John Leguízamo sube al firmamento de Broadway

John Leguízamo sube al firmamento de Broadway

El actor de origen colombiano recibirá un Tony especial en reconocimiento a su trayectoria teatral. 

John Leguizamo

El actor comenzó a trabajar en el circuito teatral de Nueva York en 1991.

Foto:

AFP

09 de junio 2018 , 10:25 p.m.

Hace ocho años, frente a un auditorio lleno de estrellas como Al Pacino, Hugh Jackman y Neil Patrick Harris, el actor de origen colombiano John Leguizamo empezó a contar cómo fueron sus comienzos en el mundo de la actuación. Era la ceremonia de entrega de los Premios Tony, que reconocen las mejores producciones teatrales de Broadway, el gran epicentro del teatro estadounidense, y Leguizamo aprovechó la ocasión para hablar sobre su nuevo espectáculo biográfico-irónico, 'Ghetto Klown'.

“Yo sabía que la actuación estaba en mi sangre, porque solía ver cómo mi mamá pagaba el arriendo”, bromeaba y además reveló que su padre protestó ante esa revelación de la actuación, pues no salió de Colombia hacia Estados Unidos para que su hijo fuera “peor” que él.

Y algo de razón tenía su padre, reconoció Leguizamo, pues en sus primeros trabajos en el cine el actor usualmente encarnaba a narcotraficantes y sicarios. “Le disparé a Pacino, a Harrison Ford, a Bruce Willis. Le voy a disparar a todos los actores de primera línea hasta que tengan que usarme”, decía Leguizamo, ante la risa cómplice del propio Pacino.

Más allá de las bromas, el actor confesó que fue en el teatro donde se halló a sí mismo. Fue en las tablas del Off-Broadway, el circuito alternativo de Nueva York, en donde empezó a forjar una carrera que este domingo lo llevará de regreso a los Tony, donde se le entregará un premio especial en reconocimiento a su trayectoria teatral.

La cuna del teatro de Nueva York le rendirá una venia por su trabajo y por su compromiso con el teatro, “llevando diversas historias y públicos” a Broadway por tres décadas. Leguizamo compartirá honores con leyendas como el músico Bruce Springsteen, la actriz Chita Rivera y el compositor Andrew Lloyd Webber, creador de musicales tan exitosos como Jesucristo Superstar, quienes también recibirán Tony honoríficos.

Pero el reconocimiento no para allí, pues Leguizamo también está nominado en la categoría de mejor obra teatral con su más reciente espectáculo, 'Latin History for Morons'.

La pieza, en la que el artista se pregunta por qué los latinos no gozan del reconocimiento que deberían en el sistema educativo y en los registros históricos estadounidenses, peleará junto a mega producciones como 'Harry Potter and the Cursed Child', que continúa la historia de la famosa saga del niño mago.

Hay varios factores comunes en el trabajo escénico del actor, como su tendencia a examinar sus demonios sobre el escenario, su intención de resaltar los aportes de la comunidad latina en Estados Unidos y también su elección de crear espectáculos unipersonales.

Su ópera prima en el teatro de Nueva York fue 'Mambo Mouth', un fresco compuesto por extravagantes personajes, en el que por ejemplo encarnaba a Agamenon, un libinidoso pero encantador presentador de un programa de variedades latino, y Manny The Fanny, una osada travesti.

La pieza se estrenó en 1990, en el American Place Theater del Off-Broadway, y empezó a activar la marca de Leguizamo en el radar de los expertos de la escena neoyorquina. En su reseña, el diario The New York Times, aseguró que, aunque 'Mambo Mouth' tenía problemas de estructura, en el fondo había un talento con futuro.

Enseñaba cómo hacer un humor que no era tonto ni vacío, sino con ‘huevos’ y que iba hasta el final

“El Sr. Leguizamo es un prometedor escritor con un oído agudamente sincronizado con varias lenguas callejeras”, escribió Stephen Holden.

En una entrevista reciente con EL TIEMPO, el actor aseguró que en aquel momento nadie estaba siendo latino tan sinceramente en los escenarios de Estados Unidos.

“Lo recuerdo como innovador, enseñando cómo hacer un humor que no era tonto ni vacío, sino con ‘huevos’ y que iba hasta el final. Recuerdo las reseñas, ser invitado a los shows matutinos, todo el mundo queriendo comer y compartir tiempo conmigo, Eddie Murphy, John F. Kennedy Junior, Al Pacino, Robert de Niro y Madonna”, recordó.

Luego siguió 'Spic-O-Rama', que seguía la línea de monólogos que criticaban los estereotipos latinos, con un tono de comedia muy personal, y que junto a 'Mambo Mouth' logró llamar la atención del canal de televisión paga HBO, que los filmó para emitirlos en su señal. Con esas dos creaciones, el actor nacido en Bogotá empezó a convertirse en un referente para su comunidad en Estados Unidos.

Lin-Manuel Miranda, el creador de 'Hamilton', el éxito más apabullante del teatro mundial reciente, recordó en una columna especial para Vanity Fair el impacto que significó ver 'Spic-O-Rama', que algún familiar suyo grabó en un casete de VHS.

“'Spic-o-Rama' me impactó (a mí y a una generación de futuros escritores latinos) como un rayo. Como un niño del teatro antiguo, cuyo conocimiento estaba estrictamente limitado a musicales tradicionales, como 'Oklahoma!' y 'Violinista en el tejado', presenciar a un actor latino que escribe y protagoniza su propio espectáculo, deleitándose con las especificidades de nuestra cultura con un ingenio brillante y agudo, y una energía única de hip-hop, explotó cada una de mis nociones de lo que el teatro podría ser”, escribió.

Paralelo a ese trabajo, Leguizamo también fue cimentado su carrera en el cine estadounidense, con algunos desaciertos, como la adaptación del clásico videojuego Mario Bros., y con personajes memorables, como Benny Blanco ‘from The Bronx’, contrincante de Al Pacino de la película 'Carlito’s Way', de Brian de Palma.

Pero la escena siguió siendo ese lugar de libertad creativa. En 1998, por ejemplo, debutó en Broadway con 'Freak', un monólogo que calificó como ‘semi autobiográfico’ y en el que recordaba parte de su historia familiar. La producción volvió a llegar a HBO de la mano del cineasta Spike Lee, famoso por películas como 'Haz lo correcto'.

En esa línea de explorar sus intimidades, Leguizamo subió la apuesta en su siguiente creación, 'Sexaholix... A Love Story', en la que exploraba su vida romántica y también sus obsesiones sexuales.

“Los artistas siempre revelan la condición humana y ese es el arte que a mí siempre me ha inspirado. Por eso yo lo hago así, por eso lo escribo así, es una gran oportunidad cuando uno está en un escenario, uno puede hacer reír a la gente pero también los puede inspirar, puede abrir las puertas al alma de la gente”, explicó Leguizamo sobre esas miradas tan personales de sus obras.

Regreso a Colombia

Pareciera que aquella broma sobre la protesta de su padre y sus papeles iniciales en el cine tuvo un profundo impacto en las elecciones artísticas de Leguizamo. El actor, que se ha convertido en un fuerte activista contra las políticas del presidente de Estados Unidos Donald Trump, desde hace años ha hecho virajes hacia personajes que se alejen de los lugares comunes en los que se clasifica a las minorías.

“Hay roles que rechazo y lo voy a seguir haciendo si son bobos, denigrantes o no ayudan a la imagen del latino. El cine también hace daño porque la gente cree que todo está basado en la realidad”, le dijo a EL TIEMPO en el 2011.

En esa ocasión, Leguizamo anunció la presentación en Colombia de su espectáculo 'Ghetto Klown' (que se tradujo como 'Pelado de barrio'). Era la primera vez que presentaba uno de sus monólogos en su país de nacimiento, en el que además grabó películas como la comedia 'El paseo 2' (2012), producida por Dago García, y 'Perros' (2016), de Harold Trompetero (en el 2008 también participó en 'Paraíso Travel', que rodó gran parte de su metraje en Nueva York).

“Es un estudio casi que freudiano de cómo me volví artista, qué me empujó, quién me ayudó y quién me bloqueó; quiénes son los artistas que son buenas personas y lo ayudan a uno, y quiénes son los envidiosos. Hay bochinche, chismes y éxito, pero también fracaso”, comentó sobre la pieza, que se presentó en Bogotá, Cali y Medellín.

Leguizamo pasó algunos años alejado de los teatros pero regresó con 'Latin History for Morons'. Este montaje, que incluso se grabará para Netflix, nació por otra experiencia personal: al hijo del actor le estaban haciendo matoneo en la escuela por su origen latino.

“Así como me lo hicieron a mí y a muchos chicos latinos en Estados Unidos, con burlas como ‘Todos ustedes son unos ‘freeloaders’ (aprovechados o parásitos)’ y ‘Regresen a su país’. Pero están muy equivocados porque haciendo la investigación para la obra descubrí que los latinos hicieron Estados Unidos. 10.000 latinos, mexicanos, cubanos y puertorriqueños, lucharon en la Revolución americana. Algunos eran generales y, además, hubo mujeres cubanas de Virginia que vendieron sus joyas para alimentar a los patriotas”, le explicó Leguízamo a EL TIEMPO.

El actor creó una especie de clase maestra en la que, con su marcado histrionismo, recorre 3.000 años de historia latina, que por supuesto lanza feroces críticas a Trump.

“Él ha insultado a los mexicanos, traicionado a los ‘dreamers’, abandonado a los ciudadanos americanos en Puerto Rico y no contrató a un solo latino en su gabinete. Es el presidente más vergonzoso e ignorante que Estados Unidos ha tenido, y nos ha hecho despertar y ser asertivos. Así que mi obra llega en un momento en el que nosotros los latinos, casi 70 millones aquí en Estados Unidos, necesitamos inspiración y levantar el espíritu, el espectáculo le da motivación y coraje a muchos para salir y ser activistas y luchar por nosotros y por quienes son vulnerables”, le dijo Leguizamo a este diario.

Y así como 'Hamilton' logró contar la historia de los padres fundadores de Estados Unidos a través del hip-hop, con un elenco de actores afroamericanos y latinos; 'Latin History For Morons' logró atraer no solo al público general sino a estrellas como Pitbull, Rubén Blades, Michael Moore, Spike Lee, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, que le escribieron cartas a Leguizamo sobre por qué es tan importante que la gente vea el espectáculo para entender la experiencia latina.

Es por esos antecedentes que Leguizamo considera que, en Nueva York, el teatro se ha convertido en un poderoso vehículo de expresión.

“Hollywood se ha alejado tanto de la realidad que ya no representa lo que conocemos, es tan ridículo que es imposible relacionarse. La televisión y el streaming son la nueva realidad y la nueva calidad en este país... Además, el teatro no se basa en estudios o datos, sino en traseros en asientos. Si te gusta, pagas 200 dólares por silla. Y estamos probando que el producto latino es como oro en Estados Unidos”, aseguró Leguizamo.

Transmisión de los Tony

La ceremonia de los Tony se podrá ver la noche del domingo en Colombia a través del canal de tv paga Film & Arts, desde las 7 p. m.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
EL TIEMPO
En Twitter:@YhoLoaiza

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.