La lucha diaria de los venezolanos por sobrevivir en Bucaramanga

La lucha diaria de los venezolanos por sobrevivir en Bucaramanga

Extranjeros intercambian sus billetes devaluados por moneda colombiana que vale más.

Venezolanos en Colombia

Venezolanos que han llegado a Bucaramanga cambian billetes venezolanos de diferentes denominaciones por cualquier peso colombiano que le quieran dar.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

05 de junio 2018 , 12:00 p.m.

Desde hace tres días, María Requena, Eric Hernández y William Pacheco salieron de Venezuela hacia Colombia cargados de sueños y anhelos de tener las oportunidades que su país ya no les brinda. En sus bolsos también trajeron millones de bolívares (moneda venezolana) con el propósito de venderlos, porque cualquier peso colombiano, así sea de la más baja denominación, vale mucho más que un bolívar.

Ellos, todos profesionales, salieron de su ciudad natal, Valencia, municipio de Naguanagua, en el Estado Carabobo, hacia Bucaramanga. Hicieron una fila de casi 13 horas para que la Guardia Venezolana les sellara su pasaporte de salida y seguir su ruta hacia Perú, su destino final. 

A diferencia de otros de sus compatriotas que venden dulces o limpian parabrisas en los semáforos, ellos empezaron a recorrer las calles de la ciudad vendiendo billetes de 1.000, 100, 50 y 20 bolívares porque en su país ese dinero no les alcanza para nada. 

Según expertos, la inflación en Venezuela alcanzó los primeros cuatro meses del 2018 del 897,2 por ciento. Así las cosas, un bolívar cuesta 0,035 pesos. 

William señaló que la situación ha llegado a tal punto en su país que para comprar una libra de harina hay que hacer filas de cuatro horas y si no la quiere hacer debe pagar un millón de bolívares. “Si alguien compra un pan hay que llevarlo escondido porque las personas en la calle te asedian y hasta te pueden golpear por quitarte el pan”, subrayó William.

Si alguien compra un pan hay que llevarlo escondido porque las personas en la calle te asedian

Eric señaló que con 20.000 pesos se puede comprar un pollo en Venezuela, por eso cualquier ayuda de los colombianos es “muy buena, porque les ayudamos a nuestras familias y juntamos para el viaje hasta Perú, donde nos espera una sobrina que tiene una venta de comidas rápidas”, apuntó Eric.

Los tres se están quedando en un hotel en el centro de la ciudad, donde les cobran 8.000 pesos por la noche y tienen que rebuscarse el día a día con la venta de los billetes. Hasta ahora, dicen, los colombianos los han tratado bien aunque a veces la venta de los bolívares depende del estado de ánimo del comprador.

Como estos tres venezolanos, se estima que en Bucaramanga hay unos 12.000 y la cifra aumenta cada día. La Alcaldía de la ciudad dispuso de un punto de censo para adoptar políticas públicas que los ayuden, pero a la fecha van unos 3.000 inscritos.

Esta es la última semana de censo, por lo que las autoridades hicieron un llamado a los venezolanos a acercarse al intercambiador de la carrera 15 y hacer el proceso.

BUCARAMANGA 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.