Cita con Shakespeare y Cervantes en Manizales

Cita con Shakespeare y Cervantes en Manizales

Hoy comienza el Festival de Teatro de la capital de Caldas, que les rendirá homenaje a los dos célebres autores que fallecieron hace 400 años.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

01 de septiembre 2016 , 04:08 p.m.

En una escena en la que se mezclan la esquizofrenia con la obsesión, el recién coronado rey Macbeth tiene que acudir a una cena con sus nuevos súbditos.

Por su cabeza se mueven unos escorpiones que le carcomen la mente y, por eso, empieza a ver el fantasma de Banquo, su antiguo lugarteniente, al que mandó asesinar para evitar que le robara el trono.

En la versión original de William Shakespeare, la tenebrosa cena se desarrolla en un castillo escocés, pero el grupo Los Colochos decidió trasladarla a una hacienda en medio de la Revolución mexicana para crear Mendoza, una de las piezas inspiradas en la obra del británico que se presentarán en la edición 38 del Festival de Teatro de Manizales, que inicia hoy.

En esta edición, el encuentro teatral les rendirá homenaje tanto a Shakespeare como a Miguel de Cervantes (ver nota adjunta), en la conmemoración de los 400 años de su muerte.

Lo llamativo de estas piezas es que ofrecen una mirada muy particular de las obras originales, les dan una vuelta de tuerca y las llevan a contextos y lenguajes más contemporáneos.

En Mendoza, por ejemplo, los diálogos están impregnados por la tradición oral azteca (hay un inconfundible sabor a Rulfo), e incluso, en un momento los actores hacen un desgarrador conteo hasta 43 para recordar a los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, en 2014. Queda la sensación de que así serían las obras de Shakespeare si este hubiera nacido en México.

“Hay ejemplos como Akira Kurosawa (cineasta japonés) con Trono de sangre: lo que hizo fue apropiarse de Macbeth para contextualizarlo y hablarle a su propia gente, a mí eso me pareció muy pertinente”, dice el directo Juan Carrillo, quien hizo la adaptación junto a Antonio Zúñiga.

Mendoza conserva ese enervado deseo de ambición de la historia original, pero también se convierte en una especie de ritual en el que el público es otro personaje, que incluso se sienta en la mesa en la mencionada cena para tomar cerveza con los actores. “Cuando nos olvidamos de Macbeth y de Shakespeare y coincidimos en las pasiones humanas, nos acercamos a los clásicos”, añade Carrillo.

Burla financiera

Siguiendo con Shakespeare, en la lista de sus monólogos tal vez uno de los más famosos es el de Shylock, el judío usurero de El mercader de Venecia que reclama los mismos derechos para las personas de su religión.

El chileno Andrés del Bosque se inspiró en esa obra para crear el unipersonal Banqueros, que presentará en Manizales el 8 y 9 de septiembre, y en la que plantea una mirada burlesca al mundo financiero.

“Esta historia tocaba muy profundamente la fibra al entender que existen otro tipo de relaciones en el mundo que no son solamente las monetarias... Es muy interesante ver cómo en el siglo XVI ya Shakespeare nos está contando la manera como el aparato del Estado se vuelve en contra de este judío, que lo que pide es reparación, justicia...”, dice Del Bosque.

Shylock se retrata como un usurero implacable, que acepta prestarle un dinero a Antonio (el mercader) con la condición de que si no paga, deberá darle un kilo de su propia carne.

“Le hacen ver que es un hombre con mucha falta de caridad, que no tiene clemencia porque no es capaz de perdonar al cristiano. Esa es la anécdota que cuenta la historia, pero nosotros vemos que este judío representa a todos los jodidos, a los que no tienen un pan para llevarse a la boca”, dice Del Bosque, quien se formó con el maestro caleño Enrique Buenaventura.

La pieza hace hincapié en las diferencias entre el capitalismo usurero y el financiero, todo a partir de ese lenguaje burlesco que según Del Bosque está implícito en la matriz de la obra de Shakespeare.

“Nunca se ha sabido si es una tragedia o una comedia. Algunos dicen que es una comedia porque terminan todos muy bien, pero detrás hay una gran tragedia, la de Shylock, que ha perdido su religión, su negocio, su hija... Ha quedado en una situación ruinosa”, argumenta.

Banqueros se presentará el 8 y el 9 de septiembre en el Auditorio de la Universidad Nacional.
‘Ser o no ser’

En la línea cómica también se inscribe El destino tragicómico de Tubby y Nottubby, protagonizada por la británica Sophie Brech y el francés Louis Fortier.

Los artistas cuentan que estos personajes, enmarcados en el género del clown, nacieron de una serie de improvisaciones sobre Ham-let, la gran tragedia del bardo inglés. De ahí sus nombres, un juego de palabras sobre el famoso monólogo: “Ser o no ser” (“To Be or not To Be”).

“También nos inspiramos en Laurel y Hardy (El Gordo y el Flaco), así que vimos muchas de sus películas y adaptamos su trabajo físico”, dice Brech.

Fortier añade que su compañera de escena nació en Gloucester, ubicada en la zona de Inglaterra donde se desarrollan la mayoría de los dramas históricos de Shakespeare, como Ricardo III. De ahí, su fascinación por sus obras.

El objetivo de esta pieza es llevar a sus espectadores en un viaje por este tipo de teatro en el que todo parece posible. “Cuando lees sus comedias o sus tragedias, es como si todo el universo estuviera ahí presente, y también todo el aspecto caótico de la existencia. Así que los dos personajes pueden encarnar todas esas pasiones y esos terribles momentos”, añade Fortier.

Buscando la esencia del padre del ‘Quijote’

La cervantina es una enfermedad que no se puede tratar con ninguna medicina. Entre sus secuelas está un peligroso delirio que elimina las inhibiciones. Es algo similar a lo que sufría el Quijote de La Mancha y también es el nombre del espectáculo que el grupo español Ron Lalá creó para rendirle homenaje a Miguel de Cervantes.

Esta coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España hace una mezcla entre entremeses, novelas y fragmentos de las piezas menos conocidas de Cervantes.

Esa combinación se alimenta del estilo de Ron Lalá, que une su humor irreverente con la destreza musical de sus protagonistas: Juan Cañas, Álvaro Tato, Daniel Rovalher, Miguel Magdalena e Íñigo Echevarría.

La propuesta colombiana Cervantina estará a cargo del Laboratorio Escénico Univalle, que presentará su adaptación de Coloquio de los perros, una de las ‘Novelas ejemplares’ del español.

La pieza, que se desarrolla en un hospital en el que uno de los pacientes escucha la conversación de los dos canes, se presentará el 10 y el 11 de septiembre en el Auditorio de la Universidad Nacional.

La obra magna de Cervantes, El Quijote, se presentará en versión del grupo español Bambalina. La particularidad de esta versión es que se cuenta a partir del lenguaje de las marionetas.

Además del tributo a los dos autores, el festival tendrá una sección especial de obras que hablan sobre el conflicto colombiano y sobre procesos de reconciliación en otros países.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA