¿Cómo identificar a un empleado agotado?

¿Cómo identificar a un empleado agotado?

Preste atención a las señales y reaccione a tiempo

fg

Preste atención a las señales y reaccione a tiempo

Foto:

25 de noviembre 2016 , 11:35 a.m.

 El final del año suele traer tareas adicionales: cierres fiscales, arqueos y balances, presiones laborales, campañas adicionales para cumplimientos de KPIS, evaluación de objetivos, planeación del año siguiente. Todas son tareas que se suman a las funciones diarias y que implican el trabajo de horas extra, trasnochadas, incertidumbre por cumplir compromisos, estrés laboral. Esto, sin olvidar que durante el último mes del año brotan por doquier los compromisos personales, las reuniones, las despedidas y las demoras con los ya habituales trancones.

Todas estas condiciones derivan en un real agotamiento físico y mental de los empleados, que se manifiesta de diferentes maneras. En el plano físico suelen aparecer cefaleas, dolores de espalda, problemas gástricos, malestares recurrentes debido a una baja de defensas. En el plano emocional, el agotamiento laboral trae aparejada la falta de creatividad, indecisión, ansiedad, irritación entre pares o con clientes, indiferencia hacia los objetivos.

De esta manera, los empleados acaban trabajando desmotivados, sin reflexionar en sus funciones, desconcentrados. Estos factores potencializan la aparición de errores por descuido. Además, existe un gran riesgo asociado y es que un empleado agotado y desmotivado puede contagiar al resto del equipo y generar un círculo vicioso difícil de remontar. Por ello es importante saber diagnosticar a tiempo y reaccionar en consecuencia.

No se trata solamente de promover un clima laboral distendido y feliz, respetar horarios, generar pausas activas o actividades lúdicas. Si bien el salario emocional, entre otros beneficios, suele ser una motivación extra que potencia un estado positivo, no basta por sí solo para revertir la desmotivación de un empleado.

Para ser un agente de cambio y voltear esta situación, es indispensable contar con conocimiento específico en el tema. Realizar un diagnóstico de la dinámica del equipo de trabajo y contar con las herramientas necesarias para poder actuar estratégicamente no son tareas que puedan dejarse a la intuición.

Gerenciar equipos no es tarea sencilla ni puede confiarse a la intuición. Por ello existen numerosas opciones de cursos y programas de formación de alto nivel sobre salud ocupacional. El tamaño de la empresa y el perfil del profesional determinarán de manera decisiva el tipo de curso a realizar, así como su extensión.

Existen portales en Internet especializados en estudios de posgrado y cursos de educación contínua que puede ayudarle a buscar y seleccionar el programa ideal para cada profesional. En todos los casos, prevención es la palabra clave. Estar prevenidos evita problemas a futuro. Por eso y si aún no lo ha hecho, es hora de analizar cuál será su próximo curso en Salud Ocupacional y arriesgarse por el valor agregado en su hoja de vida.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA