La importancia de la actitud y los pensamientos positivos

La importancia de la actitud y los pensamientos positivos

Mantener una estabilidad mental y afectiva resulta vital para un estilo de vida saludable.

fg

Mantener una estabilidad mental y afectiva resulta vital para un estilo de vida saludable.

Foto:

Archivo Particular

04 de octubre 2016 , 12:00 p.m.

Es bien sabido que la mente está directamente relacionada con la salud, el cuerpo y, por supuesto, con el estado de ánimo, de ahí la importancia de trabajar en este aspecto, para que con pequeños cambios en la manera de pensar y actuar se logre un estilo de vida diferente, más tranquila y agradable.

Así lo evidencia Paola Pachón, psicóloga de la Universidad Piloto, con especialización en gerencia del talento humano de la Pontifica Universidad Javeriana y máster en comunicación organizacional de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien comenta que la parte emocional está intrínsecamente relacionada con una vida saludable.

“Las personas pueden tener buenos hábitos alimenticios y ejercitarse como es mandado, pero si emocionalmente no se encuentran bien se deteriora el cuerpo; por ejemplo, si una persona está mal anímicamente su sistema inmunológico puede bajar y se vuelve más vulnerable a enfermedades virales”, expresa.

La tristeza, el pasado no superado, la baja autoestima, el desamor y el estrés están entre los estados de ánimo más frecuentes y perjudiciales en la actualidad, por esta razón, es importante encontrar la raíz del problema para manejarlo.

Si bien es cierto que no existe un perfil o un instructivo por seguir para ser emocionalmente saludables, ni una receta única para alcanzar la felicidad, hay algunos aspectos que pueden contribuir para tener una mejor calidad de vida, entre estos se encuentran: cerrar ciclos; tener pensamientos positivos; en la mañana hacer un balance del día y fijarse objetivos alcanzables; proyectarse a corto, mediano y largo plazo.

Según Dorly Constanza Acosta, psicóloga egresada de la Universidad Santo Tomás y coach certificada de la ICF, existe un pensamiento ´mágico´ que hace más fácil la existencia y este es la gratitud. “Cuando podemos ver la vida a través de los lentes de la gratitud o mejor aún, cuando hacemos de ella un estilo de vida, podemos experimentar la felicidad, que no está dada porque todo esté bien, sino porque se disfruta con intensidad cada detalle de la existencia”.
Agrega además que existen estudios que demuestran los beneficios de la gratitud, concluyendo que tiene profundos efectos en el bienestar físico y emocional, descubriendo que aquellas personas que hacen de la gratitud un hábito de vida se sienten más saludables, más optimistas y más felices con sus vidas.

Control en los momentos difíciles

No existe un instructivo para manejar las distintas adversidades que se presentan en la vida, pero es importante saber que hay algunos aspectos que se pueden tener en cuenta para controlar estos momentos sin afectar la estabilidad mental.

“Tener inteligencia emocional para la resolución de problemas se resumen en pensar antes de actuar y en hacer un análisis de la situación para responder ante esta; la clave está en no dejarse llevar por el momento, por el contrario, se debe dar un espacio a la mente para asumirlo y de esta manera saber cómo actuar”, expresa Pachón.

Por otro lado, Acosta comenta que el manejo correcto de las emociones en situaciones difíciles se basa en la autoconciencia y el autocontrol, “en la medida en que aprendamos a tener autoconciencia de las causas que desencadenan las emociones perturbadoras iremos camino al autocontrol, ya que al resignificar una situación, es decir, al verla desde otro punto de vista, podemos modificarla y canalizar dicha energía para buscar alternativas de solución”.

Manejo del estrés

El estrés está catalogado como la enfermedad del siglo, pues el día a día y la complejidad de los diferentes aspectos de la vida, han originado que sin importar la edad, el sexo, el nivel socioeconómico, ni las creencias, este tome el control sobre la vida de un gran número de personas.

Son muchas las causas que hacen que cerca del 40 por ciento de los colombianos padezcan de este mal, del cual no existe cura, y lo que es más preocupante aún, una patología de la que en muchos casos no existe conciencia de que está presente en la cotidianidad de las personas.

Frente a este tema Acosta comenta que lo más importante es hacer una mirada hacia el interior de cada persona, para analizar de manera objetiva las razones que pueden estar ocasionando el estrés y así poder manejarlo.

“Ser un observador de nosotros mismos, de los comportamientos que adoptamos cuando las emociones se disparan, porque estas últimas son las que dictan nuestro modo de reaccionar ante las circunstancias y donde es muy importante tener claro que las mismas están condicionadas por aprendizajes tempranos como el rechazo, el fracaso, la humillación, el abandono, por nombrar algunos, que nos han mantenido esclavos al traerlos una y otra vez al presente, cerrándonos posibilidades de avanzar y creándonos estrés”.

Una vez detectado el factor que produce esta enfermedad, ya sea intralaboral, por exceso de trabajo, presión o problemas en el trabajo; o extralaboral, se debe trabajar en él para reducirlo. Cada situación tiene un manejo diferente y depende de la necesidad que tenga cada persona.

Hábitos recomendados

Cabe destacar que existen algunas conductas que permitan llevar una vida más saludable, como dormir bien, no fumar, escuchar música, nadar, ir a cine, salir a comer, hablar con amigos, entre otras acciones basadas en los gustos de cada persona.

La alimentación y el ejercicio también desempeñan un papel fundamental; comer saludablemente, sin excesos y evitando algunos alimentos que resultan perjudiciales para cada caso, permite mejorar aspectos físicos y emocionales.
Realizar actividad física mínimo tres veces por semana, contribuye a mejorar el estilo de vida, ya que permite reducir la ansiedad, mejora el estado de ánimo, trata y previene la depresión. De manera que resulta de gran ayuda en el funcionamiento del sistema nervioso y en todos los procesos emocionales.

A manera de conclusión, las expertas concluyeron que la mejor forma de tener una mente saludable es manteniendo a diario pensamiento positivos, viviendo un día a la vez, disfrutando las pequeñas cosas y agradeciendo a la vida, el entorno y a las personas por lo bueno que les permite ser felices y por lo malo que les permite aprender y crecer.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA