Cinco cosas que debe saber sobre los seguros educativos

Cinco cosas que debe saber sobre los seguros educativos

Estos son datos clave de los que probablemente no esté enterado en materia de seguros.

fg

Estos son datos clave de los que probablemente no esté enterado en materia de seguros.

Foto:

123RF

25 de enero 2017 , 11:50 a.m.

Los seguros educativos llegaron al país aproximadamente hace 16 años y tienen algunos datos y beneficios que la gente desconoce y que están diseñados para cubrir las necesidades de las familias interesadas en invertir en la educación de sus hijos o familiares.

Estos productos ayudan a que carreras como Arquitectura, que en la universidad más cara del país tiene un costo de $15.402.000 pesos por semestre, puedan llegar a ser solventados de manera anticipada y sin tener que adquirir deudas con ningún tipo de entidad financiera.

Una alternativa de ahorro

Los seguros destinados a cubrir los costos educativos del colegio o la universidad, permiten a los padres ahorrar y no realizar pagos a último momento que representen un desequilibrio financiero para la familia. Esto quiere decir que se podrá llegar en el momento preciso con un capital que cubra total o parcialmente una matrícula estudiantil para colegio o universidad.

Estos ahorros también se pueden complementar con planes que incluyen coberturas de vida, accidentes personales y enfermedades de distintos tipos para rentabilizar mucho más la inversión.

Maneje su tiempo y elija sus cuotas

El tiempo lo es todo cuando se toma la decisión de adquirir un seguro educativo, pues si se realiza con anticipación, es mucho más factible y cómodo para la familia planear adecuadamente sus finanzas actuales y futuras.

Varias de las compañías que los ofrecen tienen un tiempo mínimo para comenzar el ahorro, que puede ser, dependiendo del caso, de los tres a los cinco años antes de que se comience el desembolso del dinero.

Además, cada familia pueda elegir la cantidad de dinero mensual que quiere ahorrar para la educación de sus hijos. Esta una gran ventaja de los seguros educativos ya que permite que las cuotas se ajusten a la capacidad de cada solicitante y que sean además cómodas para la economía familiar.

Las cifras de cada empresa varían, pero pueden ir desde los 150 mil pesos mensuales hasta el valor que la familia desee ahorrar, pero se debe tener en cuenta que entre más alta la cuota, se obtendrá una suma mayor en el plazo pactado. Sin embargo, así no se logre recoger el total de la matrícula en el momento en que el hijo comience sus estudios, sí se obtendrá una suma que ayudará a pagar su educación.

Aplica para estudios en el extranjero

Muchos seguros educativos en el país cubren total o parcialmente el valor de los estudios realizados fuera del país, lo que amplía hoy en día el espectro de opciones para un joven que quiera, por ejemplo, estudiar medicina en lugares como Europa o Estados Unidos. Es importante aclarar que los beneficiarios podrán realizar tanto estudios de pregrado como de posgrado en las instituciones educativas que sean de su predilección y de igual manera contará con los beneficios de la póliza de seguros por la que se opte.

Cambio de carrera o cursar varios programas

Gracias a las pólizas que ofrecen los seguros educativos, se puede solventar esta opción pues es normal que los jóvenes estén indecisos frente a su futuro profesional, por lo que las opciones que eligen al principio pueden variar a lo largo de sus estudios; pero esto no debe convertirse en un problema o angustia para los padres pues tanto hijos como familiares beneficiados, podrán cambiar de carrera universitaria e inclusive de institución académica.

Por otro lado, hay estudiantes que deciden estudiar varios programas académicos a la vez, opción que también es viable con las pólizas de seguros que pagan estos programas agotando los valores máximos semestrales de la renta educativa universitaria de acuerdo con lo pactado con la compañía de seguros elegida.

Cambio de beneficiarios

Esta es una opción de valor, puesto que en caso de que se quiera poner a otra persona, que no necesariamente sea un hijo en el lugar de beneficiario, las aseguradoras dan la opción de cambiarlo. Por ejemplo, si se tiene inscrita una hija como beneficiaria, pero ella logra un nivel académico alto y obtiene una beca, entonces se podrá asegurar la educación del segundo hijo o también apoyar la educación de sobrinos, ahijados, o incluso el cónyugue.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA