La Virgen de Chiquinquirá regresó a su casa

La Virgen de Chiquinquirá regresó a su casa

Feligreses acompañaron llegada del cuadro, luego de que fuera trasladado para la visita del Papa. 

Virgen de Chiquinquirá

Fueron 20 cuadras abarrotadas por la multitud y en las que cientos de feligreses acompañaron el recorrido desde el estadio hasta la plaza de la Libertad, donde está ubicada la basílica.

Foto:

Luis Lizarazo García / EL TIEMPO

10 de septiembre 2017 , 01:11 p.m.

Desde las 5:00 a. m. de este domingo, comenzó el movimiento de feligreses en las inmediaciones del estadio Primero de Septiembre, a 20 cuadras de la basílica de Chiquinquirá.

Y es que el 10 de septiembre del 2017, no será recordado por los chiquinquireños como un día cualquiera, sino como la fecha en la que miles de creyentes recibieron el cuadro de Nuestra Señora del Rosario (1,25 por 1,19 metros), luego de su permanencia durante 10 días en la catedral primada de Colombia, con motivo de la visita del papa Francisco al país.

Aunque la comunidad dominica, que tiene bajo su custodia la imagen de la llamada ‘reina y patrona Espiritual de Colombia’, tenía previsto el arribo al estadio a las 8:00 a. m., se presentó un retraso de una hora, debido al cierre del espacio aéreo en Bogotá, por la salida del santo padre hacia Cartagena.

Pero esa espera no fue en vano, ya que dicha situación permitió que Francisco, en un momento que no estaba planeado, aprovechara para despedirse de la Virgen de Chiquinquirá en el aeropuerto, que por petición suya había dejado su trono para ser llevada a Bogotá.

El reloj marcaba las 8:53 a. m., cuando el sonido del helicóptero que traía el cuadro se comenzó a escuchar a lo lejos y a medida que se iba acercando, se confundía con el multitudinario aplauso de los miles de devotos que se agolpaban dentro y fuera del estadio (la mayoría no alcanzó a ingresar).

A las 9:00 a. m., el helicóptero aterrizó en un extremo de la cancha del escenario y de inmediato se dio inicio al operativo de descenso y traslado de la caja de madera que fue elaborada con unas características especiales por parte de la empresa boyacense Servientrega, para el traslado de ida y regreso del lienzo sagrado que fuera pintado por el español Alonso de Narváez en 1562 y que según la historia se renovara el 26 de septiembre de 1586, en lo que se considera ‘el milagro de la renovación’ y que dio origen a la romería de católicos y atribución de milagros a la imagen.

Posteriormente, la caja que se convirtió para Servientrega en el envío más importante en sus 35 años de historia, según aseguró la misma propietaria de la empresa, Luz Mary Guerrero, fue llevada a una especie de camerino en el que se abrió y se sacó el cuadro, que fue cargado por 32 hombres que hacen parte de una comunidad de cargueros al servicio de la Virgen en la basílica de Chiquinquirá.

Fueron 20 cuadras abarrotadas por la multitud y en las que cientos de feligreses acompañaron el recorrido desde el estadio hasta la plaza de la Libertad, donde está ubicada la basílica y a donde arribaron en medio del repique de las campanas, la pólvora, los aplausos y vivas de la muchedumbre, por una calle de honor hecha por uniformados de la Policía, el Ejército y organismos de Socorro, que protegían a los cargueros y religiosos que encabezaban el ritual.

Terminada la misa campal, que estaría precedida por obispos y el prior de la comunidad de los dominicos, las puertas de la basílica se abrirían para dar paso al ritual de entronización de la imagen en el camarín de la nave central, de donde fue bajado en la madrugada del pasado viernes 1.° de septiembre, para luego hacer un recorrido similar al de esta mañana, pero ese día rumbo al estadio de donde fue llevada al aeropuerto de Catam y de allí a la catedral primada para el encuentro con el máximo jerarca de la iglesia que finalmente se produjo el pasado jueves, cerca del mediodía.

De esta manera se cumplió la décima salida autorizada de la imagen, aunque en total han sido 11 si se tiene en cuenta que el 20 de diciembre de 1816 el general francés Manuel Roergas Serviez, había arrancado violentamente con su sable el lienzo y se lo llevó en una caja, hasta ser recuperado por el Ejército español días después en la entrada a San Martín (Meta).

HARVEY YECID MEDINA ALFONSO
Enviado especial de EL TIEMPO
Chiquinquirá

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA