Tras ver un infierno, Salamina mira con esperanza la Semana Santa

Tras ver un infierno, Salamina mira con esperanza la Semana Santa

El municipio caldense espera que el turismo lo ayude a reponerse luego del incendio del jueves.

Incendio en Salamina

El viernes en la mañana, bomberos todavía enfriaban los restos de una cuadra de la Calle Real de Salamina, Caldas, consumida por el fuego la noche anterior.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

08 de abril 2017 , 12:09 p.m.

Hasta la cédula se le quemó a María Henao en el incendio que consumió cinco viviendas habitadas, una deshabitada, 20 locales comerciales y una bodega en Salamina (Caldas) durante la noche del jueves.

Los bajos en los que ella vivía como inquilina quedaron en cenizas, igual que todas sus pertenencias. Igual destino sufrieron los negocios de José Dubiel Agudelo, su esposa y su hija. El almacén de calzado, el salón de belleza y la oficina de la joven contadora suman, según el padre, más de 180 millones de pesos en pérdidas.

Como la mayoría de los damnificados, los Agudelo no tenían un seguro que los pudiera amparar en caso de un siniestro como el que se presentó esta semana.

“Es que uno qué se va a esperar una cosa de estas tan horrible”, explicaba entre lágrimas Ana Rosa Osorio, que llegó a la madrugada desde Chinchiná para apoyar a su hermana Isabel, dueña de un almacén de artículos para el hogar con el que se sostenía ella sola hace tres décadas.

En la mañana del viernes, con el humo todavía visible en el ambiente, los bomberos enfriaban los restos de la cuadra entera de la Calle Real que fue consumida por el fuego. También fueron demolidas las fachadas que se mantenían en pie pero amenazaban con caerse.

Incendio en Salamina

En total, fueron 152 bomberos de 11 municipios caldenses los que acudieron a enfrentar la emergencia en la noche del jueves.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

Incendio en Salamina

El Cuerpo Oficial de Bomberos de Salamina está compuesto por 22 hombres, que seguían trabajando en el enfriamiento de los escombros hasta el viernes.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

Incendio en Salamina

Uno de los pocos negocios afectados que tenía seguro era el que vendía motocicletas que, como esta, quedaron reducidas a chatarra.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

Incendio en Salamina

Las fachadas que quedaron en pie, como esta, tuvieron que ser demolidas para prevenir el riesgo de que se desplomaran luego.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

Incendio en Salamina

Las edificaciones afectadas eran patrimoniales por su arquitectura tradicional cafetera y su construcción en bahareque. El fuego se expandió con facilidad por este material, común en la región.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

El pequeño infierno de la noche previa se formó, al parecer, cuando las chispas de un corto circuito se encontraron con una pipeta de gas que explotó y el fuego se expandió con la facilidad que le permitió el tradicional bahareque de las construcciones cafeteras.

Es que las llamas no solo consumieron techos, bienes y medios de sustento de los afectados, sino también un patrimonio de la Nación y de la humanidad, porque Salamina pertenece al Paisaje Cultural Cafetero declarado por la Unesco.

Fueron el civismo de los salamineños, la rápida acción de 152 bomberos de 11 municipios y la ayuda de la empresa de acueducto Empocaldas, que aumentó la presión del agua en los hidrantes, los factores que evitaron una tragedia mayor. Así lo reconocieron las autoridades de gestión del riesgo a nivel local y departamental.

Con la mirada puesta ya en el futuro, el gobernador encargado de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, destacó que “Salamina está 99 por ciento intacta y lista para revivir su vida de turismo, pero vamos a hacer todo para recuperar a los afectados en ese sitio de la ciudad”.

Salamina está 99 por ciento intacta y lista para revivir su vida de turismo.

El mandatario departamental declaró que espera que el turismo religioso habitual de Semana Santa, atraído por la basílica del municipio, sea esta vez un factor para la recuperación del pueblo.

Entre tanto, las personas que perdieron sus viviendas o los negocios de los que vivían en la emergencia se beneficiarán de las ayudas humanitarias que habían sido recolectadas esta semana en el norte de Caldas y que, en principio, estaban destinadas a los damnificados por la avalancha de hace ocho días en Mocoa (Putumayo).

Además, este sábado llegó de una delegación de los ministerios de Cultura y Comercio, Industria y Turismo. “Vienen para empezar a armar los proyectos y los estudios para conseguir los recursos para la reconstrucción de esa zona”, dijo el alcalde de Salamina, Luis Germán Noreña.

María Leonisa Ortiz, del MinCIT, anunció que el Gobierno nacional ampliará la línea de crédito blando diseñada por Bancoldex para la tragedia de Mocoa, de modo que también pueda beneficiar a los damnificados del incendio en Salamina.

SALAMINA (CALDAS)

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA