celular?

La Ley 788 del 2002 creó el incremento del cuatro por ciento en el IVA a la telefonía móvil en términos que dicen que desde el primero de enero del 2003 el servicio de telefonía móvil quedaba gravado con tarifa del 20 por ciento.

Pero con la expedición de la reforma tributaria del 2012 se modificó esa disposición y se adicionó el artículo 512-2, el cual establece que “el servicio de telefonía móvil estará gravado con la tarifa del cuatro por ciento sobre la totalidad del servicio, sin incluir el impuesto a las ventas”.

Con posterioridad a esta aprobación, vinieron varias interpretaciones legales y, finalmente, el impuesto sobre datos y navegación –que hacen parte integral de la telefonía móvil– jamás se cobró.

Lo que hace la reforma actual es redactar con claridad el artículo, de manera que no dé lugar a interpretaciones equívocas y que por fin se aplique lo que fue debatido y aprobado desde el 2012.

Hasta el momento, con estos recursos el ministerio ha hecho un trabajo muy importante...

Sí. Por ejemplo, las manifestaciones reconocidas por la Unesco como patrimonio de la humanidad se han beneficiado. De lo que recibe Atlántico, por ejemplo, el 50 por ciento se destina al trabajo que se hace en San Basilio de Palenque y pasa igual con las fiestas de San Pacho (Chocó), el Palabrero Mayor (La Guajira), las Músicas de Marimba y Cantos Tradicionales (Pacífico Sur) y demás manifestaciones.

¿Y en las bibliotecas públicas?

En las 1.445 bibliotecas públicas del país hemos mejorado su conectividad: realizamos el acceso a las redes de las operadoras de telecomunicaciones, asumimos planes de datos en aquellos municipios que no cuentan con recursos para hacerlo de manera directa y las dotamos de computadores y tabletas.

Además, desarrollamos bibliotecas digitales de autores regionales que están disponibles para los niños y jóvenes, con la convicción de que la inversión tecnológica en torno a la lectura contribuye eficazmente a cerrar las brechas.

Y también formamos a los bibliotecarios y dotamos con libros a las bibliotecas, creamos estímulos para premiar las estrategias más creativas y que atienden a la población más vulnerable para el fomento de la lectura y la escritura, y entregamos el Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega, reconociendo a los mejores bibliotecarios.

Si con la reforma tributaria queda claro el cobro del impuesto, se solicitaría que el 60 por ciento de esos dineros fueran para el deporte y el 40 por ciento para la cultura. ¿Qué beneficios traería a los programas?

La distribución actual del impuesto de voz es de 10 por ciento para el fortalecimiento de las bibliotecas públicas, y del 90 restante, el 75 por ciento se destina para el deporte y el 25 por ciento para la cultura. Estos últimos recursos se les entregan a los departamentos y a Bogotá, de conformidad con Planeación Nacional.

Ahora, el Gobierno Nacional ha previsto que la propuesta normativa generaría un incremento cercano al 100 por ciento en el recaudo, esto es de 50.000 millones de pesos adicionales.

De esta manera, habría más recursos para infraestructura cultural, que incluye bibliotecas, casas de la cultura, teatros y escuelas de música; para reconocer el talento de artistas y gestores culturales a través de convocatorias públicas; apoyar proyectos culturales de distintas organizaciones en todo el territorio nacional, impulsar la lectura y la escritura desde la primera infancia y para el fortalecimiento de las industrias culturales y las políticas de Patrimonio Cultural Inmaterial que tenemos.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA